viernes, mayo 24, 2024
Entrevistas

Un espacio para pensar y preservar

«Formamos el Espacio Socioambiental para comprometernos en la lucha por la preservación y mantenimiento de nuestros bienes naturales vinculado con lo social», comentó el ambientalista Eduardo Lujan al referirse a la jornada que se realizó recientemente en la localidad de Capioví, Misiones, donde se reunieron referentes de alrededor de 50 organizaciones sociales, gremiales, ambientalistas y políticas con el propósito de instalar una agenda que centre su atención en la afectación en la región del cambio climático y la necesidad de impulsar políticas públicas para que el impacto pueda ser contrarrestado por el Estado y por la población en su conjunto.

Eduardo Lujan en La 99.3 el 7 de marzo de 2022
Eduardo Lujan

Entrevistado en el programa Contala como quieras de La 99.3, Lujan subrayó que «el cambio climático también nos afecta a nosotros como sociedad en cuestiones laborales, falta de agua potable, pérdida de biodiversidad, pérdida de tierras para producir alimentos» y añadió que «es un sistema muy complejo al que hemos llegado con el modelo extractivista y por eso era necesario que nos encontremos en un espacio común para poner resistencia al avance este modelo y pensar alternativas como agroecología, uso racional de los bienes naturales, distribución de la tierra como algunos hitos de que hay otras formas de vivir sin que avance el extractivismo».

Provenientes de distintos sectores y edades, unas 80 personas se hicieron presentes a partir de las 9 horas en el espacio verde del Salto Capioví y tras las palabras del cacique Ricardo Benítez Vera, de la comunidad Tunaí, de Puerto Leoni, invitando a “hablar con seriedad, escuchando al corazón”, esto es: comprometidos con el Ser, se dio inicio a la jornada.

“Frente a la gravedad de la situación de deterioro y pérdida de la biodiversidad, que repercute negativamente en todos los ámbitos, nos propusimos dar solidez a este espacio amplio, plural, inclusivo y democrático, que sigue abierto a más participantes y propuestas; un espacio sagrado, espiritual y profundamente político porque es de todos”, manifestó Gerardo Segovia, referente del Movimiento por las Semillas Campesinas de Misiones.

Un borrador tentativo de un manifiesto, guía del incipiente frente socio ambiental provincial, fue distribuido entre los presentes. Ese documento – disparador de temas a atender- fue el eje de trabajo en grupos, y tras el almuerzo, se concretó una asamblea donde cada grupo expuso sus conclusiones y en base a ello, se definieron líneas de acción con la mirada puesta en el próximo encuentro.

Repensar el modelo productivo vigente fue una de las premisas compartidas. “La demanda de bienes y servicios ecosistémicos aumenta sin pausa y a la par su disponibilidad disminuye, con el agravante que se acrecientan los eventos climáticos extremos, como la reciente sequía y olas de calor, que impactan directamente en la salud, en la producción de alimentos y en la disponibilidad de agua y de suelo fértil, con incendios de magnitud, como está ocurriendo en Misiones y Corrientes”, advirtió Raúl Aramendy, impulsor en la educación superior en agroecología e integrante del Frente Ciudadano Ambiental Kaapuera. “Es evidente que el modelo productivo, donde impera el monocultivo de exóticas, no es compatible con la biodiversidad y nuestro bienestar. Entonces, hay que tomar otro camino”, expresó, quien además representa al Servicio de Paz y Justicia.

Los presentes dijeron no a la mercantilización de los bienes naturales, expusieron que urge mayor apoyo del Estado orientado al pueblo Mbya Guaraní, a conservar la Selva Paranaense, a asegurar el agua en cantidad y calidad, y a multiplicar la agroecología y el turismo sustentable, entre otras actividades inclusivas y que contribuyan al equilibrio ambiental. Hicieron notar que la problemática de los incendios debe abordarse con profundidad, desalentando todo lo que contribuya a su expansión –subrayando el monocultivo de especies exóticas como una amenaza- y brindando herramientas para prevenir su desenlace. Observaron además que frente al avance de la tecnología, es preciso dilucidar los efectos sobre la salud de las radiaciones electromagnéticas y que resultaría beneficioso la creación de un centro demostrativo de energías renovables, motorizando su uso en la población en general.

Mario Borjas Vera Miri, de la comunidad Ka’a Kupe, de Ruiz de Motonya, consideró que el encuentro “fue un paso muy importante”. Ponderó que “nos encuentra la unidad con distintas organizaciones en la preocupación por lo socio ambiental”, al tiempo que adelantó que el manifiesto será evaluado en su asamblea tradicional, el Aty Necheyro.

La pluralidad fue un rasgo distintivo de la jornada. “Como la Selva Misionera, este espacio reúne a los más diversos sectores; queremos y necesitamos esa diversidad, y hay una razón fundamental para ello: nuestro bienestar es intrínseco a la existencia del monte, que nos da todos los bienes naturales esenciales para la vida y nos da identidad, y ese monte, que es nuestra casa, hoy está en situación crítica, lo que se traduce, por supuesto, a la situación de quienes vivimos en este espacio”, indicó Eduardo Lujan, integrante de la Mesa por el No a las Represas.

Hay una redefinición del rol de las organizaciones, una ampliación en su rol en la sociedad, destacó por su parte Leandro Sánchez, dirigente del sindicato CTA autónoma. “Está cada vez más claro que lo social y lo económico, fundamentalmente lo referido a la producción de alimentos, cooperativas y emprendimientos turísticos sustentables, está directamente vinculado con el ambiente; no se puede separar una cosa de lo otra y eso quedó claro el sábado en Capioví y se comienza a ver con mucha fuerza en los movimientos sociales”, señaló.

El abogado José Luis Cachorro Fuentes recordó que “artículo 41 de la Constitución Nacional es central para entender que los ríos y arroyos, el monte, las chacras que producen el alimento que necesitamos, son bienes comunes al servicio de toda la comunidad, y el derecho ambiental es una herramienta para defender nuestra casa común”, mientras que su par, Federico Padolsky, acotó que “habría que repensar la aplicación o adhesión a la Ley Nacional 25.080, la que regula, incentiva y subsidia la implantación de especies exóticas, legalizando un saqueo. Ello, en primer lugar, porque el avance del ‘frente forestal extractivista’ se ha impuesto en la geografía misionera destruyendo a su paso el monte nativo y en segundo lugar, porque se llevan nuestra agua ‘envasada’ en forma de madera o pasta celulósica, contaminando una gran porción de ella, en el “lavado” de dicha pasta. Esto también contribuye al cambio climático que estamos viviendo”.

Beatriz Zemunich, productora y guardiana de semillas nativas y criollas, puso en valor a “los productores agroecológicos que vienen cultivando de generación en generación cuidando el ambiente, nuestra casa grande“.

En tanto, la médica Marcela Bobatto resumió en pocas líneas la interrelación entre buena salud y ambiente sano. “Como seres humanos pertenecemos a la naturaleza, desde la concepción de nuestros pueblos originarios somos tierra, agua, bosque, fuego, planta. Si los bosques son talados o quemados, si los ríos son represados, si las plantas – alimento son contaminados, todo el ecosistema, incluidos los seres humanos sufrimos ese daño, perdemos la armonía, y se ponen en riesgo todas las formas de vida sobre la tierra”, dijo la fundadora del movimiento nacional de salud LAICRIMPO.

Participaron integrantes de la Casa de Semillas Zona Norte, ATY Ñechyro, Asociación Brasileira de Agricultura Biodinâmica, Asociación Nativos, Asociación Civil AMBAY Misiones, Asociación Trabajadores del Estado, Biblioteca Popular de Puerto Azara, Centro de Estudiantes de la Multiversidad Popular, Chacra de Misiones, Club Náutico León Seró, Conciencia Verde, Cooperativa Igualdad y Consumo Responsable, GERM, Cooperativa Territorios en Desarrollo, Cooperativa de Trabajo Territorios Misiones, Corrientes Clasista Combativa, Central de Trabajadores Argentino, Cuenca Ovino Caprian del Sur de Misiones, DiJuCa, El Montecito, ATE, Frente Ciudadano Ambiental Kaapuera, Friday for future Posadas, Instituto de Estudios Sociales y Humanos-CONICET-UNaM, Inter Chacras, La Rastrojera TV, LAICRIMPO, Laterri, B.V.M, Mercado Agroecológico, Mesa Provincial No a las Represas, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos Misiones y la Triple Frontera, Murga del Tomate, Corriente Clasista y Combativa, Orgánica Misiones, Red de Agricultura Orgánica de Misiones, Foro AL y del Caribe Responsable Ambientales de los Gobiernos, los Estados y las Regiones; RAMMI, Brigada Voluntaries de Misiones, Brigrada Autoconvocadxs de Misiones, FTV, MSP, MTE, Red Com Sur, Semillas Autoconvocadas, SERPAJ, Somos Red, Movimiento Agroecológico de América Latina y El Caribe, Iguazú Certificación Participativa, Tekorá-Porà, Tierra del Buen Vivir, Unión de Asambleas Comunitarias, y Unidad Popular. También, vecinos, emprendedores, profesionales del ámbito agrario y ambiental, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *