jueves, junio 20, 2024
PaísPrincipales

Salta, la gobernabilidad hecha triunfo electoral

El Frente de Todos (FdT) salteño, que en las elecciones del domingo último se presentó como oposición al gobierno de Gustavo Sáenz, apoyará la lista del oficialismo provincial para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre: los acuerdos de gobernabilidad orquestados desde la Casa Rosada generan también en los escenarios provinciales ese tipo de dualidades.

Elena Corvalán en La 99.3, el 17 de agosto de 2021

Sólo el partido Felicidad, integrante del FdT provincial, “no aceptó ese condicionamiento que venía directamente desde la Casa Rosada, y se escindió” para presentar en las PASO sus propios candidatos, ya que no aceptó ese alineamiento con el gobernador Sáenz, quien se expresa como aliado del Gobierno nacional pero al mismo tiempo sostiene que “su límite es Cristina (Fernández de Kirchner)”, le dijo a Contala como quieras la periodista Elena Corvalán en una entrevista que repasó la actualidad político-electoral salteña.

Ex directora de Radio Nacional Salta, editora de Salta/12 (edición provincial de Página/12), Corvalán analizó los resultados que arrojaron las urnas salteñas, entre cuyas lecturas incluyó el marcado ausentismo y el alto porcentaje de los votos en blanco, por encima del 12 por ciento “cuando el promedio histórico en Salta es del 3 por ciento”.

Aunque los medios coincidieron mayoritariamente en que las elecciones resultaron un triunfo para Sáenz, Corvalán consideró a la par que el ex intendente de la capital provincial fue también “el gran perdedor”, ya que su lista más “propia”, Gana Salta (“cuyas iniciales coinciden con el nombre y el apellido de Sáenz”) resultó tercera, en “una mala elección”, y la victoria  correspondió a la otra propuesta oficialista, Unidos por Salta.

Con la presentación de esos dos frentes, “Gana Salta, más conservador, más de derecha”, y Unidos por Salta, “que incluyó a ex kirchneristas”, Sáenz “logró desarmar al Frente de Todos”, que quedó en un lejano cuarto lugar, con menos del 10 por ciento de los votos, explicó Corvalán.

Y como lectura de ese magro resultado para la lista identificada con el Gobierno nacional apuntó: “Fue un proceso muy difícil para el Frente de Todos, cuyos conductores son los máximos dirigentes del Partido de la Victoria, el senador nacional Sergio “Oso”Leavy y el ex diputado nacional José Vilariño, dos hombres que expresan la vieja política, que no han comprendido, por ejemplo, el avance del movimiento feminista”.

Colaborá con Nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *