Desapariciones de personas nunca resueltas en Misiones

Rastros que se borran en la tierra colorada

El Ministerio de Derechos Humanos provincial le pidió informes a la Justicia sobre el estado de las causas de siete personas desaparecidas en Misiones: “Son, todos, casos teñidos de algo oscuro, y hay que darles visibilidad. No es momento de  quedarse callado. Es momento de hablar y de hacer presencia. Quizás eso no genere la solución, pero sí fortaleza, un sostenimiento de democracia y de contención social”, le dijo la responsable del área, Lilia “Tiki” Marchesini, al programa “Contala como quieras”.

La ministra aclaró que “no hay un hilo conductor” que unifique las causas en un mismo causal o móvil de las desapariciones, pero admitió que en el caso del joven Mario Golemba (de quien se perdió todo rastro hace diez años) existen indicios que sembraron serias sospechas sobre la actuación policial.

“Un policía que no es correcto no le sirve a la Policía, no le sirve al Estado, porque por un acto de una persona se generaliza y se tiñe de sospecha a un colectivo, en este caso un organismo que debe cuidarnos”, enfatizó Marchesini.

“Por no ser parte de la causa judicial, el Ministerio muchas veces no recibe información que requiere a la Justicia”, explicó, y en ese terreno marcó una deuda del Estado con la sociedad. “El Ministerio de Gobierno tiene registro de personas extraviadas o con paradero desconocido; nosotros tenemos un registro de niños, adolescentes y jóvenes extraviados… Pero no hay un registro de femicidios, por ejemplo. Y hasta los registros que tenemos no están vinculados a la Justicia”, señaló.

En el audio que acompaña esta nota, la entrevista completa con la ministra. Para más información, ver en esta misma edición “Justicia burlada y en deuda”.

Un comentario sobre “Rastros que se borran en la tierra colorada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *