lunes, mayo 27, 2024
Hablemos de ESIPrincipales

Eso que llaman amor es trabajo no pago

«Eso que llaman amor es trabajo no pago», una frase que puede aparecer escrita en algún muro y que encierra la reivindicación de los trabajos de cuidado, de los trabajos domésticos, tal como lo explicó y desarrolló Amando Lozina en su columna Hablemos de ESI, el viernes 6 de mayo en el programa Contala como quieras, en La 99.3

Amanda Lozina en La 99.3 el 6 de mayo de 2022

«Eso que llaman amor es trabajo no pago, es todo eso que se hace en el marco del amor pero que sin dudas también son tareas de cuidado que implican trabajo, son laboriosas, toman tiempo de las personas que lo realizan y, puntualmente en Argentina son el 88,9% mujeres las que realizan estas tareas de cuidado», apuntó Amanda para explicar que cuando se habla de trabajos de cuidado se está garantizando a quienes reciben estas tareas de cuidado que los hijos puedan estudiar y jugar y a los adultos que trabajan fuera del hogar poder hacerlo con la tranquilidad de contar con ropa limpia, el almuerzo o la cena preparados cuando regresa a su casa, entre otras cosas.

Los cuidados, un sector económico estratégico

«En el 2020 la Dirección Nacional de Economí­a y Equidad de Género de la Nación dio cuenta del número que, aunque no está contemplado, esas tareas de cuidado implican el 15,9% del PBI en la Argentina, o sea, es el primero y luego están la industria y el comercio en tercer lugar. Las tareas de cuidado son las que más aportan a la economí­a, son 96 millones de horas diarias de todas las casas de la Argentina que tienen tareas de cuidado sin remuneración», detalló Amanda y remarcó que «todo aquello que permite el ocio que permite el estudio y una crianza atendida a quienes no realizan tareas de cuidado ni todo el trabajo domésticoy pueden estudiar o salir a trabajar, eso que decíamos es amor permite un montón de otras cosas al resto de los actores de la familia que dejan por fuera a la persona que efectivamente está realizado estas tareas» y advirtió que «no se trata de autolatigarnos ni de repente soltar todo para ir a romper todo, al contrario, es otra vez volver a problematizarnos, pensar cómo trabajamos en casa, quienes hacen las tareas de cuidado y en eso de que ‘mi marido me ayuda’, ¿te ayuda?, si los hijos son de los dos».

Más adelante indicó que la problematización de las tareas de cuidado «arranca por ahí, dentro del trabajo doméstico y después se desplaza a al resto de los trabajos que son por fuera de la casa y que son nuestros trabajos feminizados, que también tienen que ver con tareas de cuidado, y ahí­ podemos pensar en la docencia, la enfermería, el cuidado de adultos mayores que tienen un porcentaje altí­simo de mujeres ejerciendo esas tareas y muy antagónicas a las tareas que están más previstas para los varones». En ese sentido, mencionó que «un 88,9% de mujeres que realizan el 76% de las tareas domésticas de la casa, o sea, que dedican 6,4 horas diarias en comparación con el 57% de varones que colaboran los tareas del cuidado, pero que realiza 3,4 horas semanales de esas tareas», de lo que surgieron los interrogantes con respuestas obvias: «¿Cuántas mujeres han sido electas a presidenta en Argentina¿ ¿cuántas mujeres han sido gobernadoras en la provincia de Misiones? ¿intendentas en la ciudad de Posadas?, entonces pensemos que de lo que estamos analizando, las tareas de cuidado, se desprenden esas otras consecuencias».

Amanda Lozina

En su tésis de grado en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, junto a Pilar Miguez Iñarra, Amanda y Pilar, ambas misioneras, fueron distinguidas por la producción y edición del cuadernillo «Hablemos de ESI, una caja de herramientas para trabajar en el barrio». Con ese y otros antecedentes, en su columna semanal Hablemos de ESI, en el programa Contala como quieras, en La 99.3 de Posadas, Amanda analiza, reflexiona y ofrece herramientas para el abordaje de la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral sancionada en 2006,  que establece el derecho de todos los estudiantes a recibir contenidos de educación sexual de manera integral en todas las escuelas del país desde el Nivel Inicial hasta la formación técnica no universitaria. Esta ley da origen al Programa Nacional de Educación Sexual Integral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *