Son servicios públicos!!

(Por Mirta Botzman) En nuestro país y parafraseando a Macri, siempre pasan cosas y la semana pasada fue muy variada en hechos que fueron noticias resonantes. En todos los casos los personajes son guiones o libretos más o menos conocidos con una variante más interesante en uno de los casos y que fue el decreto de necesidad y urgencia con la que el presidente Fernández terminó la semana.

Mirta Botzman

Por ese decreto se declaró como servicios públicos esenciales a internet, TV por cable, telefonía fija y móvil, y congeló los precios hasta 2021.

Ahora volvemos al tema, pero antes quiero mencionar la corrida contra el dólar presionando para provocar una devaluación de la moneda por parte del gobierno como otro de los temas resonantes.

Mirta Botzman en La 99.3

También me pareció que valía la pena que mencionara algo que considero relevante para nuestras vidas y economía familiar y del país y es el reemplazo del Secretario de Energía y el traslado del área desde el Ministerio de la Producción al Ministerio de Economía.

Se podrá poner una lupa más grande sobre los mecanismos de descongelamiento de tarifas y las pautas de futuros ajustes en los cuadros tarifarios de los servicios públicos del gas y la electricidad, así como en los planes de inversiones de las empresas concesionarias. Tema no menor por cierto y que durante el macrismo hicieron un estropicio.

Finalmente solo mencionar que mediante otra maniobra, Macri volvió a salvar de la quiebra al Correo Argentino, por una deuda que tiene con el Estado desde hace 18 años y que en caso de declararse la quiebra tendría que afrontar la deuda con la empresa familiar. Lograr que macri pague algo que nos debe a todos es más difícil que lograr que el chancho chifle dirían en mi vecindario.

Volvamos al dólar, el paralelo alcanzó casi la cotización cercana al pico de 140 pesos anotado el 24 de julio antes del acuerdo de reestructuración de la deuda. La brecha entre esta cotización y la del dólar mayorista fue 87,6 por ciento. Claramente esto es uno de los principales problemas en materia financiera.

Las presiones se observaron también en los dólares que se operan en la bolsa. El contado con liquidación –que utilizan las grandes empresas para fugar dólares del país- se ubicó en 135 pesos.

Esta diferencia de precio entre la cotización comercial del tipo de cambio y la de los dólares no oficiales incentiva a los exportadores a frenar la liquidación de la cosecha y a los importadores a acelerar las compras de bienes en el exterior, estrangulando nuestras cuentas. Se pensaba que el acuerdo con los acreedores desestimularía la especulación, pero evidentemente no fue así.

En este momento, con un superávit comercial importante, sin tener que hacer desembolsos para pagar deuda en moneda extranjera, con restricciones de compra y para girar divisas al exterior y con una muy fuerte caída de la economía y, por consiguiente, del ingreso disponible de la población, igual existe una presión intensa en el mercado cambiario.

Si bien la inestabilidad cambiaria es constante independientemente del origen político del gobierno y de la estrategia económica que se despliega, no podemos negar que la paridad cambiaria tiene además un componente político que no puede desconocerse porque puede de erosionar la legitimidad de gestión de un gobierno.

Pero también tenemos que insistir en que es también una variable clave en la economía local por su impacto en la distribución del ingreso.

Efectivamente, el mercado del dólar, además de ser un refugio financiero, es un espacio de disputa económica y política sobre cómo se reparte el ingreso.

La trampa no por conocida deja de repetirse; cómo eludirla es el desafío principal que tiene el equipo económico. Es decir, como correrse del consejo reiterado por los economistas del establishment y grandes empresas, de una fuerte devaluación para aliviar las presiones en el mercado cambiario.

Ese brusco ajuste, teóricamente, equilibraría la oferta y demanda de dólares en un valor superior al oficial; hoy sería al del blue. Se sabe cuál sería el saldo de esa decisión: un shock inflacionario, con ganancias para titulares de activos dolarizados y para firmas exportadoras, y fuerte retroceso del poder adquisitivo del salario y jubilaciones salvo que existan importantes e inmediatas medidas reparadoras.

La diferencia entre el tipo de cambio oficial y las cotizaciones del dólar Bolsa (MEP y contado con liquidación) alimenta las expectativas de devaluación.El desafío de gestión es cómo administrarla y tratar de minimizarla lo más posible.

Creo que está claro que la respuesta no puede ser la devaluación, pero tampoco es conveniente acudir a medidas desesperadas que establezcan un control más férreo al existente pues pueden terminar agravando el cuadro.

Siempre hay que tener en cuenta que las medidas económicas que se toman no generan un solo efecto inmediato sino que por lo general tienen ondas amplificadores también en lo mediato y en diversos sentidos que no necesariamente son los deseados.

Por ejemplo, si se eliminara el cupo de 200 dólares para el dólar ahorro, en lo inmediato podría resultar en frenar la salida de entre 600 a 800 millones de dólares de las reservas.

Pero esa decisión podría generar otros efectos, como por ejemplo ampliar el mercado especulativo del dólar y entonces ampliar la brecha cambiaria y entonces alimentar las expectativas de devaluación y se podría aumentar la incertidumbre sobre las reservas del banco central y esto a su vez podría promover a los ahorristasde depósitos en dólares a retirar los billetes verdes de los bancos, etc.etc.etc. Es decir, cada medida debe ser tomada muy serenamente y con mucho nivel de análisis. O sea nada de tomar medidas sobre caliente y en respuesta a las conductas especulativas de los jugadores del mercado financiero y del dólar.

El periodista Ari Lijalad en una nota en el Destape web  reveló que Héctor Magnetto y sus socios estuvieron detrás de casi la mitad de las operaciones que llevaron el dólar bolsa a un nuevo récord esta semana.

El Grupo Clarín reconoció, algo que no sabíamos, que tiene 117 millones de dólares en bonos de deuda y que planea adherirse al canje logrado por el Gobierno. Esto explica mucho de la resistencia del grupo al canje que lideraba el ministro Guzman

Esta tenencia de bonos de deuda es de Telecom, la empresa que forma parte de Cablevisión Holdings, firma con la cual el Grupo Clarín controla sus negocios en las telecomunicaciones. Además de dar a conocer su tenencia de bonos, informó que adquirió por 44.500.000 de pesos bonos AY24. Si bien Clarín dice que es para sumarlos al canje, el mismo Ari descarta, a partir de sus fuentes, que el motivo de las compras sea una súbita confianza en el canje, sino que se trató de una operatoria vinculada al dólar Contado con Liqui (CCL) y dólar bolsa que culminó con la suba récord que mencioné antes.

Justamente el decreto declarando de servicio público esencial la telefonía celular y fija, internet y el cable impactará directo en las finanzas de Cablevisión Holding, la firma de Héctor Magnetto y sus socios que nuclea esos negocios desde Personal, Telecom, Fibertel y Cablevisión, es decir, telefonía celular, fija, internet y tv por cable. La razón en concreto, es porque el Estado podrá regular las tarifas y, por ende, la rentabilidad extraordinaria que tienen esas empresas.

Para dar una magnitud de la importancia en las cuentas Magnetto y sus socios sirve comparar sus dos naves insignia:Cablevisión Holding, que reúne las empresas de telecomunicaciones, y Grupo Clarín, desde donde administran los medios.

Holding facturó 62.762 millones de pesos y le reportó ganancias por 2.774 millones.

En el mismo período, Grupo Clarín facturó 5.116 millones y reportó pérdidas por 627 millones. En todo 2019, mientras el país se caía a pedazos por la gestión de Macri, Cablevisión Holding tuvo ingresos por 237.024 millones de pesos y Grupo Clarín por 25.429 millones. O sea, Cablevisión Holding factura 10 veces más y da ganancias.

Sólo para agregar un dato más, durante la pandemia, el diario Clarín y Radio Mitre pagan los sueldos en cuotas, reciben ATP por parte del gobierno para los salarios y además tiene la pauta oficial más alta. Está en el top del ranking.

Obviamente después del anuncio presidencial comenzaron a arreciar las críticas y operaciones políticas llegando al paroxismo con el ex presidente Duhalde amenazando con desestabilizaciones y golpes de Estado.

De ningún modo se trata de una “venganza por la escalada del dólar” como dicen los comunicadores del grupo y además si bien están convocando a marchas contra el gobierno, es difícil que cuenten con la adhesión que tuvieron cuando lo hicieron por Vicentín.

Aún los fanáticos del contagio masivo envueltos en banderas pagan facturas y les va a costar mucho salir a los gritos queremos tarifas libres, nos gusta que nos aumenten los precios, etc.etc.etc. Hay que decir que el grupo Clarin a través de sus medios y del seguidimismo del Diario La Nación e Infobae hacen esfuerzos denodados por generar confusión y hablan de intervención cuando aquí no hay ninguna intervención de nada, sólo se trata de regular y en todo caso volver a poner en vigencia dos artículos de la ley de Argentina Digital que macri en cuanto asumió en 2015 los eliminó por decreto, que establecían que las telcos y tics eran servicios esenciales “en competencia”, y que el Estado tenía la facultad de autorizar  aumentos.

Las empresas ya habían anunciado un aumento de precio e inclusive muchos clientes recibieron la notificación de la empresa que tenían la obligación de avisar con un mes de anticipación cualquier aumento.

De acuerdo a lo dicho por el titular del ENACOM el gobierno hasta el miércoles estaba dispuesto a convalidar el aumento a cambio del compromiso de no volver a aumentar hasta enero del 2021. La negativa de las empresas empujó al cierre de la negociación y a tomar la decisión de declarar los servicios de utilidad pública, tema que se venía estudiando desde un tiempo atrás.

Por el decreto del gobierno, los precios quedan congelados hasta 2021 y a partir del año que viene las empresas deberán acordar con el Estado antes de aplicar una suba y ya hablaremos de tarifas y no de precios.

El rubro de comunicaciones aumentó por encima del nivel general de inflación durante los últimos tres años. Según el CEPA, entre mayo de 2016 y diciembre de 2019, es decir, casi todo el período macrista, la comunicación aumentó  326,3% mientras que la inflación fue de 231%. El último aumento lo habían aplicado en marzo de este año, cuando más que duplicó al nivel general. El rubro comunicación subió 8,3 por ciento, contra una inflación del 3,6 por ciento. Durante la pandemia, habían acordado con el Enacom congelar los precios. Pero para septiembre ya habían anunciado a los clientes subas que en algunos casos llegaban hasta el 18%.

Como sucede en muchas de las áreas económicas del país, el ENACOM no tiene información sobre costos de las empresas y estas fijaban los precios de acuerdo a criterios propios, lo que les permitió obtener ganancias extraordinarias en un mercado muy concentrado, solo 5 empresas tienen el 85% del mercado mientras que el 15% restante se distribuye entre alrededor de 1200 pequeñas empresas y cooperativas que son las que brindan los servicios de telefonía celular e internet en las pequeñas ciudades y áreas rurales del país.

La posición dominante, muchas veces monopólica les permitió que aún con un marcado deterioro en la calidad del servicio y con aumentos de precios siguieran manteniendo la misma cantidad de usuarios.Pero también hay que señalar que según datos del Ente Nacional de Comunicaciones, en todo 2019 migraron de empresas 3.568.533 usuarios, probablemente en la búsqueda de mejores precios. Cabemencionar que usualmente las empresas de telefonía móvil le ofrecen descuentos de hasta un 50% sobre el abono mensual a los nuevos clientes.

Hoy la telefonía celular y conectividad por internet no sólo es un bien público indispensable sino que es más universal que los servicios de agua, electricidad, cloacas, etc. donde en cada zona se configura una manera particular de prestar ese servicio. De hecho somos 45 millones de habitantes y hay en uso 65 millones de aparatos de telefonía móvil.

Hace algunas semanas manifestábamos la preocupación sobre la brecha digital que padecen muchos estudiantes tanto de primaria como de secundaria en todo el país, pero que pude observar con total crudeza en nuestra provincia donde es muy difícil para muchas familias tener acceso a internet, ni hablar de una computadora y por tanto corremos el riesgo que los niños que padecen estas dificultades perderán el tren del acceso a la educación en relación a los que disponen del servicio.

Sin dudas, la  pandemia puso dramáticamente de manifiesto esta desigualdad. En el decreto presidencial se establece que La educación, el acceso al conocimiento, a la cultura y la comunicación son derechos básicos. Por eso se ha decidido que habrá planes inclusivos de prestación básica universal y obligatoria para los que menos tienen.

La provincia de Misiones es una de las pocas en el país que tiene una empresa de comunicaciones, hablo de Marandú Comunicaciones, que es una empresa del Estado provincial con una elevada capacidad técnica y que ha venido desarrollando una extensa red de Fibra óptica que también se acopla a la red federal de Fibra Optica desplegada durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Marandú es la responsable de proveer internet a las dependencias gubernamentales tanto provincial como municipales, además de proveer el servicio a las empresas grandes y pequeñas y a operadores de telecomunicaciones.

Es decir que la provincia tiene inmejorables condiciones para dar una vuelta de tuerca más y garantizar la conectividad a todas las familias misioneras que están siendo vulnerabilizadas por su situación de ingresos y/o lugar de residencia.

El gobierno provincial tiene las herramientas y la responsabilidad de garantizar a que todos los niños y jóvenes de la provincia se suban al tren de la igualdad de oportunidades.

La economista Mirta Botzman analiza, propone y debate sobre la coyuntura y las políticas económicas en la Argentina actual, cada jueves, a las 7.30, en el programa Contala como quieras de La 99.3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *