Lula se presentó a la Justicia

«Voy con la cabeza erguida y saldré más fortalecido»

El líder popular y expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva salió caminando este sábado, a alrededor de las 19, del Sindicato de los Metarlúrgicos en Sao Pablo para presentarse a la Justicia de ese país después de varias horas de haber intentado salir del lugar en un auto que los miles de militantes ni dejaron avanzar al tiempo que le pedían que resista y que no se entregue.

En su discurso de este sábado al mediodía, Lula insistió en que va a responder a la decisión de la Justicia «porque creo en las instituciones», aunque enfatizó que «el fiscal miente y el juez miente» porque «no han podido probar lo que me acusan» y los desafió a un debate público en una universidad.

Una vez que salió del Sindicato, Lula fue trasladado en vehículos de la Policía Federal a una dependencia de esa fuerza de seguridad de Sao Pablo para una revisión médica y de alli, desde el aeropuerto de Congonhas partió hacia Curitiba donde fue alojado a una sala reservada de la superintendencia de la Policía Federal, donde permanecerá detenido separado de los demás presos. Los vehículos de la caravana que trasladó a Lula desde el sindicato eran oscuros y sin escudos de la institución, según lo habían solicitado los abogados del exmandatario.

Frente a la sede policial donde Lula fue examinado por los médicos en Sao Pablo se produjeron situaciones de tensión entre militantes del Partido de los Trabajadores y personas que manifestaban su beneplácito con la detención del expresidente que durante sus dos mandatos logró sacar de la pobreza a 40 millones de brasileños.

En la mañana del sábado, durante un emotivo acto frente al lugar donde decidió pasar las horas posteriores al vencimiento del plazo de entrega dictado por el juez Sergio Moro, Lula aseguró que cumplirá con esa orden no sin dejar claro que el Poder Judicial no pudo probar el delito del que se lo acusa. «Me voy a presentar ante el comisario con la cabeza erguida y la historia va a mostrar que los que cometieron un crimen fueron los que me acusaron», dijo.

“El crimen que cometí fue sacar a millones de la pobreza”, dijo a la multitud y la alentó a tomar la posta de su lucha mientras esté preso. “Hay millones de Lula para andar por mí y no tiene como pararlos, no tienen cómo parar mi sueño”, avisó.

Lula, el candidato presidencial con mayor intención de voto en Brasil, dispuso cumplir la condena a 12 años de prisión por la nunca comprobada adquisición de un departamento mediante una operación que Moro interpretó como producto de un soborno. Sin embargo, nunca se probó que él o su esposa hayan aceptado ese inmueble ni que recibieran un título de propiedad ni que lo hayan alquilado y ni siquiera que hayan estado en ese lugar.

Su encarcelamiento fue resuelto luego de que el Supremo Tribunal Federal rechazara un hábeas corpus que presentó la defensa del ex presidente. Un fallo alineado con la pretensión del gobierno de Temer de impedir a toda costa que Lula pudiese volver a la primera magistratura.

 

 

Un comentario sobre “«Voy con la cabeza erguida y saldré más fortalecido»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *