lunes, mayo 27, 2024
PaísPrincipales

La pandemia desnuda «una enorme desigualdad»

“Si los jóvenes y los niños no tienen conectividad y no tienen un instrumento están fuera del sistema educativo”, sostuvo el exministro de Educación Alberto Sileoni.

“No puedo desconocer que el año pasado se ha aprendido menos que lo habitual, sobre todo en las zonas donde hay una gran cantidad de chicos que no acceden a la virtualidad. No debemos olvidar que el macrismo destruyó el programa Conectar Igualdad”, le dijo a Contala como quieras durante una charla centrada en el enorme desafío que afronta el sistema educativo nacional  tras el abandono a que fue sometido durante el gobierno de Mauricio Macri y en el actual contexto de pandemia.

“Llama la atención que súbitamente les haya agarrado el ataque y el amor por la educación a aquellos que han destruido el sistema educativo, que han bajado un punto o dos del PBI a la educación, que no distribuyeron una sola netbook ni un solo libro, que no construyeron una sola escuela”, apuntó el exministro.

En esa caracterización, la postura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) de sostener las clases presenciales aun contra el decreto presidencial que las suspendió por dos semanas quedó para Sileoni en el centro de las críticas: tras señalar que “una de las muestras del interés que un gobierno tiene por la educación es el presupuesto” que le destina, repasó que en el distrito porteño “en diez años de gobierno se han perdido diez puntos de inversión del PBI”, y que el Presupuesto porteño para el área educativa de este año “tiene tres mil millones de pesos menos que el de 2020”.

Alberto Sileoni en La 99.3, el 11 de mayo de 2021

Paralelamente, CABA “es la jurisdicción que menos docentes ha vacunado”, afirmó, y recordó que el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, enfrenta actualmente una denuncia judicial por homicidio, presentada tras el fallecimiento por Covid 19 de una vicedirectora y una trabajadora auxiliar.

Sileoni recordó que ya suman once docentes y trabajadores de escuelas de CABA fallecidos por Covid, “muchos de ellos docentes de taller de escuela técnica, que son los que están en la primera línea junto con sus estudiantes”.

“Ya no hay discusión en el mundo: toda la literatura científica dice que en contextos de alta contagiosidad lo que hace la escuela es acelerar los contagios”, enfatizó.

“Lo que se viene es mucha presencialidad, cuando logremos dejar atrás el virus y estemos todos vacunados, y mucha tecnología también”, avizoró.

La pandemia ha puesto sobre la mesa una enorme desigualdad, y hay una gran cantidad de muchachas y muchachos del secundario, sobre todo, que, si no fuera del sistema educativo, están con una relación muy débil con él, porque no tienen con qué: si no tenés tecnología no podés afrontar el desafío” de la educación por vía digital, sostuvo.

Y con relación a las serias deficiencias de conectividad en tantas regiones apartadas de los grandes centros urbanos, admitió que todo se torna sumamente difícil si “hay uno o dos teléfonos en una familia de cinco a seis integrantes, (si) no hay datos móviles, (si) hay una conexión a Internet muy baja… “

En ese punto planteó la participación y el compromiso que necesitan ponerse desde el Estado a través del Ministerio de Educación y el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), por ejemplo, a través de tarifas sociales. Sin embargo, señaló: “Apenas hay tarifas sociales, apenas se quiere congelar las tarifas, viene un amparo judicial que les da la razón a las empresas de telecomunicaciones… Ése es el país que tenemos. Hay que seguir peleando.”

Celebró en ese sentido el lanzamiento del Plan Federal Juana Manso, que en esta primera etapa distribuirá 633.000 netbooks entre estudiantes secundarios de todo el país, y que empezará a restituir una herramienta que con el plan Conectar Igualdad distribuyó 5.400.000 computadoras.

Tras estimar que de haber continuado con aquel programa durante los cuatro años de macrismo se deberían haber entregado otros tres millones de netbooks, y que el abandono del Conectar Igualdad significó también que dejaran de repararse las computadoras que presentaban desperfectos, con lo que se perdió otro millón de máquinas, concluyó: “Este sistema educativo, con cuatro millones de netbooks más, estaría en otras condiciones para pelear esta adversidad.”

Colaborá con Nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *