El golpe económico de 1976

Esta semana conmemoramos un aniversario más del inicio de la noche más negra de nuestra patria, el golpe cívico militar y eclesiástico del 24 de marzo de 1976, que fue dado para implantar a sangre y fuego el neoliberalismo o el capitalismo de la financiarización de los excedentes en nuestro país. Para poder lograrlo tuvieron que diezmar mi generación, hacer desaparecer a 30000 compañeros siempre presentes ahora y siempre y por los que seguimos exigiendo memoria, verdad y justicia.

Mirta Botzman en La 99.3 el 24 de marzo de 2022

El fin último de la Dictadura era instalar un modelo económico, totalmente opuesto del que venía funcionando desde 1930. Según lo que pensaban los ideólogos del plan, Argentina a diferencia de los demás países de la región poseía una gran cantidad de logros en derechos sociales. Principalmente logrados bajo la presidencia de Perón. La industria era sinónimo de obreros organizados sindicalmente y esto impedía el control político por parte de la fracción social que Martinez de Hoz representaba. Esto daba como objeto del plan la destrucción del entramado industrial, incluyendo la estructura sindical. De hecho, fueron los trabajadores los que aportaron el mayor número de muertos y desaparecidos. En realidad, los antecedentes y preludio del golpe fue la gestión de Celestino Rodrigo, un ingeniero conservador amigo de LopezRega, pero en particular de la participación del segundo de Rodrigo y mentor de su plan de ajuste que fue Ricardo Zin, quien luego pasó a ser asesor de Martinez de Hoz, el primer ministro de economía de la dictadura, mientras Rodrigo fue encarcelado.

Ambos asumieron el 2 de junio de 1975, a los dos días anunciaron un plan de ajuste que básicamente consistía enUna devaluación de más de 150%; Suba promedio de un 100% de todos los servicios públicos y el transporte; Suba de más de 180% en los combustibles y como contraparte, suba del 45% de los salarios

Estas medidas dispararon una brutal inflación, deteriorando enormemente el poder de compra de los trabajadores. Ante semejante situación la CGT quiso negociar un aumento mayor con el gobierno que gracias al desborde y fuerte movilización de los trabajadores, se generó el primer paro a un gobierno peronista, finalmente se acordó un aumento promedio de 180% en los salarios, pero que igualmente fue en gran parte licuado por la inflación. El Rodrigazo como se conoció la masiva movilización de los trabajadoresque terminó en la caída de LopezRega y Rodrigo y equipo a los 49 días de asumir, puso de manifiesto la brutal lucha por la distribución del ingreso que venía registrándose.A fines de 1974 el ingreso real de los trabajadores había alcanzado niveles históricos, del 50% del producto bruto del país. Ricardo Zin, el verdadero cerebro de estas medidas sabía perfectamente de que se trataba. Decía que había una verdadera guerra por la distribución del ingreso y que obviamente tenían que ganar los empresarios.Para finales de 1975 la tasa de inflación era de tres dígitos, los precios nominales subieron 183%, se produjo desabastecimiento de gran cantidad de productos de primera necesidad como alimentos, combustibles y otros insumos para el transporte.

Ya estaban dadas todas las condiciones para el golpe y el neoliberalismo había aterrizado en el país y todavía no lo podemos sacar. El endeudamiento externo como método de dominación ya estaba desplegado y lograron modificar la estructura económica y social del país posibilitando los niveles de concentración económica que se fue digamos perfeccionando desde entonces hasta alcanzar los niveles terribles que padecemos ahora.

En la semana en que el senado terminaba de aprobar el “entendimiento” con el FMI, el presidente anunció que ese viernes comenzaba la guerra contra la inflación que ya está francamente desbocada y el país está entrando en un campo muy peligroso de aumento de precios. Además de que es la primera vez que se anuncia con tanta anticipación el inicio de una guerra,este anuncio anticipado permitió a los voraces empresarios que operan por estas tierras remarcar rápidamente por las dudas. El día señalado, es decir el viernes pasado, después de la expectativa generada en todo el país anunció que los ministros iban a hacer anuncios, quienes anunciaron que se reunirían con los remarcadores para que expliquen porque sus precios tienen esa conducta. Evidentemente tenemos un presidente y un gabinete económico pacifista, dialoguista y fanáticos del consenso con los ajenos.

Dejando de lado la ironía el anuncio inicial de constitución de un fondo o fideicomiso para subsidiar los molineros para mantener internamente el precio de la harina en niveles razonables parece insuficiente para el nivel de inflación alcanzado y que abarca a muchos más productos de consumo básico que los panificados. Dicho fondo será constituido con lo recaudado por la suspensión hasta el 31 de diciembre de 2022 del Decreto 790/2020 que establecía un diferencial de 2 puntos porcentuales en los derechos de exportación de los subproductos de la industria de la soja». Esta medida alcanzará a once empresas exportadoras de subproductos de la soja, de las cuales ocho representan el 95 por ciento del total de las exportaciones de este complejo.De esto hablamos cuando hablamos de concentración.

Haciendo algo de historia Macri dejó el país con una inflación de 54% anual y por tanto hubiese sido bueno declararle la guerra a la inflación desde el 11 de diciembre de 2019. Como ahora todos reconocen o dicen que la inflación es multicausal, es decir, en un país como el nuestro no se puede adjudicar a una sola razón esta conducta de los precios. El FMI al igual que los economistas ortodoxos sin embargo siguen haciendo énfasis en la emisión monetaria como causante, por eso en el entendimiento con el Fondo se pone una meta muy restrictiva respecto de la emisión. En relación a esto vale aclarar que de ninguna manera pensamos que se puede emitir cualquier cantidad por un tiempo indefinido y la emisión habida en 2020 con la pandemia estuvo dirigida precisamente a pagar todos los gastos vinculados a la pandemia desde el IFE y los ATP hasta la compra de barbijos, vacunas, poner hospitales, camas, respiradores y todos los etcs vinculados, cosa que hicieron todos los países del mundo.

Desde el 2021 ese mecanismo de financiamiento se frenó y el Banco Central les paga fortunas a los bancos para retener el dinero circulante. Entonces se restringe la cantidad de dinero en circulación y los bancos ganan fortunas que pagamos todos. La puja por la distribución del ingreso también es un factorprincipalisimo que impulsa la inflación en nuestro país. Aunque los trabajadores no volvieron a tener el poder que tenían antes del golpe, todavía el nuestro es un país con un sindicalismo fuerte, en particular algunos gremios, con capacidad de presionar por salarios más dignos. Esos aumentos de salarios son rápidamente trasladados a precios por parte de los empresarios que así se compensan porel aumento de salarios y así sucesivamente, alimentando el proceso inflacionario. Esto de la capacidad de presión por parte de los trabajadores organizados tiene sus bemoles. Es más fuerte en períodos de crecimiento de la economía y sin tasas de desocupación demasiado elevadas. La recesión y la elevada desocupación son un freno a la capacidad de los trabajadores para luchar por un salario digno. Esto fue lo que sucedió por ejemplo durante los dos últimos años del gobierno de Macri. Ese era el objetivo de lo que se conoce como la Gestapo sindical o del macrismo.

Más allá de las características de los dirigentes sindicales, de lo que se trató fue de estigmatizarlos y desacreditar sus peleas y así tener el campo libre para bajar salarios y precarizar las condiciones de trabajo. Lo hicieron con Baradel el dirigente de los docentes y no pudieron lograrlo por la propia conciencia de lo que estaba sucediendo por parte de los docentes. Sobran los ejemplos de causas armadas y de la forma de operar el dispositivo macrista para desacreditar dirigentes sindicales, pero no voy a entrar a detallar esto ahora porque me voy de tema. Los que no solo no perdieron, sino que fueron acrecentando el poder para fijar los precios que quieren, independientemente de los costos reales, son los grupos empresarios concentrados que tienen un poder monopólico gigante.Habría que poner el ojo ahí para explicar con mayor rigurosidad la inflación argentina.

Con Macri se acrecentó la concentración y el presidente Alberto Fernández y el Ministro de Producción Kulfas sostienen que se los puede contener con el diálogo amigable y por eso lo dejan muy solo y desautorizado para implementar otras herramientas además del diálogo al Secretario de Comercio Roberto Feletti.

La pregunta que se impone es si uno hace siempre lo mismo porque esperar que se obtengan resultados diferentes. El día martes 22 se había anunciado una reunión del presidente con los formadores de precios que ni siquiera se terminó organizando, un nuevo anuncio que luego no se cumple, habría que ir dejando de lado la práctica de hacer anuncios que no se cumplen porque debilita mucho la propia palabra presidencial, también el martes amenazó que no le va a temblar el pulso contra los remarcadores abusivos. Estos empresarios no parecen preocupados, casi diría lo contrario. A la reunión convocada por Kulfas y Felettia los grandes productores de alimentos y supermercadistas, las empresas productoras de alimentos mandaron a las segundas y terceras líneas de las empresas. En la reunión que duró una hora, cuando se les demostró que en la previa al anuncio de medidas contra la inflación del presidente se registraron aumentos en los alimentos de 30 y hasta 60 por ciento. Los empresarios adujeron «algún error y vamos a revisar las listas» contestó el enviado de Molinos Río de la Plata, la alimenticia de la familia Pérez Companc, cuando le mostraron subas previas a los anuncios de hasta 60 por ciento, sobre todo harinas. Lo mismo ocurrió con la láctea Mastellone, en leches fluidas. La respuesta del error en las listas, se parece mucho a una burla y el Gobierno les pidió volver atrás esos precios a nivel del 8 de marzo. En el barrio diríamos esto es joda. Claramente los representantes de las grandes empresas no tuvieron argumentos para justificar semejante comportamiento. El IPC de febrero publicado por el INDEC hace unos días, muestra que los alimentos habían subido 7,5% en un mes en que todavía no se sentían los efectos de la guerra en Ucrania,las tarifas estaban congeladas, el aumento de naftas no se había producido y había cero impacto de paritarias. 

Tenemos que recordar que la inflación es un potente mecanismo de ajuste y de transferencia de ingresos desde los sectores con ingresos fijos como los salarios a los dueños del capital.Con la inflación los salarios van perdiendo su capacidad adquisitiva, la población ve seriamente menguada el consumo, la pequeña y mediana industria y el comercio pierden clientes, se achica la producción y entonces se requieren menos importaciones para producir y quedan más dólares excedentes para ir pagando la deuda. La disminución de la capacidad adquisitiva de los salarios no se evapora en la nada, sino que significa una transferencia de ingresos desde los asalariados a los empresarios fijadores de precios.

La situación nacional e internacional, pandemia más guerra que vive todo el planeta y nosotros que vivimos el macrismo y esta inescrupulosa clase dirigente requiere tomar medidas rápidamente y aplicar sin retrocesos y con eficiencia aquellas con alto impacto social, los tiempos no dan para seguir dilatando la toma de decisiones en comisiones o mesas de negociación que no conducen más que a perder tiempo. No se trata de hacer revoluciones radicales, se trata en todo caso de hacer un capitalismo inclusivo que no margine más del 40% de nuestro pueblo. Esto es lo que pondrá a prueba la voluntad del Frente de todos de sobrevivir y sobreponerse a estos desafíos de una magnitudenorme.

Mirta Botzman

La economista Mirta Botzman nos propone una mirada nacional, popular y democrática de la economía nacional e internacional, todos los jueves, a las 7,30, en su columna Cuentas Claras en el programa Contala como quieras, en La 99.3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: