lunes, julio 22, 2024
Cuentas clarasOpinión

Un país original

Por Mirta Botzman.

Tenemos que convenir que nuestro país es extraño, al menos original. Estamos en un proceso electoral en el que la principal lidereza del espacio político oficial que aporta mayor caudal de votos está proscripta y por lo tanto no puede encabezar la lista de candidatos a presidenta que muchos querríamos votar. No sólo está proscripta sino que hay un sector del mismo espacio político que lo único que parece perseguir es a ella misma y hacen o hicieron todo lo posible por derrotarla y hasta sacarla totalmente de la escena política. Después de un intenso y agotador proceso de roscas y recontra roscas durante el cual muchos y muchas nos habíamos hecho los rulos con Wado presidente, se establece una fórmula principal para la presidencia y vicepresidencia que también es muy particular por distintos motivos. En primer lugar porque no es el candidato con el que se siente identificado una gran parte de los militantes y adherentes a esa fuerza política y adicionalmente aunque no menos relevante es que es el ministro de economía de una economía que crece y hasta genera puestos de trabajo, aunque estos sean de mala calidad en términos de poder adquisitivo y formalidades como carecer de aportes jubilatorios, goce de aguinaldo, estabilidad y demás condiciones que tienen los empleos formales.

Mirta Botzman en La 99.3 el 6 de julio de 2023

Pero diría que hasta más grave para la campaña electoral del Ministro de Economía que los bajos salarios de los trabajos informales son los altos niveles de inflación que atacan el poder adquisitivo de asalariados sean formales o informales y vastos sectores de la clase media. Y en ese marco muchos dicen que ganar las elecciones en esas condiciones sería casi un acto de magia. Dicho esto también hay que decir que la crisis no afecta a todos por igual y hay sectores de la población y no me estoy refiriendo a los dueños de los grupos concentrados, sino a otros sectores que tienen un alto poder adquisitivo con capacidad de ahorro que les permite consumir sin miramientos y son los que llenan los restaurantes, que hacen turismo interno o los que hacen cola para comprar autos nuevos o usados u otros bienes durables. Seguramente también influye en este consumo las dificultades para acceder a los dólares como forma de ahorro o los viajes al exterior que se volvieron muy caros para la clase media.Esta particular situación dual de la economía argentina significa que no se necesitan ajustes regresivos ni eliminar derecho de los trabajadores, ni bajarle aún más el ingreso a jubilados y clases medias con el argumento de la búsqueda del equilibrio general. La crisis no es fiscal, sino que es del sector externo. La inflación actual está influida por la falta de dólares y no tiene nada que ver los argumentos utilizados por el FMI y la derecha local.

Me fui por las ramas, pero al final todo tiene que ver con todo, volvamos al candidato Massa. Cuando llegó al ministerio dijimos que era una persona con mucha capacidad de negociación por cierto también es muy ambiciosa y diría valiente por los desafíos que enfrenta. Está claro para propios y extraños que tuvo musculo y reflejos para contener la situación económica y financiera del país que al decir de Jorge Ferraresi que entonces era ministro de Desarrollo territorial y hábitat, se estaba a un día de que el gobierno partiera huyendo en helicóptero. Es cierto que los grupos concentrados, en particular los que producen los alimentos, con quienes Massa se habla de tú a tú no tienen miramientos y siguieron aumentando los precios con actitud desaforada. Tampoco los políticos de Estados Unidos con los que Massa tiene muy buenas relaciones parecen dispuestos a presionar para que el FMI flexibilicelas posiciones y siguen teniendo tirante la soga al cuello del país.

Massa y su equipo mostraron flexibilidad e imaginación al pagarle la última cuota de 2700 millones de dólares con los DEG que es la propia moneda del FMI que formaban parte de las reservas del Banco Central y con los yuanes de libre disponibilidad sin usar dólares de los que se carece. Que yo tenga registro, nadie hasta ahora había hecho esto con los pagos al FMI, claramente el organismo no puede decir nada pues China es parte del FMI y los yuanes forman parte de la canasta de monedas. En ese acto además de demostrar voluntad de mantener vivas las negociaciones con el organismo que hoy de hecho el acuerdo está caído porque no se cumplió ninguna de las metas establecidas, el ministro intentó una manera de decirle a Estados Unidos que está dispuesto a actuar con menos grado de sometimiento y mayor nivel de pragmatismo. La disponibilidad de yuanes es uno de los resultados de su reciente viaje a China acompañado por Máximo Kirchner pero además a nadie se nos escapa la guerra no muchas veces en silencio entre Estados Unidos y China por el control de la economía mundial. Tenemos que señalar que la situación sigue siendo muy difícil porque ahora tenemos vencimientos de intereses de la deuda refinanciada del sector privado y un nuevo vencimiento del FMI. El equipo liderado por Massa fue bajando las expectativas de los 10000 inicialmente pedidos a unos 6000 actuales para hacer frente a esos dos vencimientos inmediatos. Ya aparentemente no quedó otra alternativa que descartar la opción de aumentar las reservas para poder hacer frente a cualquier corrida cambiaria durante lo que resta del año. Claramente el ministro candidato no la tiene nada fácil.

Durante todos estos años de gobierno del Frente de Todos, antes de llamarse Unión por la Patria, Massa tejió una muy buena relación con Máximo Kirchner y con Cristina quien claramente sigue siendo la conductora de la fuerza política principal.Imagino que han dialogado mucho sobre las limitaciones que tuvo y tiene el gobierno de Alberto Fernández de quien ambos forman parte y entre otros temas no menores sobre el rol del FMI sobre nuestro país y las posibilidades de salir de la encerrona en la que nos metió Macri con Trump, sin olvidarnos obviamente de la distribución del ingreso. Creo y espero que Cristina como todos nosotros hayamos aprendido de la fallida experiencia de este gobierno y eso significa que no hay cheques firmados en blanco sino sobre acuerdos bien definidos y si no se cumplen las expectativas hay que salir a manifestarlo y exigir los cambios necesarios. La anomia y el silencio no suelen ser buenos consejeros para lograr cambiar decisiones que se alejen del interés popular. En este sentido también tenemos que reiterar que esperamos que se presente el programa del que habló tanto Máximo como Cristina el que esperamos incluya ítems como que hacer con el poder judicial, entre otros temas urgentes y que será la base de nuestro contrato electoral.

Pero también quiero decir que la astucia y pragmatismo mostrado por Massa seguramente lo están llevando y seguramente lo van a llevar a comprender cabalmente el resultado catastrófico del cumplimiento a pie juntillas y sin discutir los dictados del FMI. Ya en los pocos días de campaña habló y recalcó la pérdida de soberanía que trae aparejado que la política económica se establezca en otro lado y no en el país.Está clarísimo que el minuto cero del próximo gobierno es replantear totalmente el acuerdo firmado por Guzmán y Alberto Fernández institucionalizado en el Congreso Nacional. Y Massa no es Alberto, Massa es un político con voluntad, vocación y ambición política y por tanto seguramente hará todo lo necesario para tener una gestión exitosa lo que necesariamente incluye implementar políticas que contenga a las mayorías populares. Alberto nunca pudo ser otra cosa que un opaco operador político y así lamentablemente para todos nosotros resultó su gobierno, aún a pesar de que se hicieron muchas cosas bien.Aquí quiero resaltar lo que creo debe ser motivo de orgullo para todos los argentinos es la construcción en tiempo record de la compleja obra del gaseoducto Néstor Kirchner y que este año ya nos permitirá ahorrar 2000 millones de dólares de importaciones.

También hay que resaltar que esa obra fue posible por la iniciativa de Máximo Kirchner y Carlos Heller del impuesto a las grandes fortunas que finalmente fue aprobada en el Congreso. También vale la pena destacar que esta obra quedó diseñada y con financiamiento disponible cuando Cristina dejó el gobierno en diciembre de 2015, obviamente Macri no movió un dedo y después el FMI se opuso sistemáticamente a que se realice con el argumento del déficit fiscal. En relación a los dichos de Massa sobre pagarle al Fondo para que no regrese más, por las dudas hay que señalar que no se trata de destinar todos los excedentes de exportaciones a pagar la deuda con el FMI para sacárnoslo de encima sino que la ecuación debe incluir excedentes destinados al desarrollo de nuestro país y a la distribución del ingreso como precondición para ese desarrollo.

Otra arista que resalta en el Massa político, es que gestiona rápidamente la inclusión de todas las figuras necesarias para que nadie quede herido por afuera. De hecho diría que sobreactuó el abrazo con Scioli al ir a esperarlo en la entrada del Ministerio cuando todos sabemos de la distancia entre ambos desde que Scioli fue gobernador de la provincia de Buenos Aires. Pero también consiguió el apoyo de gobiernos provinciales como el de Salta, Río Negro y Misiones entre otros que antes no sumaban candidatos a presidente a sus boletas electorales.

Un renglón sobre Misiones donde el gobierno provincial en una maniobra veloz logró que el kirchnerismo no concrete con figuras propias ningún lugar para candidatos a diputados o senadores. En realidad creo que el kirchnerismo misionero debería llamarse a una profunda y genuina reflexión pues claramente este resultado es producto de las acciones propias y no del oficialismo provincial que hizo lo que hace muy bien desde hace mucho tiempo y no hubo la densidad política para disputarle nada.

Retornando al inicio de la fórmula presidida por Massa, y también retomando el tema de nuestras rarezas u originalidades, cuando Cristina lo nombró como la fórmula de la unidad en un escenario diría poco adecuado para esa presentación con el avión desde el que tiraban compañeros y compañeras vivas al mar como fondo, aclaró que en realidad el candidato del kirchnerismo era Wado de Pedro y no Massa, es decir, estamos nominando a alguien que no es del propio espacio político, creo que coincidirán conmigo que no es lo más habitual. Y aquí Cristina señaló que no sólo hace falta tener comprensión de texto sino que se requiere también comprensión de contexto, clarísima.

Pero Cristina hizo algo más y habilitó a otro candidato a disputar las PASO, a Juan Grabois que junto a Paula Abal Medina competirán con Massa-Rossi. Grabois es un hábil y mediático dirigente surgido de la militancia popular, con vínculos estrechos con el Papa Francisco, con un discurso más fresco y descontracturado, a quien por cierto le fue muy bien en las discusiones por los lugares en las listas de candidatos a diputados nacionales tanto de la provincia de Buenos Aires como de la ciudad de Buenos Aires. Seguramente va a obtener más votos de lo que señalan las encuestas que se conocen. Supongo que el sentimiento de no tener nada que perder le permite tener respuestas desenfadadas que incluso lo hacen aparecer más atractivo. A Grabois lo cuidaron y así el kirchnerismo renuente a votar a Massa en las PASO tiene un candidato a votar con más ganas.

Un solo comentario sobre Agustín Rossi, el candidato a vicepresidente de Massa, es importante decir que es un hombre con una muy vasta experiencia en el manejo en el congreso y fue un excelente jefe del bloque de diputados del kirchnerismo/peronismo en momentos por cierto difíciles, lo que de alguna manera garantiza un muy buen manejo del Senado de la Nación. En realidad todos debemos tener muy claro que al kirchnerismo o el peronismo no le sobra nada para disputar las próximas elecciones y una vez más tenemos que señalar que se nos va la vida en ganarlas salvo que estemos dispuestos a rematar los derechos que todavía tenemos y que fuimos ganando durante muchos años de lucha. Voy a parafrasear al General, primero la Patria, después el movimiento y por último los hombres, no es el momento de pensar a mí no me gusta, yo no me lo banco, yo tengo desconfianza… creo que es momento de sacarnos la primer persona del singular de nuestro accionar en este momento y pensemos en el futuro colectivo de nuestra Patria. Tenemos que poder comprender que esta no es una elección más sino que se puede estar delineando si mantenemos la condición de país soberano o estamos dispuestos a ser colonia en el futuro y por mucho tiempo.

La otra rareza que tenemos como país es la oposición, la derecha de los cambiemos, pregunto ¿hay algo más distópico que un puñado de políticos durante una campaña electoral prometiendo consumar las peores calamidades para así obtener el voto de sus futuras víctimas? Morales y Larreta hacen campaña montados en la terrible y siniestra represión en Jujuy, sin mencionar demasiado que a Larreta el inconsciente lo traiciona y cuando quiere hablar de profundizar la institucionalidad se le escapa privatizar. De pepita la pistolera Bullrich que decir que todos uds no sepan, además de profundamente ignorante e inconsistente, sólo atina a prometernos mucha dureza y represión.Sólo un comentario sobre Milei que creo que cumplió el rol de volcar todas las opciones de las dirigencias políticas del país a la derecha y todavía espero que ese corrimiento sea más un fenómeno de la dirigencia que de la población. El resultado de las elecciones nos dará respuesta a este interrogante.Mientras tanto creo que aunque Milei no tenga un volumen muy grande de votos es una figura que ya hizo bastante daño corriendo el mapa a la derecha y es probable que no desaparezca en el futuro cercano al menos.

Mirta Botzman

La economista Mirta Botzman nos propone una mirada nacional, popular y democrática de la economía nacional e internacional, todos los jueves, a las 7,30, en su columna Cuentas Claras en el programa Contala como quieras, en La 99.3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *