domingo, julio 21, 2024
Cuentas clarasOpinión

De lo que dijo y lo que no dijo

Mirta Botzman.

Como no podía ser de otra manera, cuando habla Cristina deja a una buena parte del país hablando de lo que dijo, de lo que quiso decir, de lo que habría que decir, etcétera, etcétera, es decir, tiene muchos exégetas, interpretadores, traductores y obviamente un coro de críticos favorecidos por la cantidad de micrófonos que se les abre en los medios de comunicación que no se cansan de criticarla, hacerle burlas, difamarla, injuriarla y todos los etcéteras que quieran.

Mirta Botzman en La 99.3 el 23 de junio de 2022

Cristina dio una clase magistral de economía, repitió didácticamente varios de los temas que la preocupan desde hace tiempo y aún más, se tomó el trabajo de buscar datos y mostrarlos para reafirmar indubitablemente aquello que estaba diciendo. Hizo un diagnóstico muy claro de la situación, de cuáles son los problemas de la economía argentina y de cuáles son los caminos a seguir, sólo falta decisión política para empezar a cambiar hoy mismo todo lo planteado por ella.

Me resulta interesante lo sucedido con el discurso de Cristina, ella denunció que, en un momento de extrema vulnerabilidad económica y financiera del país por la escasez de reservas de dólares en el Banco Central, el partido judicial como lo llamó, autorizaron importaciones por 1847 millones de dólares vía amparos, entre enero de 2021 y marzo de 2022. Es decir que jueces y fiscales usurparon la definición de política económica, financiera e industrial añadiendo una tropelía adicional a las instituciones de la república como les gusta decir. Esta mención de la vicepresidenta no pareció llamar la atención de casi nadie de los funcionarios del Frente de Todos (FDT) que circularon por todos los medios de comunicación, incluido el presidente.

En cambio, sí se movió el avispero con otro comentario referido a los movimientos sociales y la pobreza. Cristina dijo «Los piqueteros son hijos de las políticas neoliberales de los 90, no del peronismo» y recordó que «cuando asumió Néstor había 2 millones 200 mil planes, cuando nos fuimos quedaban 220 mil». En esa línea, añadió que «hoy tenemos un 7 por ciento de desocupación, pero a diferencia de 2015 tenemos 1 millón 300 mil planes. Con este número de desocupación debería haber menos». «El Estado debe recuperar el control de las políticas sociales. No pueden seguir tercerizadas», como reclaman al Presidente distintos gobernadores e inclusive muchos intendentes y subrayó que «el peronismo es trabajo». Como dicen por ahí, “hay que pegar al chancho para que aparezca el dueño”.

Las reacciones en algunos casos dan mucha pena por venir de quien vienen y en otros casos da, como decirlo, enojo, bronca o algo parecido. Estos se dan varios lujos creo que absolutamente inmerecidos, desde decir sin ponerse colorados que Cristina no entiende la pobreza, que no entiende cómo funciona el capitalismo actual y que se quedó pegada en el de los 70´s para explicar que ahora el capitalismo no genera puestos de trabajo como antes. Aún más, dicen sin ruborizarse que mientras ellos estaban en la calle Cristina hacía mensajes por twitter o Facebook aparentemente olvidándose de las 9 indagatorias el mismo día que además era el día del cumpleaños de Néstor, la persecución no sólo a ella sino también a sus hijos.

Pero también con una falta de pudor absoluta la igualaron a personajes de la derecha. A una lidereza del nivel de Cristina, que impulsó y puso en marcha la política social más universal e indiscutida hasta por la propia derecha como la AUH, que se fue vitoreada de la presidencia y con una distribución del ingreso cercana al 50% decirle estas barbaridades. Y algo más, la AUH es universal y no admite punteros barriales ni dirigentes sociales o políticos para ser distribuidos, o sea cero clientelismo de cualquier clase y eso quiere decir terminar con la terciarización y que el Estado se haga cargo de la ejecución de la política social.

En el caso particular de los dirigentes del movimiento social que se sintió más afectado tiene una particularidad agravante a mi juicio, uno de ellos, el secretario general del Movimiento Evita, Emilio Pérsico es el Secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, es decir, es quien tiene a su cargo la asignación de los planes sociales a las distintas organizaciones,entre otros, el potenciar trabajo que en este momento es el centro de las disputas con los movimientos de la izquierda no peronista, que aunque lo utilicen o no para hacer política, son estigmatizados por los mismos dirigentes del Evita por poner la protesta enlas calles. Atiende en los dos lados del mostrador. No debemos olvidar que el Movimiento Evita, en realidad sus dirigentes más notorios, en aras a darle viabilidad política a su organización, muy poderosa, por cierto, acordaron con la ministra de desarrollo social del macrismo planes por contención social viabilizando el ajuste aplicado durante ese nefasto gobierno. Y aquí volvemos a los dichos de Cristina, las organizaciones y los planes surgieron durante la década del 90 para paliar y sobre todo contener los efectos desbastadores de las privatizaciones y políticas neoliberales del menemismo. Fueron originalmente planteadas por el FMI y el Banco Mundial y de hecho el propio macrismo demuestra cuán valorados son los planes para la derecha y el poder económico pues viabiliza la implementación de políticas de ajuste. Durante el gobierno anterior el número de beneficiarios de los planes se multiplicó por 5 por lo menos.

El presidente Alberto Fernández salió a respaldar a los movimientos sociales y afirmó que las organizaciones sociales no se llevaron la plata de los más vulnerables, sino que los acompañaron, los alimentaron y se asociaron al Estado», y pidió que «nuestras diferencias no nos hagan decir cosas injustas», parece que el tampoco escuchó bien a la vicepresidenta quien nunca dijo que los movimientos sociales se apropiaran maliciosamente de los fondos. Tampoco dijo estar en contra de los planes sociales ni de la economía popular y social. O sea, es difícil entender la cantidad de tiempo y espacio de comunicación utilizado para discutir a esta altura ya con los propios fantasmas y no con los dichos de la vicepresidenta,eso sí, nadie se privó de criticarla, insultarla y reprocharle parece que su inigualable talento y también a la organización que les resulta competitiva que es la conducida por Máximo Kirchner. Concedamos que tal vez tampoco era el momento para hacer esas reflexiones teniendo en cuenta la sensibilidad a flor de piel que hay al interior del FDT y cada una de las fuerzas que lo integran.

Obviamente la discusión de fondo es por plata, pero sobre todo por política, lo que dicen los gobernadores y no pocos intendentes es que con recursos estatales se les financia la carrera política a los dirigentes de los movimientos sociales. El mismo chino Navarro del movimiento Evita está armando un partido para disputar políticamente, todavía no se sabe si dentro del Frente de Todos o por afuera, como hizo cuando se fue con Randazzo en contra de Cristina en 2017.En realidad se habían ido en el 2015 e inclusive se fueron del bloque de diputados junto con varios de los devenidos en antikirchenistas furiosos.

En relación al tema de las importaciones que francamente me parece más crucial en este momento económicamente hablando, Cristina ya lo había planteado en su discurso en YPF, pero en esa ocasión, en lugar de escucharla y reflexionar pareció que el ex ministro Kulfas se dio por ofendido. Esa es la cartera responsable de autorizar las importaciones y el ministerio tiene en pantalla en forma online y en directo todas las solicitudes de importaciones entonces me cuesta trabajo francamente entender que pensaba Kulfas mientras veía como se diluían las pocas reservas que logra acumular el Banco Central.

Simplificando el tema, el régimen de importaciones tiene dos tipos de licencias, las automáticas, que por cierto cada vez son más, por el cual determinados bienes no requieren permiso previo para ser importados, hasta ahora, por este régimen, estaban entrando al país una cantidad de bienes que no se condecían con la necesidad de administrar mejor los dólares disponibles en las reservas del BCRA. El país hubiera podido y todavía puede poner restricciones sobre la entrada de algunos de esos bienes y como máximo nos hubiéramos ligado un reto o hubiéramos tenido que dar alguna explicación en la Organización Mundial del Comercio. Para esto hay que tomar decisiones y no agachar siempre la cabeza.

El reemplazante de Kulfas, el actual ministro Scioli dijo que se va a hacer un trabajo minucioso empresa por empresa, sector por sector y señaló que es un plan que ya está en marcha. Agregó que se están evaluando prioridades y planificando para cada sector las divisas que necesitan y desarrollando paralelamente programas de sustitución de importaciones», justamente la sustitución de importaciones es fundamental para nuestro país no sólo para ahorrar divisas, sino también como fuente de puestos de trabajo y mayor autonomía productiva. Se supone que Scioli, Guzmán y Pesce acordaron que no se va a restringir ningún dólar para la compra de insumos industriales, pero sí que se analizarán en detalle dos temas: las importaciones especulativas y aquellas de productos terminados, sobre todo textiles y de alimentos y bebidas. Tal vez sería bueno preguntarse porque esperaron quedarse sin reservas para tomar una decisión tan razonable.

El valor de las importaciones del primer trimestre de este año fue récord para el período enero-marzo de cualquier año. Además, los precios pagados fueron los más altos desde 2011 y las cantidades compradas solo están por debajo de las que se hicieron en momentos de marcha económica más firme, como a lo largo de 2013 y a fines de 2017. Si se acerca la lupa, se observa que la cantidad de bienes intermedios importados en los últimos cuatro trimestres es la más elevada de toda la serie estadística del Indec, que arranca en 1986. El crecimiento económico en general y de la industria en particular si bien muy importante no justifica tamaña cuenta de importaciones. Costa, un economista del Cepa, señaló que «hay factores especulativos vinculados al adelantamiento de las importaciones. Allí se ve un fenómeno de acumulación de stocks, es decir, de importadores que ahorran en insumos por este dólar relativamente barato que favorece este tipo de maniobras».

Al aumentar la brecha entre el dólar oficial y los paralelos, crece la ganancia con estas maniobras, muchas de ellas ilegales. «El Banco Central deberá aplicar políticas más restrictivas en términos de administración del comercio, subraya Costa. Justamente, Pesce, el presidente del Banco Central dijo que hay maniobras especulativas que alimentan la brecha cambiaria y algunos importan más de lo que necesitan» y en sintonía con una declaración de Scioli al asumir, Pesce agregó que «sobre eso hay que hacer controles». Chocolate por la noticia diríamos.Mientras tanto, en la mente de los analistas financieros el segundo semestre será testigo de una mayor tensión sobre las reservas, que no podrá ser paliada muy fácilmente más allá del deseo del presidente del BCRA. Con ese clima lleno de nubes en el horizonte del segundo semestre, los especuladores piensan y actúan en consonancia, es el momento de aprovechar los dólares baratos oficiales antes de que el gobierno y el Banco Central impongan nuevos cepos que impidan acceder a ellos.

Como comentó la vicepresidenta, en Argentina 600 empresas explican el 75 por ciento de las importacionesy el otro 25 por ciento de las importaciones lo explican 24 mil empresas. «No es tan difícil controlar esto”, dijo marcando las diferencias en el plano económico que tiene con el Presidente y con su equipo al tiempo que destacó algo que diría es obvio, estamos viviendo «un festival de importaciones», y que «el gobierno debe pensar cómo articular mejor el Banco Central, el ministerio de Producción y la AFIP» aunque sea como método defensivo frente a tanto especulador y golpista dando vueltas por nuestro país.

Mirta Botzman

La economista Mirta Botzman nos propone una mirada nacional, popular y democrática de la economía nacional e internacional, todos los jueves, a las 7,30, en su columna Cuentas Claras en el programa Contala como quieras, en La 99.3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *