Del 11 al 16/7

Comodoro Pro para 2019

Si las “noticias” de los últimos días en los diarios oficialistas fueran indicativas de una tendencia, algo que no se puede asegurar por ahora, podríamos decir que la élite en el poder usará otra vez a fondo a los tribunales de Comodoro Pro para retener el poder en 2019, como lo hizo para su buen resultado en las legislativas de 2017.

Muchas “novedades”, títulos, trascendidos, denuncias, se ocupan en estos días, más en Clarín que en La Nación, de De Vido y Timerman, Del Boca, Boudou, De Vido y López, y Timerman, Báez y Ciccone, y Timerman y Boudou, y Del Boca, Once y De Vido. Y se agregan “los hermanos Rossi” con una acusación de Carrió, y así… (Felipe Solá se mostró con más intensidad como precandidato presidencial, pero todavía no le tiraron con nada. Ya veremos. Cuidate, Felipillo)

Esta gente tan preocupada por la corrupción no está preocupada por la corrupción de María Eugenia Vidal, Esteban Bullrich y Graciela Ocaña y el dinero ilegal para financiar las campañas de Cambiemos. Clarín tiene censurado el tema. Igual que el viernes, este domingo el tema no está en la “home” de su versión en línea, ni tampoco figura entrando a la sección política, si uno se toma el trabajito de recorrer veinte pantallas, algo así como 60 títulos.

La Nación anda igual. Se le escapó una publicación el viernes, con una decisión de Casanello, pero el tema tampoco estaba ese día ni está hoy en su “home”. Y en la sección política casi igual. Recién en la 17ma. pantalla aparece una mención: el sindicalista de UATRE Ramón Ayala aclara que él no aportó a la campaña de Cambiemos, es decir que se usó su nombre para justificar dinero ilegal.

Mientras se recupera la vieja fórmula de la “corrupción K” (incluso tenemos ahora la “ruta del dinero” en el caso de la recuperación de YPF), los columnistas andan de perfil bajo: con poca línea, aceptando que la reelección del querido Mau está más que en duda, encuentran en el proyecto de despenalización del aborto un buen tema para cubrir espacios. Incluso reconociendo que Macri no midió las consecuencias al instalar el tema en la agenda legislativa, si bien le rinde con gran eficacia para desplazar otros temitas, como el hambre, el aumento de la desocupación y la pobreza y las decenas de miles de millones de dólares que el país está perdiendo gracias a la timba financiera y cambiaria organizada por quienes de verdad toman decisiones.

Quedan casi al margen algunas advertencias duras. En Clarín las lleva Van der Kooy, el que hace un par de semanas habló de la falta de rumbo del macrismo y lo puso al presidente en una foto solo al lado de un helicóptero.

El miércoles retomó esta línea, aunque no de manera tan brutal. Dice que Macri atribuye a su gobierno la condición de “único garante del modelo” y por eso el FMI y los “mercados” lo prefieren. Pero el escriba del clarinete se atreve a cuestionar: ¿qué modelo? Para decir después que “es difícil, además, que el mundo continúe confiando solo en los ‘garantes del modelo’ cuando la Argentina se está asomando a un incierto recambio presidencial”. En fin, parece otra forma de decirle a Macri: ojo, hay un helicóptero ahí…

Y hoy domingo, ¿de qué escribe Kirschbaum, el jefe de cuadra de Clarín? Del aborto. ¿Y de qué escribe Van der Kooy? Del aborto. ¿Y de qué escribe Morales Solá? Del aborto.

Hasta Morales Solá junta coraje y desliza un reproche al macrismo: haber lanzado el proyecto de despenalización tiene, entre otros efectos, que la Iglesia de Francisco esté más compacta contra el gobierno, incluso con homilías en la que la posición ultramontana de siempre se entremezcla con reproches por la crisis económica, la pobreza, el blindaje del FMI, etc. Y esto a pesar de que, dice, Vidal, Stanley y Jorge Triaca tienen muy buena relación con Francisco…

Golpes bajos para Mau y Juliana

Lanata escribió el sábado en Clarín. Con su genialidad habitual, con su ilimitada creatividad, relata un encuentro ficticio entre él y el “Sr. Mercado”. El lugar, lo que tomaron, en fin, una deliciosa pieza que inaugura una categoría jamás pero jamás explorada: “periodismo” y “ficción”.
La leés y solo al final descubrís que no es un mero ejercicio egocéntrico, el sueño de un sujeto que se imagina sentado con quienes manejan el poder en el mundo. En verdad es el acto de generosidad de quien tiene algo para revelar: una encuestadora, Haime, ya mide a Vidal “separada” de Macri, o sea, vamos, como candidata a presidenta.
En un hilo aproximado, Van der Kooy escribe el domingo, pero ya en tono de sentencia magnética, que la economía no le dará a Macri la reelección en 2019. Que entonces solo será posible conseguirla, eventualmente, con “imaginación política”.
No es imposible, explica, y de hecho ya ocurrió en el pasado. Recuerda la reelección de Menem, cuando la economía iba mal, pobreza, hambre, despidos. Y ganó. Y recuerda a Cristina, la economía iba mal, y ganó, en 2011, en su caso ayudada por “el enorme impacto emocional colectivo” causado por la muerte de Néstor en 2010…
¿Será como un aviso? ¿Será una idea? ¿Debe Juliana extremar precauciones?

Semana a semana el periodista y escritor Hugo Muleiro repasa con detenimiento las columnas de opinión y análisis de los principales medios gráficos de mayor alcance nacional en tanto hegemónicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *