Condenó amenazas de intervención a Venezuela y abogó por Cuba

Evo pidió soberanía argentina sobre Malvinas

Durante la Cumbre de las Américas, el mandatario boliviano reclamó la soberanía Argentina sobre las Islas Malvinas. instó a Washington a cesar el bloqueo a Cuba y suspender la construcción del muro con México y pidió que se deje de hostigar al Gobierno de Venezuela.

(Telesur) El presidente boliviano, Evo Morales, condenó este sábado las amenazas de intervención del Gobierno de los Estados Unidos en contra de Venezuela y abogó por Cuba que afronta desde hace más de medio siglo un bloqueo financiero impuesto por Washington.

«Bolivia condena categóricamente las sanciones unilaterales y las amenazas de invasión realizadas por el Gobierno estadounidense en contra de Venezuela. Nuestra región no es un patio trasero de nadie», afirmó durante su intervención en el plenario de la VIII Cumbre de las Américas que se lleva a cabo en Lima, capital de Perú.

También exigió que se levante incondicionalmente el bloqueo económico y financiero que Estados Unidos impone ilegalmente en contra de Cuba y que les sea devuelto Guantánamo.

A su vez, manifestó su respaldo a la libre autodeterminación del pueblo de Puerto Rico y ratificó su apoyo a la devolución de las islas Malvinas a la soberanía argentina.

El presidente agradeció la solidaridad de los Estados, pueblos y líderes que han expresado su apoyo a su causa marítima. «Reitero los ofrecimientos de nuestra mano fraterna a la hermana República de Chile para que no heredemos a las siguientes generaciones ningún tema pendiente», expresó.

También alertó contra «una falsa lucha contra la corrupción» detrás de la cual puedan esconderse intenciones de «derrocar Gobiernos legítimos», e hizo una defensa a ultranza del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Dá Silva, condenado sin pruebas a 12 años de prisión por un supuesto caso de corrupción.

En este orden de ideas, instó a la OEA a definirse si se consolida como una organización de integración de los pueblos o un títere neocolonial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *