domingo, julio 21, 2024
Cuentas clarasOpinión

Hay que modificar la estructura productiva para sacarse la soga del cuello

Por Mirta Botzman.

Mientras Lula vuelve a poner a Brasil entre las grandes potencias del mundo, nuestro país está cada vez más con la soga apretada al cuello y quien tira de esa soga es Estados Unidos además de los vernáculos sectores concentrados. En su reciente viaje a China y en ocasión de asistir en Shangai a la asunción de Dilma Rousseff como presidenta del Banco de Desarrollo creado por los BRICS, el presidente Lula dijo y voy a repetir una frase que fue profusamente divulgada en nuestro país,“Ningún gobernante puede gobernar con un cuchillo en la garganta”, mencionando explícitamente a nuestro país.

Mirta Botzman en La 99.3 el 20 de abril de 2023

A partir de la soga o cuchillo al cuello que nos dejó Macri con el FMI, el ministro de economía de nuestro país debe rendir examen cada tres meses para lograr que Estados Unidos no hinque el cuchillo o tire aún más de la soga. Ahora que falta poco para las elecciones presidenciales en Argentina los viajes hacia Estados Unidos siguen siendo muy frecuentes pero ahora, en particular después del viaje de Alberto Fernández para ver a Biden en Washington,  también tenemos una profusión de viajeros ligados al gobierno norteamericano que llegan al país. Estuvo de visita no oficial el agente nuclear Christopher Hanson, titular de la comisión reguladora de EEUU para ver, conocer y opinar sobre Atucha I y II, el Centro Atómico Bariloche y el centro de desarrollo del Carem. Una visita en el marco de las presiones de su país contra la construcción de la cuarta central nuclear en Argentina la Atucha III,  que dispone de financiamiento y tecnología China.

Hasta ahora los intentos del lobby estadounidense buscando descalificar el aporte chino al desarrollo nuclear argentino han chocado, con la sólida argumentación de los expertos profesionales que Argentina tiene en la materia, para que el país pueda tener su propia evaluación sobre la conveniencia en el uso de la tecnología asiática. Sin embargo, no faltan los cipayos locales que pretenden bloquear los acuerdos de cooperación con China, tanto dentro como fuera del gobierno. 

El CAREM, que Hanson pidió especialmente conocer es el primer reactor nuclear de potencia, íntegramente diseñado y construido en la Argentina que, por cierto, perfila al país como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores modulares de baja y media potencia.  Esta clase de reactores tienen una gran proyección para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o de polos fabriles e industriales con alto consumo de energía, incluyendo la capacidad de alimentar plantas de desalinización de agua de mar.

No es un tema menor que Hanson haya querido conocer el Carem, pues en su proyección, compite con un prototipo de similares características que tiene en desarrollo Estados Unidos, lo cual lo convertiría en competidor directo. Como la visita de este personaje fue “no oficial”, no fue recibido por ningún funcionario importante del área del gobierno argentino y entonces se dio una situación absurda y patética al ser recibido por el embajador norteamericanoMarc Stanley, que con una bandera argentina detrás y cual fuera realmente un funcionario argentino dijo «Es un gusto dar la bienvenida al presidente de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, Christopher Hanson. Estados Unidos y Argentina comparten una larga historia de cooperación nuclear y son socios en el uso pacífico de la energía nuclear». Hay que aclarar que la visita de Hanson, quien llegó acompañado por otros cuatro miembros de la comisión de regulación nuclear, no está inscripta en ningún convenio bilateral de cooperación o colaboración en materia nuclear, sino que expresa la decisión unilateral del gobierno de Estados Unidos de enviar sus agentes en la materia para tomar contacto y presionar a sus pares argentinos.

Llegó también la número dos del Departamento de Estado, Wendy Sherman y como si fuéramos pocos también está en el paíspor segunda vez la jefa del comando sur de las Fuerzas Armadas norteamericanas, Laura Richardson, que se supone volvió al país para presionar sobre el tema del 5G que tanto los obsesiona y preocupa. Esta generala es la que mencionó los recursos naturales de nuestra región en el posesivo en primera persona que los convirtió automáticamente en recursos norteamericanos.

La segunda del Departamento de Estado se reunió en el país con el canciller Cafiero, el ministro de economía Sergio Massa con la secretaria de Energía, Flavia Royón, y su par de Minería, Fernanda Ávila. La funcionaria enviada de Biden recorrió la capital de nuestro país con el discurso de “defender la democracia” que en su visión se ve amenazada por el avance Chino en el país. Notable la súbita preocupación norteamericana por la calidad de nuestra democracia.

Dos de las áreas más importantes que tocó la enviada del presidente estadounidense fueron las de cooperación en materia nuclear y militar, en línea con los programas que unen a Argentina y Chinay que ponen en jaque la influencia de Washington en el Atlántico Sur. Claramente se oponen a la construcción de la central Atucha III y en sus distintos discursosWendy Shermanhabló sobre la cooperación en materia nuclear entre Argentina y la República Popular China. En ese sentido destacó que si bien Argentina «comprende bien la energía nuclear» respecto a la fabricación de reactores el país debería «ser cauto» a la hora de acordar Beijing. «No les pedimos que elijan entre nosotros y China, aunque creo que nosotros tenemos productos superiores para ofrecer. Pero lo que sí decimos es que tienen que ser cautos, entender qué es lo que están comprando», puntualizó. Entre los motivos destacó la fuerza laboral en relación al personal chino para la producción de esos insumos y los términos de financiación de los proyectos, como si ellos ofrecieran alternativas mejores. «La seguridad y la soberanía argentina ¿se verán protegidas?», se preguntó olvidándose por completo de la larga historia de violación y ataque a nuestra soberanía por parte de Estados Unidos.

En relación al tema militar, el entredicho, entre otras cosas, es por la posible compra de aviones caza chinos JF-17 Thunder negociada por el ministro Jorge Taiana para reforzar la Defensa del país y recuperar algo del rol que supo tener a nivel regional.Los norteamericanosquieren que compremos unos aviones usados descartados por Dinamarca a cambio de los nuevos y más baratos de los chinos. Siempre defendiéndonos. A esto se suma la trabada negociación por la compra de entre 12 y 18 aviones de caza F-18 Hornet y F-16 para reemplazar a los obsoletos Mirage de la Fuerza Aérea. «Hayconversaciones en cursosobre aviones quecreo que están yendo en un rumbo positivopero no está totalmente resuelto», afirmó la vicejefa de la diplomacia estadounidense.

En realidad, en los últimos años las negociaciones se demoraron en línea con el veto británico que impide a Argentina adquirir equipamiento militar que contenga componentes del Reino Unido, una medida que sostienen los británicos desde la guerra de Malvinas y que»condiciona la soberanía argentina» de acuerdo a los funcionarios de nuestro país.

La funcionaria del Depto de Estado norteamericano no se privó de nada en nuestro país, dio una conferencia pública en la facultad de Ciencias Económicas de la UBA donde además de incluir obviamente como todos los funcionarios de su país temas como los referidos a alimentos, energía, litio, agua dulce y la competencia de su país con China, nos aclaró que como método para salir adelante los argentinos deben prepararse para sufrir. Curioso discurso para una funcionaria política en año electoral en una charla pública, no en una privada. También opinó que «la democracia no se puede sostener simplemente porque se realizan marchas, o porque se eligen nuevos líderes o porque se realizan elecciones». A su juicio, la calidad de la democracia se mide por el dolor que esté dispuesta a infligir a su pueblo. En realidad creo que además de ofendernos el canciller Cafiero debería indicarle a la funcionaria que no debe entrometerse ni opinar sobre otro país que pretende ser soberano y estando de visita.

Se supone que además de cuestionar duramente nuestra decisión soberana a negociar con China sobre cualquier área de interés para nuestro país, Wendy Sherman vino a cumplir la orden de Biden de ayudar en la negociación con el FMI, o sea con ellos mismos. Se supone que hizo esta tarea, veremos en poco tiempo cuanto y de que profundidad es la ayuda brindada por el gobierno norteamericano para competir con todo el financiamiento provisto por los chinos.

Por ahora y en principio el FMI habilitó, tomando en consideración la magnitud de la sequía, renegociar no sólo el superávit de dólares en el Banco Central que ya había acordado sino tambiénla de fijar nuevas metas y desembolsos al Acuerdo de Facilidades Extendidas vigente que obviamente tal como están fijadas es de imposible cumplimiento.El ministro Massa pretende también modificar el cronograma de desembolsos del FMI, que este año tiene un flujo negativo para la Argentina en más de 2.000 millones de dólares

El gobierno argentino debería en este momento agudizar las habilidades diplomáticas para aprovechar en la mayor medida la presencia de Lula en Brasil y en el contexto internacional, la presidencia de Petro en Colombia, de AMLO en México y especialmente la crisis sistémica del capitalismo global monopólico que pone en cuestión la hegemonía norteamericana y que da lugar a un mundo cada vez más inestable, conflictivo y peligroso que, paradójicamente, abre la posibilidad de una mayor autonomía económica y financiera de las naciones. Cada vez son más y más importantes los países que  comercian por afuera del dólar.

Las sanciones económicas impuestas contra Rusia han operado como un boomerang: afectan especialmente a la economía de los principales aliados norteamericanos y contribuyen a desatar las alianzas políticas que por mucho tiempo permitieron a los Estados Unidos controlar los precios de la energía. Al mismo tiempo, estas sanciones fortalecen la alianza estratégica entre Rusia y China. Actualmente, ambos países lideran una mediación de los conflictos en Medio Oriente y en las regiones productoras de energía, que ya empieza a dar sus frutos con la reconciliación entre Arabia Saudita, Irán y Siria, luego de años de violenta hostilidad azuzada por los Estados Unidos.

Hace no mucho, Malasia se ha sumado a los 18 países que ya comercian con la India en sus monedas, y esta última ofrece ahora su moneda como alternativa para comerciar a aquellos países endeudados en dólares que tienen dificultad en obtenerlos y sus monedas son asediadas por corridas cambiarias.La decisión de los BRICS de comerciar con una moneda propia, basada en una canasta de monedas regionales, referida al oro y a un grupo de bienes estratégicos y eventualmente cristalizada en una moneda digital, plantea un peligro especial para el dólar: el núcleo de los BRICS representa el 40% de la población mundial y responde por el 31.5% del PBI global, superando a las economías más desarrolladas reunidas en el G7, que en conjunto responden por el 30.7% del PBI global.

Pareciera, pues, que los BRICS son la punta de lanza del avance hacia una desdolarización mundial y nuestro país todavía tiene chances de integrarse y formar el BRICSA.

La Argentina tiene la segunda y la cuarta reserva mundial de gas y petróleo no convencional; la segunda reserva mundial de litio; oro y minerales críticos en abundancia; una de las reservas acuíferas más importantes del mundo y capacidad para alimentar a más de 400 millones de personas. Sin embargo, 40% de su población es pobre y casi un 10% es indigente; sus minerales y productos energéticos se exportan por declaración jurada, pagando ínfimas regalías y gozando de diversos subsidios; buena parte de sus exportaciones de cereales se pesan y exportan desde puertos privados, se triangulan, se sub-facturan o se retienen con el objetivo de incidir sobre el tipo de cambio. En los dos últimos años, el gobierno obtuvo un superávit comercial de 35.600 millones de dólares y la mayor parte del mismo fue destinada al pago de la deuda en dólares de corporaciones, muchas de ellas filiales o asociadas a multinacionales. Hoy el gobierno carece de reservas internacionales y busca al Presidente Biden para que lo ayude a cumplir con las exigencias del FMI.

Este cuadro es el resultado de la matriz productiva impuesta a sangre y fuego con la dictadura y que hasta ahora no se logró modificar. Es esta matriz productiva con fuerte control monopólico la que provoca la desestabilización política producida por la inflación y las corridas cambiarias. El acuerdo con el FMI, la importancia estratégica de nuestros recursos en la actual coyuntura internacional y las próximas elecciones agudizan el cuadro de puja distributiva e inestabilidaden la cual el lawfare es simplemente otra cara de la dolarización y del saqueo que doblegan al país.

El FdeT debe proponerse y proponer a la sociedad la concreción de la modificación de esta estructura productiva como base para mejorar la calidad de vida y de ingreso de las mayorías populares.

Mirta Botzman

La economista Mirta Botzman nos propone una mirada nacional, popular y democrática de la economía nacional e internacional, todos los jueves, a las 7,30, en su columna Cuentas Claras en el programa Contala como quieras, en La 99.3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *