domingo, julio 21, 2024
Latinoamerica

Los impactantes paisajes que las baterías de tus teléfonos están creando en Sudamérica

Debajo de la pantalla en la que estás leyendo esto, hay probablemente parte del destilado de una llanura de sal.

Hace millones de años, los volcanes depositaron minerales en vastas extensiones de América del Sur y luego el agua se filtró a través de las rocas para formar enormes lagos. Entonces vinieron ciclos de evaporación y deposición, los cuales generaron vastas llanuras de sal en los que se encuentra uno de los minerales más buscados del mundo: el litio.

Con el rápido aumento en el uso de baterías, para dispositivos electrónicos y automóviles eléctricos, la demanda de litio y otros materiales básicos en la industria se está acelerando. El litio está cambiando la suerte, y más específicamente los paisajes, de aquellos países que lo tienen en abundancia.

En Bolivia y Chile, el alto tonelaje de litio incrustado en las llanuras salinas ha dado lugar a campos masivos. Desde el aire, las piscinas de evaporación para la extracción del mineral inundan el paisaje con colores llamativos.

En esta serie de fotografía exploramos estos lugares, cuyas características sorprendentes han inspirado a varios artistas, escritores y arquitectos. Nuestro recorrido visual comienza en las salinas de América del Sur, que contienen cientos de millones de toneladas de litio.

En las Salinas Grandes de Argentina, los indígenas ven las piscinas naturales como «ojos» que tienen un significado espiritual.

Pero los políticos y las empresas también ven el enorme valor económico de las salinas, incluso si aún no se han explotado por completo.

El Salar de Uyuni, en Bolivia, alberga lo que quizás sea el depósito individual más grande del mundo.

La salmuera se bombea a la superficie y se evapora para concentrar los minerales. Luego se filtra y se trata químicamente para extraer el litio.

Mientras tanto, lugares como el desierto de Atacama han ayudado a Chile a convertirse en uno de los principales productores del mundo.

Sus minas rivalizan con las de Bolivia como uno de los depósitos de litio más grandes del mundo.

Puede llevar más de un año maximizar la concentración de litio mediante este método de evaporación.

La industria ha crecido considerablemente en el desierto de Atacama, en Chile.

En Alemania, el litio se extrae de la zinnwaldita, un mineral de silicato. Un depósito pequeño para los estándares mundiales, pero grande para Europa.

En Turquía, Eti Mine Works extrae el litio de los desechos de la producción de boro.

Es poco probable que la producción de Turquía sea una fuente importante de litio, pero representa uno de los varios esfuerzos para encontrar reservas alternativas.

La demanda de litio probablemente seguirá a medida que también crece la necesidad de baterías, como estas para automóviles en una fábrica en China.

A medida que el mundo adopta más autos eléctricos y otras tecnologías que funcionan con baterías, ¿qué nuevos paisajes podría crear esto?

(BBC Mundo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *