martes, julio 16, 2024
Misiones 2

Frente a la palabra, Avelluto se quedó sin palabras

Las políticas de ajuste que lleva adelante Cambiemos siguen encontrando a su camino protesta social y reclamos en lugares en donde los funcionarios, a priori, suponen que podrán evadir la realidad social.

Este jueves, los ministros de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, y su par de la Ciudad, Enrique Avogadro, se disponían a presentar la nueva edición de la Feria del Libro en un muy concurrido acto de apertura. Sin embargo, la ceremonia tomó un color imprevisto cuando un grupo de jóvenes cruzó a los funcionarios por la proyectada destrucción de profesorados que planea el gobierno porteño con la creación del polémico órgano UniCaba.

El momento en que Avogadro subió al escenario apareció la tensión, con Avelluto parado a un costado intentando frenar el reclamo. Unos cien jóvenes -algunos de ellos con máscaras blancas- se levantaron de sus asientos y cantaron contra el proyecto que discute la Legislatura porteña. “Señor, señora, no sea indiferente, nos cierran los terciarios en la cara de la gente”, cantaban los manifestantes cuando Avogadro intentaba hablar.

«Salimos a la calle, salimos a luchar, los profesorados no se van a cerrar», cantaban en referencia a la posible eliminación de 29 profesorados que rigen en la Ciudad.

Por su parte, el presidente de la Fundación El Libro, Martín Gremmelspacher, pidió calma hasta que la situación se atenuó. Luego, la escritora Claudia Piñeiro continuó con el acto y dejó su firma de apoyo a los jóvenes: «Yo fui al profesorado de matemática. Espero que se retire el proyecto», se solidarizó la autora de Las viudas de los jueves. “Me siento cómoda en un colectivo de escritores para los que la lealtad nunca deba ser con la autoridad, sino con el lector, con el ciudadano, con la literatura y con nosotros mismos”, aclaró Piñeiro.

Cuando Avelluto subió al escenario de la sala Borges los manifestantes, que habían escuchado a Piñeiro, volvieron a cantar y a gritar. “A los fascistas que están en el fondo les pido que respeten el uso de la palabra”, se quejó Avelluto. La palabra fascista generó una rabia descomunal. El ministro derrapó. “Ser docente no te inmuniza frente al autoritarismo”, le dijo a uno de los manifestantes. Avelluto le cedió el micrófono a Juan Manuel Sánchez, consejero graduado del Lengüitas y profesor de portugués. “El Gobierno de la Ciudad quiere cerrar 29 terciarios, se quiere cambiar el modelo educativo en la Ciudad. Por favor, retiren el proyecto, hasta la Iglesia lo pidió”, aseguró el joven profesor. Los manifestantes reanudaron los cantitos. “Larreta, ¿dónde está? ¿dónde está? Larreta, ¿dónde está?” No estaba la autoridad. Avelluto se fue.

(Infonews/Página 12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *