La luz mala en Jardín América

Alrededor de 60 familias de Jardín América compraron lotes en el barrio Mariano Moreno, con el sueño de tener su vivienda propia pero, desde hace un largo tiempo, la mayoría de ellas está luchando para contar con los servicios básicos en sus lotes. De más de 88, se vendieron cerca de 60 y la mayoría de quienes compraron no pueden mudarse por falta de luz.

Los afectados se reunieron esta semana con el diputado Martín Sereno (Frente Popular Agrario y Social) a quien le plantearon su preocupación y le pidieron ayuda para encontrar una solución.

«Es inadmisible lo que hace el distrito de Emsa de Jardín América con estas familias. Todas hicieron un gran sacrificio para adquirir sus lotes, y la mayoría están cerca de la red del agua y la luz. Se puede ver el cableado, los postes, el pilar, y sin embargo no les conectan la energía», subrayó Sereno, y agregó que los vecinos «se quejan porque en la delegación local reiteradamente les dan distintos argumentos para no conectar el servicio. La gente está sin luz y se les complica vivir así. Ya iniciamos las gestiones en la búsqueda de alguna solución por parte de la empresa».

Con ahorros

Marcelina Blanco compró su terreno hace más de un año y desde entonces tramita en la empresa local proveedora de energía que le conecten el servicio en su vivienda.

«Fuimos a pedir a Emsa que haga la conexión y seguimos esperando. No sé por qué razón son funcionarios que discriminan porque a un vecino que compró su terreno hace tres meses, ya le conectaron la luz. Vemos que solucionan el problema a quién las autoridades o los técnicos quieren y todos tenemos derecho a tener luz».

Marcelina tiene 53 años, trabajó desde siempre y ahorró con mucho esfuerzo para  reunir el dinero de la entrega por su terreno del que sigue pagando las cuotas, pero al no tener luz en su vivienda se vio obligada a volver a alquiler y el gasto es doble.

«Es difícil, no es una casa con lujos pero es mi casa y me da mucha impotencia la situación, ya no sabemos a quién recurrir. Pedimos asesoramiento a la Municipalidad y dijeron que no pueden hacer nada. Yo le pido al presidente de Emsa que vea lo que pasa acá, porque no es el único lote en Jardín que no tiene conexión», cuestionó.

El sueño que no se cumple

Otra de las damnificadas, Sonia Gómez, relató la situación de su madre que es pensionada y de su padre a punto de jubilarse, quienes adquirieron un terreno en el barrio porque deben abandonar la vivienda que le presta la empresa donde trabaja el hombre.

Hace tiempo compraron este lote con el objetivo de tener su propia vivienda pero están reclamando a la delegación de Energía de Misiones que les baje la conexión eléctrica para poder mudarse. Son una pareja de adultos mayores que no puede vivir en una casa sin luz.

«Mis padres, Antonio y Zulema, empezaron a construir su casa y se ven obligados a pedir prestada la luz a un vecino a través de un cable para que los albañiles puedan avanzar. Nos cansamos de ir a la sede de Emsa, sobre todo mi mamá que es una mujer insistente, y no hay respuesta. Es muy necesario ese servicio, porque mi papá, con 65 años, tiene todos los trámites encaminados para jubilarse y deben dejar la casa que ocupan», relató Gómez y reiteró que «nos preocupa la situación porque con el agua la solución fue más rápida pero con la luz no hay caso. Mis padres compraron el medidor y todos los elementos pero no le conectan la luz».

Trabados

En la reunión con las familias y el diputado Sereno también participó el apoderado y representante legal de los loteos Augusto Flamig, quien vende lotes accesibles para familias con bajo poder adquisitivo que con el valor de un alquiler y haciendo una entrega previa pudieron comprar su tierra.
Flaming explicó que hace cuatro años busca solucionar con la empresa de energía local el problemasuministro eléctrico. «Presentamos notas, pedidos, propuestas y no tuvimos respuestas. Recién a fin del año pasado, ante nuestra insistencia, nos respondieron con un presupuesto que triplica lo que se puede pagar, el conflicto está trabado», subrayó.

El apoderado manifestó que se ofrecieron a comprar un transformador con mayor potencia para que se cambie el que estaba, por lo que «ya no haya más excusas para que la luz llegue a todas las viviendas».

«Tratamos de prever el tema de los servicios y como Emsa daba vueltas decidimos poner dinero de nuestro bolsillo para la provisión de redes de luz y agua que ya hay en este momento pero con la energía estamos en un punto muerto», dijo.

Todos perjudicados

Flamig advirtió que legalmente, como apoderado de los lotes, no tiene la obligación de instalar las redes para los servicios pero lo hizo porque «vendemos con responsabilidad y tratamos de solucionar los servicios reconociendo el esfuerzo de las familias», de todos modos «dejamos de hacer obras de servicios de luz y agua después que Emsa nos pidió un disparate económico y porque exigen que todo se realice a través de técnicos de la empresa y eso es muy caro» y «si lo hacemos de esa manera se tendría que trasladar el costo a los vecinos que no lo podrán sostener porque terminarían pagando por todo el sistema de la red de energía eléctrica, casi lo mismo que les cuesta el lote».

Aún con todos los inconvenientes, Flamig recordó que cuando recién comenzaron a vender los lotes los directivos de Emsa tuvieron buena voluntad. «Sobre las líneas añejas efectuaron las primeras conexiones que ahora están colapsadas y ahora, lamentablemente, trabaron el trámite. Los vecinos reclaman sus derechos, y tienen razón. No piden que les regalen nada, todo está en regla y con los impuestos pagos».

El representante de los vecinos afectados agradeció la disposición del diputado Sereno para gestionar una solución al problema. «Tenemos buena voluntad, vendemos con precios financiados, el costo lo recuperamos en 10 años y estamos posibilitando una solución de hábitat a la gente», remarcó.

La mayoría de los que viven en el barrio alquilaban y dejaron de hacerlo porque tuvieron la posibilidad de comprar un lote y tener su techo propio. «Espero que se solucione este problema, y que la gente pueda vivir con la tranquilidad de tener su techo propio con los servicios básicos resueltos», enfatizó Flamig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *