Un reclamo para discutir un modelo educativo y un proyecto de provincia

“Cuando les preguntamos a nuestros alumnos de quinto año qué carrera van a seguir, la mayoría, por una cuestión de necesidad, nos dicen que proyectan ingresar a las Fuerzas Armadas, a las fuerzas de seguridad o a un puesto en la administración pública, que no me parece para nada despreciable. Pero si yo quiero pensar un modelo educativo y un  modelo de provincia necesito que discutamos dónde van a estar los ingenieros, las carreras que permitan potenciar un desarrollo productivo para mejorar la calidad de vida del conjunto de la sociedad”, reflexionó Jorge Romero en diálogo con Contala como quieras.

Docente de Posadas que se ha sumado a las protestas que un importante sector de los trabajadores de la educación llevan adelante en toda la provincia, Romero se detuvo a analizar con el programa de La 99.3 las causas profundas de ese reclamo con asambleas callejeras y cortes de rutas, que exceden largamente las reivindicaciones salariales.

“El modelo educativo es funcional a la provincia que tenemos, donde hay problemas estructurales que no se discuten. Nosotros, los docentes, tenemos que dar el salto”, reclamó.

Jorge Romero en La 99.3, el 15 de septiembre de 2020

“Siempre estamos atados a la urgencia. Nosotros consideramos que hay que dar el salto y discutir otros asuntos que hacen a la educación: pensar un modelo educativo que sea más democratizante, que ponga énfasis en las necesidades de nuestro pueblo para generar herramientas de transformación social”, sostuvo.

Profesor de secundaria, Romero explicó que las medidas de fuerza que desde hace semanas se despliegan por toda la provincia se producen después de “un debate muy fuerte hacia adentro de la docencia”, porque ha llegado la hora de discutir los problemas de fondo, más allá de resolver la inmediatez de la escala salarial. “Esta pandemia ha desnudado las carencias estructurales del sistema educativo en Misiones”, afirmó.

“Se hacen grandes apuestas, como la de la Escuela de Innovación, el polo Silicon Misiones, que hablan de la necesidad de poner un pie adelante en lo relativo a las últimas transformaciones de la revolución 4.0… Pero tenemos la enorme asimetría de tener escuelas rancho, donde faltan insumos. Si eso no se sincera es muy difícil poder avanzar, porque si no, en definitiva, estamos ‘rankingzando’ la formación: vamos a tener algunos estudiantes que van a estar hiperpreparados para insertarse en un mercado laboral cada vez más restringido para unos pocos”, señaló.

Discutir la ley de grilla  

Romero explicó que hay “más de 150 cargos en el escalafón docente”, y que el que se toma de referencia es el de maestro de grado, con un cargo, sin antigüedad, sin adicional por zona desfavorable, “que tiene asignada una determinada cantidad de puntos; sobre eso se van calculando las equivalencias”.

Evocó que en la década, durante la gestión de Marisa Micolis en la cartera educativa provincial “se aplicó una reforma que destruyó absolutamente la grilla salarial: transfirió enormes beneficios para el nivel superior, a secundaria la hizo pasar de 30 a 42 horas por el mismo salario y a algunas primarias se les quitó zona. Se hizo como una transferencia que se tradujo a puntos para beneficiar a determinados cargos del escalafón y niveles educativos”.

“Para el año próximo tienen presupuestado cerca del 50 por ciento de aumento para el nivel superior, mientras que para el nivel primario tienen presupuestado cerca del 22 por ciento. Es necesario discutir eso en la Legislatura. Es un esfuerzo que tenemos que hacer como trabajadores de la educación: llevar una propuesta unificada, que sea abarcativa y amplia y que apunte a dignificar a la maestra y al maestro de grado, y al preceptor, al bedel, al bibliotecario, los cargos sobre los que descansa hoy la miseria en el sistema educativo”, enfatizó.

Reconoció que el último aumento acordado la semana pasada con cuatro gremios docentes mejora un poco el achatamiento de la pirámide salarial, que hasta ahora generaba que una maestra recién iniciada cobrara 25.000 pesos y los docentes de la misma categoría con la máxima antigüedad percibieran alrededor de 32.000 pesos. “Pero la letra chica del acuerdo tiene otros componentes que son muy graves”, advirtió.

Según Romero, el nuevo convenio “elimina adicionales que habíamos ido incorporando todos estos años con espíritu correctivo, redistributivo: buscábamos, a través de porcentuales, derramar mejor entre el maestro de grado, los profesores, y que no ‘saltara’ tanto en el nivel superior o los cargos jerárquicos”.

Y adelantó:“El año que viene vamos a estar en el mismo problema cuando a nivel nacional se establezca el mínimo inicial.”

Además, insistió en la necesidad de mejorar el básico salarial, una cuestión decisiva para los jubilados, «que hoy están cobrando una miseria».

“No queremos vivir eternamente en conflicto: queremos arribar a una solución, pero que ésta recoja el espíritu de una propuesta que fue parida en medio de grandes debates, análisis, de mucho consenso, de una discusión democrática que está lejos de esa matriz sindical que hoy se sienta como mendigo de la patronal. Una demostración de decisión en la lucha como la que están mostrando los docentes en la provincia habla de la necesidad de poner la atención en esas demandas del colectivo docente”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *