Fernando Esteche, caso emblemático de los presos políticos (AUDIO)

Estado de derecho, ausente

“Fernando Esteche está preso sin motivo, sin causa, y eso nos tiene que doler a todos, a cada argentina y argentino”, le dijo a “Contala como quieras” Silvia Valdez, referente del Foro por la Democracia y la Libertad de los Presos Políticos de La Plata, Berisso y Ensenada, en una entrevista que pone en superficie una situación por la que atraviesan casi treinta personas en el país detenidas a pesar de contar con elementos jurídicos que ameritan su libertad.

“El primer caso fue el de Milagro Sala”, recordó Valdez, en referencia a la líder de la organización Túpac Amaru detenida en enero de 2016 por una decisión de la Justicia jujeña en la que es inocultable la injerencia del gobernador Gerardo Morales (enemigo declarado de Sala), y aquello fue el comienzo de la implementación de “una política represiva que desarrolla el gobierno de (Mauricio) Macri” contra todos aquellos que presentan “resistencia a este modelo de ajuste, de explotación, de hambre y de miseria”.

Valdez, en nombre del Foro que reúne a 95 organizaciones de La Plata y sus alrededores, recordó que “Esteche está en un pabellón común de Marcos Paz, con cincuenta presos comunes, padeciendo todas las condiciones terribles del Sistema Penitenciario Federal”.

“Se argumenta la probabilidad de que Esteche pueda fugarse o entorpecer el proceso”, y eso es “absolutamente ridículo: él ha salido del país, con los permisos correspondientes, estando en libertad condicional” por causas judiciales que se le entablaron anteriormente, señaló Valdez.

Durante la entrevista se repasó la situación del dirigente de la Corriente Patria para Todos y de la Militancia Popular Antiimperialista, detenido por la causa inicialmente caratulada como traición a la Patria, referida a la firma del Protocolo de Entendimiento con Irán, una iniciativa diplomática con la que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner intentó allanar las investigaciones sobre el atentado contra la mutual judía AMIA de julio de 1994.

Por esa misma causa fueron detenidos Carlos Zannini, ex secretario general de la Presidencia, el dirigente social Luis D’Elía, Yusuf Khalil (dirigente de la comunidad islámica en la Argentina) y el ex canciller Héctor Timerman, quien cumplió prisión domiciliaria por su estado de salud. Todos fueron liberados en marzo pasado, pero Esteche sigue tras las rejas.

Valdez recordó que “Esteche fue caminando a la comisaría, se fue a entregar” cuando se dictó la orden de detención. Y que “el 2 de diciembre de 2017 terminó de cumplir todas sus condenas, siempre por causas políticas, por lo que no hay causal de reincidencia” que justifique su permanencia en prisión.

La causa por la que se lo detuvo fue recaratulada como “encubrimiento agravado, y la lleva el juez Claudio Bonadío, quien fue apartado de la investigación del atentado a la AMIA por encubrimiento”, dijo Valdez. Bonadío no fue formalmente acusado de encubrimiento, pero sí fue apartado de la causa en la que se investigaban las desviaciones de las pesquisas por sus vínculos con algunos imputados en 2005, e incluso se envió su expediente al Consejo de la Magistratura para analizar posibles sanciones que nunca se le aplicaron.

“Este gobierno ha sido votado por una parte importante de la población, pero no es un gobierno democrático”, sostuvo Valdez, y citó al ex juez de la Corte Suprema argentina y actual integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Eugenio Zaffaroni, quien afirmó que hoy “en la Argentina hay ausencia del estado de derecho”.

El archivo de audio que acompaña esta nota reproduce la entrevista completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *