Prevención de leishmaniasis en Posadas

Sí, se poda, pero no se tira

En prevención de un nuevo brote de leishmaniasis, la Municipalidad de Posadas habilitó un predio para el depósito de ramas y hojas en avenida Cocomarola y calle 210: en época otoñal, los vecinos de la ciudad que poden sus árboles deberán llevar allí los restos que desechen, y su abandono en la vía pública será multado con montos que pueden ascender a los 30.000 pesos.

Alejandro Martínez, secretario de Salud municipal, le explicó al programa “Contala como quieras” que “el mosquito transmisor de la leishmaniasis se cría en las hojas en descomposición”, por lo que su acumulación en las veredas o en cualquier espacio público implica “un serio riesgo de que la enfermedad vuelva a aparecer en manera de brote”.

“Tenemos que organizarnos y tomar conciencia de que somos responsables de la salud de nuestra familia, de nuestros vecinos y de toda nuestra ciudad”, dijo Martínez.

“La leishmaniasis tuvo un pico muy alto en Posadas entre 2006 y 2011, años en los que hubo un número muy importante de casos y hasta muertes”, recordó, y apoyado en los datos que monitorea permanentemente el Instituto de Vectores municipal señaló que “aunque los números han ido disminuyendo, el riesgo está instalado”.

“El número de perros (reservorios de la enfermedad) infectados también fue en disminución, y hoy está muy por debajo de aquel pico. Pero todos los años registramos uno o dos casos de leishmaniasis visceral en personas: eso es lo que más nos preocupa, porque es la que puede estar asociada a un riesgo de vida”, afirmó el funcionario.

“Si generamos las condiciones con conductas inadecuadas, como arrojar los restos de la poda en la calle, estaríamos ampliando el riesgo de que la enfermedad vuelva a aparecer en manera de brote”, advirtió Martínez.

El funcionario destacó el trabajo municipal en la regularización de los terrenos baldíos: “Es el segundo año consecutivo de fuerte concentración en estas áreas, en función de la alerta epidemiológica”, dijo, en tácita referencia, también, a la prevención del dengue. “Este año registramos menos terrenos en malas condiciones que el año pasado”, destacó al respecto.

En cuanto a la leishmaniasis, Martínez recordó que los principales síntomas en los perros suelen ser “adelgazamiento generalizado, problemas de piel, caída de pelo, crecimiento acelerado de las uñas, desgano y desmejoramiento en general”, aunque también advirtió que “un porcentaje importante de animales no presentan sintomatología”, por lo que recomendó consultas veterinarias permanentes sobre las mascotas.

La Municipalidad habilitó el 0800-888-2483, además de su página www.posadas.gov.ar, para hacer las consultas pertinentes. Allí también se encuentra un registro de empresas habilitadas para hacer el traslado de las ramas y hojas hasta el predio de Cocomarola y 210.

En el archivo de audio que acompaña esta nota, la entrevista con el secretario de Salud municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *