Los tareferos no tienen respuestas en Baires

Podrían iniciar huelga de hambre

(ET) Los tareferos misioneros que acampan frente al Ministerio de Trabajo de la Nación evalúan una huelga de hambre ante la demora de las autoridades nacionales en dar una respuesta a sus reclamos. Los trabajadores de la yerba llevan más de 48 horas de acampe y corte de la avenida frente a la cartera que conduce Jorge Triaca.
Reclaman un subsidio interzafra de 6.500 pesos para los seis meses en los que no hay cosecha y mejoras laborales. Ayer mantuvieron una reunión con las autoridades y no recibieron respuesta al pedido, incluso algunos tareferos se retiraron con lágrimas al culminar el encuentro, ya que salieron decepcionados.
En diálogo con El Territorio, Jorge Pedrozo, de Oberá, dijo: “Queremos que esa ayuda mensual llegue a todos los tareferos y no sólo a los que tienen cinco recibos como es ahora, porque la realidad es que hay cerca de 7.000 tareferos en negro que no pueden acceder a ninguna ayuda”.
En la jornada de hoy, los trabajadores de la yerba volverían a mantener una reunión para seguir con el tema. En relación a la huelga de hambre todavía están evaluando esa posibilidad como una nueva medida de protesta.
Ayer la olla popular se hizo presente frente a la entidad nacional. En este contexto, Pedrozo dijo que “nosotros no tenemos drama en seguir protestando hasta que nos den una respuesta digna”. Hasta la capital del país llegaron 17 tareferefos misioneros.
Belén Mendoza (25) y María Dos Santos (49) son dos tareferas que llegaron hasta la gran ciudad junto a sus otros quince compañeros.
Al respecto, las trabajadoras contaron: “Las mujeres somos las más explotadas y las que más sufrimos las malas condiciones de este trabajo, porque en la tarefa trabajamos codo a codo con los hombres, pero además hacemos todas las tareas del hogar y cuidar a los hijos”.
En el caso de Mendoza, la joven contó que hace siete años trabaja como tarefera en Andresito. Mientras, Dos Santos, de Dos de Mayo, comenzó a los 20 años.
Sobre la protesta frente al Ministerio de Trabajo, Mendoza sostuvo que “cuando surgió la posibilidad de venir hasta Buenos Aires para reclamar, primero dudé porque tengo un bebé de 3 años, pero mi mamá me dijo me lo cuidaba y que venga ya que ella también fue tarefera y sabe cómo sufrimos las mujeres que vivimos de esta tarea”.
Las mujeres relataron que pasaron la primera noche en la vereda de la entidad nacional, que está ubicada en la avenida Alem del bajo porteño.
“La Policía no nos dejó armar las carpas por eso tuvimos que dormir a la intemperie, pero somos gente sufrida y no nos van a correr de acá así nomás”, indicó Dos Santos.
En Misiones, por su parte, los tareferos siguen con los cortes de ruta a la altura de Montecarlo en forma de apoyo a quienes viajaron a Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *