Estacioneros, contra un nuevo impuesto a los combustibles

“Nos usan como recaudadores del Estado”

El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste (Cesane), Faruk Jalaf, objetó fuertemente la inminente aplicación de un nuevo impuesto al expendio de combustibles por la emisión de dióxido de carbono, consideró que será una nueva medida distorsiva para la economía y protestó: “Nos usan como recaudadores del Estado.”

“De los 28 pesos (promedio) que se pagan por un litro de nafta súper, el precio real es la mitad: 14 pesos. El otro 50% son impuestos. Yo, en los tanques, tengo la mitad de combustible y la mitad de impuestos. Y lo tengo que pagar todo por anticipado. Eso distorsiona el mercado”, señaló el dirigente empresarial.

En diálogo con el programa “Contala como quieras”, Jalaf  se expresó “pesimista” en torno al futuro del sector, y apuntó contra la política tributaria del Gobierno nacional: “En vez de bajar los impuestos, los subieron. Ahora van a aplicar 28 centavos por litro de combustible por el impuesto al dióxido de carbono, y lo van a hacer en todo el país. ¿Por qué? Porque quieren recaudar”, se quejó.

“No corresponde que nos lo apliquen en el interior, porque en las zonas rurales las plantas metabolizan el dióxido de carbono y a nosotros nos tendrían que descontar esos 28 centavos. En vez de beneficiar a las industrias radicadas en el interior, nos está castigando con este nuevo impuesto distorsivo”, dijo, y reclamó que esa nueva carga tributaria se aplique exclusivamente “en las ciudades con más de cien mil habitantes, donde se produce la mayor emisión de dióxido de carbono sin ningún tipo de metabolización”.

Jalaf graficó la situación del sector al que representa con algunos datos duros: “Ha aumentado un 5% el consumo de naftas, no el de gasoil, mientras que el parque automotor creció un cien por ciento. Sin embargo, en los últimos 20 años han cerrado el 50 por ciento de las estaciones de servicio en todo el país, y eso se puede ver en las rutas”, señaló.

Aunque reconoció que en Misiones las estaciones de servicio han tenido apoyo del Gobierno provincial a través de medidas relativas al equilibrio en el cobro de Ingresos Brutos, advirtió que la situación es muy complicada y que “algunas estaciones de frontera están cerrando”.

Con relación al anuncio de que Posadas ya no contará con el beneficio del ITC diferenciado (“en realidad, ICL, Impuesto a los Combustibles Líquidos”, aclaró), Jalaf expresó cierta decepción, porque “esperábamos que continuara hasta julio, ya que había un decreto que así lo disponía”.

Además, señaló que el beneficio “se suspendió para Clorinda y para Posadas, y no así para el Sur argentino, que sigue beneficiado, y no con el 50% sino con el 100%… Y así seguimos creando distorsiones en las economías”.

Sin embargo, insistió con sus críticas a la forma en que se aplicó el ITC diferenciado: “Siempre manifestamos nuestro rechazo a la forma en que se otorgó el beneficio, porque no tiene que ser a través de un precio diferencial a Posadas, limitándolo sólo a la capital provincial y dejando afuera a Candelaria, Garupá y San José. Somos del criterio de que el precio en los surtidores debe ser el mismo en todos lados, y que en todo caso se beneficie a determinadas regiones con la facturación, mediante la devolución del monto diferenciado”, remarcó.

El archivo que acompaña esta nota reproduce la entrevista radial completa con el dirigente de los estacioneros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *