Del 30/7 al 5/8

El cuadernazo 2019 (I y II)

El cuadernazo busca decidir el resultado electoral de 2019: aniquilando a Cristina Fernández de Kirchner y su fuerza política, sí, pero también maniatando al otro peronismo, el bueno, el de Pichetto, Massa, Urtubey y otros. Los columnistas del macrismo expresan este objetivo, lo escriben como posibilidad o, más sinceramente, como reclamo.
Entre las decenas y decenas de títulos, notas, relatos y “análisis” que estallaron a partir del miércoles en los medios que responden al poder que tiene al gobierno macrista como una de sus piezas casi no hay matices, no hay disidencias sobre esta maniobra. Solo algún caso muy aislado.
Por supuesto, todos teclean para darle verosimilitud a los supuestos cuadernos que La Nación supuestamente tuvo en su poder, aunque no los tiene y no están, fueron quemados. Pero no importa, escriben todos alineados: tenemos suficiente para condenar, quitarle fueros a Cristina, allanarla, para ponerla presa, como está Lula en este año electoral en Brasil.
El objetivo es todo el peronismo, cuya suerte está atada a que rompa con el kirchnerismo: el objetivo central de esta operación es eliminar cualquier perspectiva de acuerdo, unidad de acción o electoral. Si no lo hacen, dicen “analistas” de Clarín, La Nación, Infobae, Perfil, correrán su suerte.
Lo obvio: el lavado de dinero de Cambiemos, usurpación de identidades en la estructura que maneja Vidal, crisis económica, fuga de divisas, tarifazos, docentes muertos en Moreno, más desempleo, pobreza e indigencia, la muerte de Santiago Maldonado, no están en ningún título importante de Clarín, La Nación, Infobae, Perfil y demás acompañantes.
No hay mucho que interpretar, porque estos medios y sus escribas trabajan en un único discurso, misma información, mismas fotos, mismos títulos, mismos nombres, mismas fuentes. Kirschbaum, Van der Kooy, González, Bonelli, Roa, Wiñazki, Lanata, Salinas, Fioriti, Santoro y otros nombres, de tercera o de cuarta. Igualito en La Nación: Morales Solá, Pagni, Gabot, Olivera, Majul, Alconada Mon, Fernández Díaz, Sirven y otros, también de tercera o de cuarta.
Todos sentencian que los cuadernos existieron. ¿No están y nadie jamás los verá? No tiene importancia. Ninguno recuerda el prontuario de Bonadío, por supuesto. Ninguno se pregunta por qué un chofer fue invitado a ser testigo de una maquinaria capaz de absorber cientos y cientos de millones por años y años, pero no supo tomar precauciones.
¿Verosimilitud? ¡Por supuesto! Si el chofer que tenía tiempo para contar y hasta para pesar bolsos, llegó sin que nadie se preocupara a la intimidad de dos presidentes. ¿Una prueba? ¡Él la vio a Cristina en pijama!
En fin. Lo importante es el peso de un discurso repetido ya decenas de veces en un puñado de días y que va a condicionar las decisiones políticas de muchos actores.
“Por qué Cristina debería estar presa”. El peronismo “debería reflexionar si le conviene” respetar sus fueros (Morales Solá en La Nación hoy).
Los peronistas deben autorizar los allanamientos a Cristina para “no quedar pegados” (Kirschbaum en Clarín hoy).
El cuadernazo “dinamita los puentes” entre “el peronismo y el kirchnerismo” (Fioriti en Clarín hoy).
“Cristina no es Lula, pero está cercada”, obligada a replantear su “relanzamiento”, y todos los que están cerca, como Magario y Solá, jodidos. (Van der Kooy en Clarín hoy).
“La causa ya no necesita de los cuadernos originales para avanzar” (Wiñazki en Clarín, sábado).
Aunque los cuadernos no existan, la confesión es suficiente, “alcanza para condenar” (Roa, en Clarín, sábado).
La causa es un “espejo” de Lava Jato, en Brasil. Pichetto se puede beneficiar ayudando a aniquilar a Cristina. “A lo mejor” el peronismo ahora revisa “la teoría de los fueros” (Pagni, La Nación, viernes).
Lo importante es el “arrepentido”, “más allá de los cuadernos” (Gabot, La Nación, viernes).
¿Por qué el chofer hizo las supuestas anotaciones en los supuestos cuadernos? No es lo importante (Kirchsbaum, viernes, Clarín).
Esto va a seguir creciendo. El cuadernazo es festejado por Urtubey y Massa (Roa, Clarín, el jueves).
Y una amenaza: puede haber otros cuadernazos, dice Morales Solá. Este se refiere a la obra pública en la energía. Puede venir otro, en el área de transporte. Otra columnista, en el mismo diario, el mismo día, escribe lo mismo.
Es decir, la agenda electoral 2019 ya está preparada.

El Cuadernazo 2019 (II)

La credibilidad de los supuestos cuadernos que ya no están es la sentencia unánime de artículos de Clarín, La Nación, Infobae, Perfil y otros, casi todos con firma.
Luego de este eje del que nadie se aparta, varios “periodistas” oscilan entre el ridículo, el odio y la perversión para engrandecer la maniobra o por mera excentricidad personal.
Algunos de varios ejemplos:
– SI NO LO CREES, SOS CORRUPTO O IMBÉCIL. Los que dudan de la maniobra son todos corruptos, comprados por los K, o son idiotas o ignorantes. Fernández Díaz en La Nación.
– QUEREMOS LA FOTO DE CRISTINA CON UN BOLSO: Los votantes de Cristina ni siquiera cambiarían si la vieran en una foto con bolsos. Fioriti en Clarín.
– NO SON VOTANTES, SON FELIGRESES: Cristina no perderá popularidad porque quienes se identifican con ella expresan “fe religiosa”. Van der Kooy en Clarín.
– CRISTINA “NO TIENE SEGUIDORES, TIENE FANÁTICOS”. Fioriti en Clarín.
– LA GRAN NOVEDAD QUE ERA VIEJA: La gran noticia del domingo en La Nación, firmada por Alconada Mon y Gabot, es que Cristina ordenó seguir con el supuesto sistema de recaudación en 2013. Está en la tapa. Pero esta “novedad” es citada por Van der Kooy en la nota que escribe los viernes, para que sea supervisada por el alto mando. Es decir, conocía la “novedad” con 48 horas de anticipación.
– EL CAPITALISMO MUNDIAL TIEMBLA POR LOS “CUADERNOS”: Wall Street, epicentro mundial del capitalismo, está “en alerta por los cuadernos”. Infobae el domingo.
– FUGAR MILLONES NO ES NADA COMPARADO CON ESTO: El caso tiene “una contundencia superior a cualquier transferencia multimillonaria a una cuenta suiza”. Pagni, el jueves en La Nación.
– SI NO TE DECLARÁS CULPABLE, SOS CULPABLE: Hay empresarios que no declaran, no “confiesan”, pero “el silencio es también una forma de asentir”. Morales Solá en La Nación.
– POR FAVOR, EL NOBEL DE LITERATURA PARA CENTENO: el “escritor” de los supuestos cuadernos, “acostumbrado a escribir todos los días un informe de novedades, que es la rutina de los militares. Sus cuadernos están escritos con buena ortografía y sin errores de puntuación”. Morales Solá en La Nación.
– CENTENO Y ANA FRANK. Nada de esto alcanza, sin embargo, el nivel de perversión de Lanata. Define a Centeno: “esa especie de Ana Frank del volante”. Difícil de imaginar un insulto mayor a la historia. Difícil imaginar una banalización tan atroz. Difícil creer que se pueda elaborar un insulto de tamaña magnitud a millones de víctimas del Holocausto.

Semana a semana el periodista y escritor Hugo Muleiro repasa con detenimiento las columnas de opinión y análisis de los principales medios gráficos de mayor alcance nacional en tanto hegemónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *