Jornada de trabajo en Montecarlo

Reclaman más apoyo a la producción citrícola

Productores citrícolas de Misiones plantearon a los técnicos del Inta y del Senasa su preocupación acerca de cómo está bajando la producción de cultivo de cítricos que complica a Montecarlo y a toda la Zona del Alto Paraná. La caída de la producción la atribuyen a la enfermedad que provoca el HLB (hongo que afecta a las plantas) que se inició en 2004 cuando ingresó a la provincia y creciendo.
El planteo lo hicieron en una jornada de trabajo de productores citrícolas de la Zona del Alto Paraná que se realizó en la localidad de Montecarlo, organizada por la Municipalidad y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), con la presencia del intendente local, Jorge Lovato; el jefe del Inta, Roque Tolossa, y varios diputados provinciales, entre ellos Carlos «Cali» Goring, de Partido Agrario y Social; Julio César «Chum» Barreto, del Frente Renovador, y Gustavo González, de la UCR-Cambiemos.
La presencia del HLB provocó que una merma de la producción «al punto que hace unos años devastó las plantaciones y los productores tuvieron que destruir todo por culpa de esa enfermedad», subrayaron en el encuentro donde insistieron en reclamar que se puedan producir nuevos plantines de citrus en la zona, y que para lograrlo piden que no haya «tanta burocracia».

«Piden eliminar el Documento de Tránsito Vegetal (DTV), que es un control que se realiza a las frutas. Aceptan que en la ruta se haga ese formulario, pero no que lo exijan también cuando trabajan dentro en sus quintas», relató el diputado Goring y añadió que esa exigencia «constituye una burocracia de la que están hartos».

De la jornada también participaron el subsecretario de Desarrollo y Producción Vegetal de Misiones, Yaco Mazal; el ingeniero agrónomo, Otto Goritz, en representación del Ministerio del Agro y la Producción; el subsecretario de Desarrollo Productivo del Ministerio de Agricultura Familiar y técnicos del Inta y del Senasa.
Estado y producción
El diputado Goring se hizo eco del reclamo de los pequeños productores, quienes solicitan que desde el Ministerio del Agro se promuevan más fondos para la producción citrícola. «Hubo muchas quejas de los productores de la Cooperativa Citrícola de Alem, que compran parte de la producción en Montecarlo y reclaman que se pague al día porque hay productores que tienen en su haber entrega de frutas desde el año pasado», contó el legislador del PAyS.
«Los colonos quieren plantar, pero al no permitirles -el Inta y Senasa- que los plantines se hagan en la zona, corre el riesgo la producción», agregó y explicó que «les resulta es muy complicado conseguir semillas de otras provincias», mientras que «en este momento hay faltantes de frutas y a los pequeños productores les preocupa que todo esto provoque el final de la producción de naranjas, pomelos, mandarinas, todo lo que sea citricultura».
Diversificación
Al momento de exponer en la jornada de trabajo, el diputado Carlos Goring recordó que proviene de Colonia Aurora, de la Zona Costera del Alto Uruguay. «Aunque pertenezco a una zona productora de tabaco, sé que también las cooperativas citrícolas entraron a Colonia Aurora y hoy tenemos citrus», aunque «no sé cuántas hectáreas hay después que los propios productores tuvieron que eliminar muchas porque no tenían rentabilidad».
«Después de todos los cuidados que requiere la actividad, llegó un momento en que aumentaba el precio y los cítricos no tenían más valor que para hacer jugos, y por esa razón se terminaron varias hectáreas en la zona de Colonia Aurora», indicó.
El legislador y productor destacó que en Misiones la tierra fértil permite que se plante «de todo», y la producción siga activa, «sin embargo vimos que el citrus se detuvo un tiempo y nosotros, los que venimos del sector productivo, apostamos a que en las chacras haya diversificación».
Desmonte para plantar pino
«Cali» Goring hizo hincapié en que cuando recorre la Zona del Alto Uruguay hacia el Alto Paraná, «me produce una gran tristeza ver tantos pinos ocupando las tierras de Misiones».
«En algún momento el Gobierno provincial dio el visto bueno para que se levante todo el monte nativo y entre alguna empresa sólo para ganar plata con la producción de pino. Algo totalmente contraproducente porque tenemos una provincia de pocas hectáreas; pero muy rica en producción, y permitir que se plante tanto pino, es quizás prohibir a muchos productores que en sus chacras puedan producir alimentos, no ya para comercializar, sino para mantener a su familia», subrayó el ex presidente de la Asociación de Campesinos Tabacaleros Independientes de Misiones.
Más adelante admitió que «es complicado pero hay que trabajar para revertir la situación» porque «nuestro colono, el pequeño productor, no tiene problemas en plantar, tanto en la Zona del Alto Uruguay como en el Alto Paraná. El productor trabaja, produce; pero siempre pensando en la rentabilidad que tendrá, por supuesto, y con el citrus vemos que la producción está en riesgo y con ella la rentabilidad», puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *