Barrionuevo, nombrado interventor

La guerra judicial llegó al PJ

Con un cordón policial y carros de Gendarmería en las inmediaciones, el ingreso al Partido Justicialista Nacional fue bloqueado este martes después que el designado «normalizador» Luis Barrionuevo denunciara a las autoridades partidarias de haberse «atrincherado» en la sede tras conocerse la sorpresiva intervención dispuesta por LA JUSTICIA. José Luis Gioja y sus colaboradores junto a militantes justicialistaS estuvieron dentro de la sede partidaria hasta alrededor de las 21,30. Este miércoles apelarán la medida judicial.

En una decisión que sorprendió a propios y extraños, la jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini dispuso la intervención del Partido Justicialista (PJ) a nivel nacional, hasta ahora conducido por el diputado y ex gobernador sanjuanino José Luis Gioja, y puso al frente de la gestión “normalizadora” al líder sindical de los gastronómicos, Luis Barrionuevo.

La magistrada hizo lugar a una medida cautelar presentada un día antes, el lunes 9 de abril, por los sindicalistas Carlos Acuña (estaciones de servicio, uno de los triunviros de la conducción de la Confederación General del Trabajo, CGT)) y Oscar Rojas (maestranza), ambos alineados con Barrionuevo en la interna sindical.

Acuña y Rojas habían denunciado el «estado de acefalía» en el PJ nacional, y la decisión de Cubría le dio lugar a su reclamo de intervención, para sorpresa del propio titular hasta hoy de la fuerza: “Estas autoridades fueron elegidas más que democráticamente hace un año y medio. El mandato vence en 2020”, sostuvo el sanjuanino Gioja.

Gioja se mantuvo dentro de la sede partidaria hasta alrededor de las 21,30. Lo acompañaban asesores, otros dirigentes y militantes peronistas con quienes, desde la puerta del edificio, con el cordón policial intentando impedirlo, ofreció una breve conferencia de prensa.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ordenó el desalojo de la sede del PJ nacional para que Barrionuevo pueda asumir formalmente sus funciones. El magistrado libró una orden de allanamiento y desalojo en respuesta a la denuncia que hizo el líder de los trabajadores gastronómicos, quien realizó una presentación luego de que el presidente del espacio, José Luis Gioja, desconociera el fallo de la jueza María Romilda Servini de Cubría.

«Quieren proscribir al peronismo»

Tras aclarar que la intervención «no está firme» y por lo tanto el interventor no puede asumir, José Luis Gioja, en improvisada y incómoda conferencia de prensa, con agentes de policía entre él y los periodistas, explicó que nunca fueron notificados de la demanda que se había hecho solo un día antes.

Gioja también denunció que «detrás de la embestida judicial está el Gobierno» y advirtió que “quieren proscribir al principal partido opositor”. Junto a la apoderada del partido, María Cristina Álvarez Rodríguez, adelantaron que este miércoles apelarán el fallo y remarcaron que “la intervención no está firme entonces nadie puede asumir”.

“Tenemos todo el derecho de apelar. Nos llama la atención que esta presentación fue hecha ayer (lunes) y se resolvió hoy (martes). Nunca se nos ha dado traslado de nada, la semana pasada hicimos una reunión del Consejo Nacional del Partido y se tomaron medida, no hay motivos técnicos para la intervención”, aclaró Gioja en una conferencia de prensa en la sede del PJ nacional y aseveró que “están tratando de judicializar la política.

Comparó esta disposición judicial con el clima que se vive en Brasil por la detención del ex mandatario Lula da Silva y disparó: “Acá pretenden proscribir al principal partido opositor”.

Al ser consultado si cree que el Gobierno nacional está detrás de la intervención, el presidente del Justicialismo aseguró: “Sinceramente cree que sí. Intenté comunicarme con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y no pude hacerlo”.

De acuerdo con el fallo de la jueza Cubría, la gestión que encabezará Barrionuevo deberá “producir los actos necesarios tendientes a la normalización partidaria». La decisión implica que «deberá realizar un inventario de bienes muebles e inmuebles del Partido Justicialista Orden Nacional”, además de informar “sobre la situación económico-financiera de la entidad».

Denuncian proscripción

Los Consejos Políticos del justicialismo de distintas provincias manifestaron su repudio a la intervención del PJ Nacional.

Desde Mendoza, el presidente del PJ local, Omar Felix, expresó que se trata de «un hecho sin precedentes que nos retrotrae a los tiempos más oscuros de la Argentina» y que «por detrás de esta decisión se esconde la verdadera intencionalidad de proscribir al peronismo como en los peores momentos de la historia» y, en ese sentido, se declaró en estado de alerta y movilización.

Para el presidente del Consejo Provincial del PJ del Chaco, Domingo Peppo, «resulta un claro atentado a la democracia» e «intento de proscripción del principal partido de la oposición».

El mismo José Luis Gioja, en un comunicado denunció que la decisión de la jueza Servini «carece de todo sustento legal» y «tiene que ver con la judicialización de la política y atenta contra la democracia».

Nuevo Encuentro
Desde la mesa nacional del Nuevo Encuentro también repudiaron «enérgicamente la intervención del Partido Justicialista» porque «es claramente una acción proscriptiva, cuyo único fin es poner a los partidos de la oposición bajo el control del Gobierno de Macri».
«La medida dispuesta por la Justicia Federal es arbitraria y carece de todo sustento legal, pero además es una maniobra artera que atenta contra la independencia de los partidos políticos, uno de los pilares de la Democracia», denunció el partido que conduce Martin Sabbatella..
«Una vez más, el Gobierno de Mauricio Macri utiliza a una parte del Poder Judicial para atacar la organización popular, amedrentar voces opositoras y desprestigiar la política como herramienta al servicio de la transformación, la inclusión y el desarrollo de los sectores populares», remarcaron.
Partido Socialista
El Partido Socialista que conduce Antonio Bonfatti, rechazó la intervención del PJ y manifestó «su profunda preocupación ante el fallo firmado por la jueza Servini».
Bonfatti le expresó su solidaridad al presidente del PJ José Luis Gioja  y consideró que «esta sentencia moviliza a la justicia como un carril de intromisión política e institucional» y «habilita un antecedente que debilita la democracia»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *