domingo, julio 21, 2024
Entrevistas

Volvieron a violentar a la comunidad Yvy Porá

«La Comunidad Mbya Yvy Porã, ubicada en San Vicente, Misiones, volvió a sufrir un atropello por parte de quienes se dicen dueños de sus territorios -que fueron saqueados con el disfraz de la ley para robar a los Indígenas-, y no conocen otro método que no sea el de la violencia para lograr sus objetivos”, expresaron desde el Equipo Misiones de Pastoral Aborigen (EMiPA), institución que responsabiliza al Gobierno provincial de los hechos que denuncia.

Vasco Baigorri en La 99. el 7 de noviembre de 2022
Vasco Baigorri

Para el resposable del EMIPA, Vasco Baigorri explicó en el programa Contala como quieras, en La 99.3, que «En este momento la comunidad sigue allí y la gente no indígena se ha retirado. Nosotros estuvimos allí hablando con ellos que han reconstruido su templo porque fue destruido por esta gente con motosierra hasta incendiado la semana pasada, así que lo reconstruyeron, o sea que en este momento la comunidad sigue ubicada en el lugar».

Baigorri aclaró que este fue un nuevo ataque a la comunidad mbya. «La semana pasada hubo otro ataque contra la comunidad y fue en ese ataque que con motosierras destruyeron el templo y no se contentaron con eso sino que después tiraron combustible para incendiarlo y lo incendiaron».

El EMIPA relató en su sitio web www.endepa.org.ar: “En su proceso de recuperación territorial, fundada y amparada en la preexistencia reconocida en el artículo 75, inciso 17 de la Constitución Nacional, en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), días atrás ya habían sido violentados con gritos, empujones y la destrucción de sus casas, sin importar si había niños o ancianos en el lugar.

«Pese a que en el momento la Comunidad realizó las denuncias pertinentes, los agresores regresaron por más. Ayer volvieron a destruir las casas que con esfuerzo habían levantado para empezar a recomponerse de aquel ataque. Siguieron las amenazas, los gritos y la impunidad.

«Además, los miembros del Equipo Misiones de Pastoral Aborigen fueron agredidos físicamente por uno de los hermanos que se dicen propietarios, quien prácticamente sin mediar palabra comenzó a pegarles con un palo, provocándoles varias lesiones.

Entre gritos y en un clima de extrema tensión, el hombre aseguró que quiere vender el lugar, pero que hasta tanto no se irá de allí. Es más, comenzó a cavar pozos y colocar postes porque afirmó que cercará a la Comunidad” continuaron desde EMiPA.

«Ante esta situación el Aty Ñeychyrõ, Organización Tradicional Mbya Guarani, expresó “desde la capacitación en derechos indígenas, defendemos a la Comunidad Mbya Guaraní Yvy Porã en esta situación muy crítica relacionada con su territorio ancestral, ubicado en San Vicente, Misiones. Acompañamos su lucha por el territorio Mbya Guaraní, que fue avasallado por los supuestos dueños de esas tierras, sabemos que no es así, ya que nosotros, el Pueblo Mbya Guaraní, somos preexistentes al Estado provincial y al nacional, como lo reconoce la Constitución Nacional.

“Aunque fuera legal el reclamo de los supuestos dueños si es que tuvieran papeles de esas tierras, de ningún modo es moral, ya que fueron dados sobre tierras usurpadas a nuestro Pueblo Mbya. Yvy Porã es esta vez, pero hay muchos otros territorios ancestrales en peligro, tenemos el derecho de recuperar nuestros territorios que fueron robados”, indicaron y continuaron “el territorio Mbya Guaraní Yvy Porã es un lugar donde vivieron nuestros abuelos, está el cementerio de nuestros ancestros en ese lugar. Antiguamente los habitantes fueron obligados a abandonar su territorio porque el Estado vendió algo que no le pertenece”.

 “Las familias de la Comunidad Yvy Porã no están usurpando, están ocupando nuestro territorio ancestral, tradicional, que está amparado por la Ley Madre en el artículo 75, inciso 17: Reconocer la posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano”, explicaron.

“Nuestra forma de usar el territorio no se basa en destruir el ambiente en el cual vivimos los Mbya Guarani. Nuestra forma de vida es cuidar la naturaleza, porque es parte de nosotros, convivimos con el ambiente, que es nuestro monte, en donde hay muchas vidas, como plantas, animales y todo lo que es naturaleza. No necesitamos leyes para defenderla y cuidarla porque eso ya es nuestra esencia como Pueblo Indígena. Defendemos a Yvy Porã porque es uno de los pocos territorios que quedan por recuperarse”, detallaron.

Nuestro país, al convertirse en nación independiente se declaró dueño de los Territorios Indígenas y la “Campaña del Desierto” es muestra de ello.  Más silenciosa, pero no menos perversa, es la que se dio en Misiones despojando al Pueblo Mbya Guaraní, preexistentes al Estado y a cualquier poblador europeo, de sus territorios con la fuerza de la inmigración. Al inmigrante se le entregaron títulos de propiedad de territorios indígenas, su recuperación es justa, moral y legal. El Estado causante del daño debe repararlo guiándose por la Ley 26160 y la 23302/85.

Ante este nuevo embate “La Policía de San Vicente se hizo presente en el lugar y realizó un relevamiento de la destrucción de las casas, aunque llama poderosamente la atención que no hayan hecho más. Simplemente se fueron y dejaron a la Comunidad con el violento”, sostienen desde EMiPA, que “realizó una denuncia por la embestida, mientras que los miembros de Yvy Porã denunciaron por su parte el nuevo atropello contra su integridad física y sus derechos indígenas.

Los miembros de la Comunidad, desde la voz de la abuela, relatan que allí se asentaron sus antepasados varias décadas atrás, pero fueron obligados por los no indígenas a abandonar el lugar. Recientemente, alrededor de cuarenta personas -entre ellas hombres, mujeres, ancianos y niños- decidieron recuperar lo propio y la respuesta fue el horror.

Está claro que esto recién comienza y que la vehemencia de estas personas no tiene límites. ¿Acaso el Estado provincial está esperando que ocurra una tragedia para intervenir? Será responsable de lo que pase en Yvy Porã. Serán responsables la policía, el intendente de San Vicente, el Concejo Deliberante, el gobernador de Misiones y todas las instituciones que deberían estar velando por la seguridad y los derechos reconocidos en la Constitución Nacional para el Pueblo Mbya”, aseveran desde EMiPA.

“Se necesita un Estado presente y un pueblo con memoria”, concluyeron.

La resistencia del Pueblo Mbya Guaraní toma cada vez más fuerza para enfrentar los constantes atropellos que sufren: invasión de empresas nacionales y multinacionales, intrusión y desmonte por parte de particulares, violencia y discriminación en todas sus formas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *