martes, julio 16, 2024
Principales

«Nuestros hijos se pueden morir»

“No nos podemos ir. No podemos cortar los tratamientos porque nuestros hijos se nos pueden morir”, dice Verónica Natalia Ossio, y en su desesperado pedido resume la situación de unas sesenta familias con hijos que necesitan tratamiento oncológico en el Hospital Garrahan amenazadas de quedar en la calle, sin asistencia del Estado, que hasta ahora las había ayudado con alojamiento en hoteles cercanos a ese centro de atención pediátrica en la ciudad de Buenos Aires.

Madre de Mateo, de 10 años, nacido con hidrocefalia y con dificultades básicas de motricidad, además de una afección cancerígena renal, Verónica le contó a “Contala como quieras” que ella vive con su hijo “en un hotel a dos cuadras del hospital” desde hace un año y medio.

“La encargada del hotel nos está teniendo paciencia, pero desde hace dos meses el Ministerio de Desarrollo Social no paga” el alojamiento, por lo que está en riesgo de ser desalojada en cualquier momento.

“Mateo tendría que estar internado en terapia intensiva, pero no hay cama. Por eso me pagaban el hotel a dos cuadras del hospital, porque muchas veces en medio de la noche tenemos que salir corriendo” para que asistan al niño cuando se le produce algún cuadro crítico, contó la mujer.

“Somos veinte familias en este hotel, pero en total son sesenta mamás que están en esta situación”, alojadas en once hoteles cercanos al Garrahan.

Mientras se desarrollaba la charla con Verónica, el diputado provincial Martín Sereno se comunicó con el programa radial y explicó que “hay quince famiiias misioneras en esa situación”, y que momentáneamente han logrado que el Gobierno provincial les garantice alojamiento en la ciudad de Buenos Aires.

Sereno detalló que se trata de un programa de asistencia a familiares de pacientes internados o que reciben atención en el Garrahan “que se trasladó del Ministerio de Desarrollo Social al de Salud Pública”, y que “desde hace dos meses dejaron de pagar los alojamientos y también cortaron la asistencia de farmacias, por lo que los chicos tampoco pueden acceder a la medicación”.

En el audio que acompaña esta nota, la charla con Verónica, la mamá del pequeño Mateo.

Colaborá con Nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *