«Una nueva posibilidad de lucha»

“Esta compulsión por la reelección que tiene Donald Trump está haciendo que tome medidas tremendas en todo el mundo”, y el 3 de noviembre, día de las elecciones en Estados Unidos, “es una fecha importantísima: no por creer que Joe Biden va a ser mejor, porque él (el candidato demócrata) y (el presidente Donald) Trump son dos caras de la misma criminalidad”, pero sí porque una derrota del actual ocupante de la Casa Blanca puede brindar “una nueva posibilidad de lucha” para las fuerzas progresistas en todo el planeta.

Del diálogo de Contala como quieras con la analista de temas internacionales Telma Luzzani quedaron conclusiones como ésta, coincidente con las advertencias que el lingüista Noam Chomsky lanzó en su presentación en la primera cumbre de la Internacional Progresista (IP), realizada por vía virtual este último fin de semana.

Luzzani le brindó al programa de La 99.3 una proyección de los puntos salientes que trataría esa cumbre, “un llamado de emergencia para trazar el mapa de nuestra crisis actual, para recuperar nuestro futuro compartido y para fortalecer nuestro frente planetario”, según consignó IP en su convocatoria.

Formada por iniciativa de líderes como el dirigente demócrata estadounidense Bernie Sanders y el ex ministro de Economía griego Yanis Varoufakis, la IP reúne a más de 60 sindicatos, partidos políticos, ONGs y movimientos sociales de todo el mundo para fomentar la unión y movilización conjunta ante el avance del autoritarismo y como alternativa al modelo neoliberal impuesto por el nuevo capitalismo.

Luzzani apuntó a “la rebelión, el enojo, el malestar popular” que se manifiestan en países latinoamericanos como Chile y Colombia, donde no se veían estas reacciones masivas desde hacía mucho tiempo, así como en otras partes del mundo como Israel, que no tienen mayor difusión “porque los medios de comunicación hegemónicos ocultan y por el freno que la pandemia le puso a la expresión de la gente en las calles”.

Telma Luzzani en La 99.3, el 17 de septiembre de 2020.

Esas manifestaciones hacen evidente “una decadencia de la derecha dominante, lo que lleva a pensar en el peligro” que representa esa situación, “porque cuanto más ve peligrar su poder más carnicera, furiosa y criminal se pone”.

De cualquier manera, Luzzani ve “un derrumbe inevitable” del modelo dominante. “Siempre pongo el caso del Muro de Berlín: nadie se esperaba antes del 9 de noviembre (de 1989) que pasaría algo así. La historia nos muestra que los cambios son impredecibles, van por subterráneos y de repente emergen. No sabemos cómo puede suceder, pero estoy segura de que en algún momento va a suceder este cambio necesario para todos”, consideró.

“La crisis económica es un hecho, de modo que no va a poder seguir siendo un mundo igual al anterior a diciembre de 2019”, sostuvo, y al referirse a la consigna de la cumbre de la IP que propone la “cancelación de la deuda en el Sur Global” señaló que “no podemos hacer un cambio real si no nos integramos y si no es con conciencia global”.

“En los años en que (en Latinoamérica) tuvimos gobiernos populares como los de Lula en Brasil, Néstor y Cristina en la Argentina, como Rafael Correa en Ecuador o Evo Morales en Bolivia hemos probado que con medidas contrahegemónicas antiliberales y con democracia es posible” resolver las crisis de deuda con políticas que favorecen a los sectores populares.

La democracia en Latinoamérica

Se adelantó también en ese terreno a lo que el candidato a presidente boliviano Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), plantearía el viernes en el panel de la IP que trató sobre “La democracia en Latinoamérica”: el postulante por la fuerza liderada por Evo Morales enfatizó que “hay un mejor gobierno cuando se gobierna para el pueblo, para mejorar la calidad de vida de los más necesitados”, y anunció que las fuerzas derechistas, para oponerse, “van a utilizar judicialización, persecuciones políticas, encarcelamientos de líderes, como lo hemos estado viendo en toda América Latina”.

En ese mismo panel el ex alcalde de Bogotá y actual senador colombiano Gustavo Petro apuntó a construir alternativas al modelo dominante: “Es el capital el que produce el cambio climático, ya que ha penetrado prácticamente todos los resquicios de la actividad humana y ha puesto la naturaleza a su servicio”, dijo en alusión a la relación directa entre el modelo dominante y la catástrofe ambiental.

El candidato presidencial ecuatoriano Andrés Arauz advirtió sobre los “nuevos mecanismos para someter a la democracia” utilizados por la derecha, como la “interferencia y manipulación del Poder Judicial para excluir a los líderes progresistas de la participación política, de la participación popular”. Postulado por la Coalición por la Esperanza, alianza a la que se le prohibió la inscripción del ex presidente Rafael Correa como aspirante a la vicepresidencia, Arauz instó a buscar los mecanismos para “garantizar que nuestras democracias sigan siendo democracias plenas, verdaderas”.

La designada embajadora argentina ante la Federación Rusa, Alicia Castro, llamó en ese mismo panel a “planificar, como Internacional Progresista, grandes gestos de justicia social, y para eso es imprescindible que tengamos, hagamos y exijamos grandes gestos de justicia fiscal. ¿Quién paga la cuenta de la pandemia? Es un imperativo ético que la paguen los que más tienen”, reclamó la ex representante diplomática ante Venezuela y el Reino Unido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *