Iguazú se moviliza

El agua te la debo

(Prensa PAyS) En el barrio Las Orquídeas de Puerto Iguazú, viven una 800 familias y la mitad padece la falta de agua desde hace meses. En el lugar hay cuatro perforaciones y dos redes de distribución para todos; una de ellas se abastece con una bomba que llena un tanque que posee cuatro llaves, hay que abrir y cerrar para enviar agua a cuatro sectores de Las Orquídeas.
En consecuencia, los integrantes de la comisión barrial se turnan y van ocho veces al día durante todo el año a abrir la llave, esperan que se vacíe el tanque y el agua vaya para un sector, y luego vuelven a cerrarla.
El resto del barrio se abastece con otra cañería que fue instalada por el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) que es más grande, en la que hay dos bombas, una que va directamente a la cañería y otra a un tanque de 15000 litros, con el que hacen exactamente igual, pero en este caso solo tres veces al día. De todos modos, con este sistema que utilizan, siguiendo la recomendación del IMAS, no llegan a cubrir todo el barrio, y más de la mitad queda completamente desabastecido..
Por si esto fuera poco, el Frente Renovador impulsa una Ordenanza en el Concejo Deliberante con el objetivo de deslindar al Estado de su responsabilidad de brindar el servicio básico de agua potable a los vecinos de Iguazú, pretendiendo de esa manera que ellos se hagan cargo de la provisión del líquido vital.
Algo inaudito ya que no se puede reemplazar la infraestructura, la maquinaria, el personal capacitado, y el presupuesto del Estado por una comisión barrial, situación que además pone en riesgo la salud de la población porque buscan establecer redes de distribución de agua sin la regulación sanitaria correspondiente.

Sin agua y con las Cataratas

El fin de semana, la comisión barrial de Las Orquídeas que preside Javier Falcón, organizó una reunión con la presencia del diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social), para ponerlo al tanto de la situación, y solicitar ayuda en la gestión ante los organismos que correspondan.

“Es increíble que en esta ciudad turística, las familias padezcan las carencias que lamentablemente suelen ser propias de las zonas periféricas. El problema viene de hace años; pero estamos en 2018, y en una ciudad que tiene una de las maravillas del mundo -por las Cataratas-, escasea un derecho humano como el agua, y el pueblo se siente indignado. Y no es que en los barrios se quejen pasivamente, hicieron todos los reclamos posibles; pero no tienen respuesta”, señaló Sereno.
Sostuvo que se trata de una problemática conjunta, y la pelea de los gobernantes pasa por si las tierras son provinciales o municipales. “Pero creo que si todas la partes ponen un poco de buena voluntad, se puede solucionar esto que roza con el abandono de personas”.

Sin mantenimiento

Gabriela Ruznok, una de las afectadas, relató lo difícil que es sobrevivir con la falta de este líquido vital. “Esta penuria genera que los vecinos nos ingeniemos de mil maneras. En el barrio hay cuatro perforaciones pero necesitan mantenimiento; de las cuatro, una se desmoronó y otra está en un barrio vecino, o sea que distribuye a dos barrios, pero es muy necesario el mantenimiento de las bombas”.
La comisión hizo reclamos al IMAS, incluso cortaron rutas; pero el Instituto no brinda respuestas, a pesar de que en un tiempo hizo parte del mantenimiento; pero no alcanza, y cada vez que las bombas demandan, se ocupan los miembros de la comisión barrial que abre y cierra las llaves para lograr algún tipo de abastecimiento. Eso es lo que mejor funciona, porque son vecinos comprometidos que están pendientes de la apertura y cierre de las bombas; pero lo que pasó ahora es que rompió una llave, y ahí ya debe intervenir el IMAS.
La joven explica que en la red de cañerías que tiene el barrio, hay sectores que nunca tuvieron agua.”Es decir que hay llaves de paso que están cerradas, y eso ya no depende de nosotros. Como comisión no tenemos recursos para traer una retroexcavadora que baje dos metros a buscar las llaves, ese es trabajo del IMAS, igual que el mantenimiento de las llaves, las bombas se queman porque la energía eléctrica es deficiente, y todo el tiempo tenemos intermitencia de subida y bajada de tensión, lo que dificulta el funcionamiento normal de las bombas”, refiere la mujer.

En casi todos los barrios

La comisión reclamó que a raíz de la rotura de una de las llaves, la mitad del barrio quedó sin agua. Fueron a la Municipalidad, pero hacen oídos sordos. “Se supone que son los que gobiernan y tienen que brindar una solución. Tenemos tres instituciones estatales que no están respondiendo a los ciudadanos de Iguazú: Emsa, IMAS y el Municipio. Y no pasa solamente con Las Orquídeas, porque el viernes estuvimos reunidos en el Concejo Deliberante con presidentes de comisiones de otros barrios, y vemos que el problema es coincidente. No es un barrio, es todo Iguazú; por eso apuntamos al reclamo en una escala mayor”, indicó la vecina.
Generalmente se responsabiliza a la comisión que es lo más cercano. “A algunos les cuesta entender que en realidad es injerencia del Estado municipal y provincial que no trabajan como corresponde, porque las notas fueron presentadas, es decir que está en conocimiento de las autoridades. Solicitamos el relevamiento de las llaves de paso, entre otras cosas, y no pasó nada, y por eso estamos padeciendo la falta. Lo único que queda es que en la ciudad de las Cataratas, y en pleno 2018 tengamos que ir a buscar agua con baldes en un arroyo cercano, eso sería una locura”, enfatiza Sandro Erns.

 

En el carnaval

Fernanda cuenta que además de los reclamos formales; distribuyeron panfletos en la ruta durante el fin de de semana largo, y aprovechando los días de carnaval, aprovecharon un evento cultural popular como el carnaval a modo de protesta.

“Lo hicimos con alegría; pero dejando en claro la preocupación por la falta de agua, y la importancia de este derecho humano. Hay vecinos que nunca contaron con agua aún teniendo perforaciones. Es una locura que nos estén quitando un derecho tan vital”, dijo.
Cuando organizaron la participación de Las Orquídeas en los carnavales, en el momento en que pensaron una temática para la comparsa Selva, Noche, Luna, el problema del agua les pareció propicia. “Estamos rodeados de agua, tenemos un acuífero, una de las reservas más grandes de agua dulce está bajo nuestro suelo y no tenemos agua!
Por eso nos pareció interesante como es una forma de llegar al pueblo, sobre la concientización de ese derecho. El carnaval es un muy buen momento para poder visibilizar la problemática que se pone en debate, y permite que se escuche desde otro lugar, es acercarnos a un público al que no se llega usualmente”.
En ese sentido, también la comparsa Selva, Noche, Luna evidenció el pedido de justicia para el caso de Santiago Maldonado, y el reclamo de libertad para Milagro Sala.

Ordenanza contradictoria

Los vecinos coinciden en que es necesario hacer un relevamiento de cañerías que solicitaron al IMAS, y hace cuatro meses que esperan. Este problema afecta a las familias de Las Orquídeas y también del barrio Hermoso, entre otros.
El diputado del PAyS recorrió el lugar con los miembros de la comisión para interiorizarse sobre el tema, y ver como “podemos colaborar porque vemos que el esfuerzo que hacen es increíble: se meten en el arroyito, observan que las mangueras estén bien, abren y cierran las llaves muchas veces por día. Cuando se rompe una y la gente del IMAS se digna a venir; si se necesitan repuestos, tienen que pagar los vecinos con dinero que junta la comisión, ya que el Instituto se excusa que no le corresponde porque “se trata de un barrio que no paga el agua”. Lo cierto es que tanto el IMAS como la Municipalidad y Emsa no aportan soluciones. El tema de la luz está totalmente ligado con las bombas, porque cuando hay máxima tensión las bombas se paran, y la distribución de agua es intermitente”, remarcó.
El legislador cuestionó junto con los vecinos, que el concejal Juan José Raynoldi (FR), impulse el Proyecto de Ordenanza, con el que pretende deslindar al Estado en la provisión de agua potable, sosteniendo que esa responsabilidad es de los vecinos de los barrios que son los perjudicados.
“Es un contrasentido total, y en rechazo de esa iniciativa, la ciudadanía está organizando asambleas a modo de protesta, evaluando una movilización para el viernes, exigiendo el servicio de agua potable como corresponde, garantizado por el Estado y sus instituciones”.
Recordó que el acceso al agua es un derecho humano y como tal, el Estado debe ser garante de su provisión y de su calidad. “La Ordenanza del edil Raynoldi, contradice la Carta Orgánica Municipal, que el Artículo 17 especifica que “es responsabilidad y función del municipio garantizar la provisión de agua potable”, subraya Sereno.

Un comentario sobre “El agua te la debo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *