Una amenaza que se suma al ajuste en Agroindustria

Yerba: rotundo «No» de los cooperativistas a la desregulación

Nubarrones que amenazan con la desregulación del mercado se han instalado en el firmamento yerbatero provincial, y el presidente de la Federación de Cooperativas Agrícolas de Misiones (Fedecoop), Gerardo Vallejos, se plantó: “Ya hemos tenido esa triste experiencia. No vamos a aceptarla.”

“No se desregula un producto para que el precio aumente”, comentó, casi irónicamente, sobre la cuestión planteada en voz alta por el presidente Mauricio Macri en su última visita a la provincia, y aseguró que la Fedecoop “ya tomó clara posición y se la hemos hecho saber al ministro de Agroindustria de la Nación”, Luis Miguel Etchevehere, dijo Vallejos en una entrevista con el programa “Contala como quieras”.

El dirigente mencionó en ese sentido las expectativas que ha generado la próxima visita a la provincia del presidente de la Confederación Intercooperativa Agrícola Limitada (Coninagro), Carlos Iannizzotto, prevista para el 7 y 8 de mayo, para plantearle esa y otras cuestiones relativas a “la yerba, al té, la fécula de mandioca y toda la actividad agrícola que involucre al sector cooperativo”.

Entre las preocupaciones que le plantearán a Iannizzotto para que Coninagro trate con el Gobierno nacional, Vallejos incluyó la situación de despidos en el área de Agricultura Familiar: “Cuánta gente que necesita la asistencia para su pequeña unidad productiva termina vendiendo su chacra… Esta gente va a la periferia de las grandes ciudades y ahí recién interviene el gobierno y la atiende con una asistencia social. Si se atendiera el problema en esa pequeña unidad productiva evitaríamos todo este desarraigo que estamos teniendo. Es necesario mirar el problema desde el origen y no tratar de solucionarlo con estos despidos”, sostuvo.

El dirigente cooperativista también expresó su preocupación por los despidos en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA): “Las exigencias a nivel mundial respecto de los alimentos son cada vez más estrictas: Cada vez ponen más barreras que hay que superar, y en eso el trabajo del SENASA es muy importante”, señaló.

En cuanto a la sequía que está afectando a los productores misioneros, señaló que se sentirá en “las nuevas plantaciones, de tres o cuatro años, que todavía no entraron en plena producción, y que en esta zafra, a lo sumo, entrarán en la poda de formación”.

“Es posible que por un tiempo el precio de la yerba no baje, pero será por las cuestiones impuestas por la naturaleza: tuvimos una mala zafra el año pasado y la seca de este año no va a permitir recuperar los volúmenes. Entonces, la menor oferta va a sostener los precios. Pero la producción en algún momento se va a normalizar”, advirtió, y volvió a poner el alerta sobre la posible desregulación del mercado.

El INYM, a pesar de todo

Integrante del directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) por el sector cooperativo, aceptó que con todas las críticas que se le pueden hacer al organismo, es el que ha permitido sostener los precios. “No hay que olvidarse que llegó un punto en que el productor abandonó los yerbales. A pesar de que hoy el precio no es el deseado, es mucho más atenuado el impacto en una economía cuando se controla”, afirmó.

“Los misioneros tenemos que entender que en el directorio del INYM tenemos que priorizar las cuestiones propias de la producción misionera, caracterizada porque nuestra mayor cantidad de producción está asentada en un sistema minifundista de pequeños productores”, y admitió que en ese punto existen fuertes diferencias con la producción correntina: “El igual tratamiento para todos a veces no es equitativo para todos”, definió.

En cuanto a la reducción de la participación de las cooperativas en la cadena agroindustrial, que pasó del 40 al 25%, Vallejos explicó que “en un marco de caída de precios, las cooperativas tienen que competir con las grandes industrias concentradoras: al no poder pagarles un precio justo a los socios y no poder competir (con los precios) en góndola, muchas cooperativas han ido cediendo sus propias marcas comerciales y convirtiéndose en meras abastecedoras de materia prima de estos grupos concentrados  Así se pierde valor agregado a toda la cadena yerbatera”, lamentó.

La entrevista con el dirigente cooperativista, en el audio que acompaña esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *