martes, julio 16, 2024
Despertar y Sacar la VozMisionesSociedad

El histórico reclamo que toma cada vez más fuerza

En contexto de pandemia por COVID 19 maestras y maestros vuelven a la presencialidad sin las condiciones básicas sanitarias para garantizar el cuidado a estudiantes y a su colegas.

Por esto y por mejoras salariales colman las calles y rutas de la provincia exigiendo ser escuchadxs por un Estado que le da la espalda obligando a lxs trabajadores a tomar medidas como paros, encadenamientos, huelgas de hambre y marchas.

Conversamos con Leonardo Sanchez, delegado de la Unión de Trabajadores de la Educación de Misiones y forma parte de la Central de Trabajadores Argentinos Autónoma quien nos comentó sobre el panorama que viven cotidanamente lxs docentes en nuestra provincia. 

Leandro Sanchez, Docente, Sec. Gral. de UTEM

Al respecto se refirió al rol esencial que tienen porteras y porteros en las escuelas que hoy por la pandemia se ve más claramente, dejando al descubierto que muchas instituciones escolares no contaban con este servicio, o bien tenían uno solo para tres turnos, en la mayoría de los casos con sueldos muy por debajo de la mínima.

El referente sindical hizo referencia a la contratación de 157 cocineras que pasaron a ser contratadas por el Ministerio de Educación de la provincia, situación que vino a saldar (en parte) la historia de la precarización laboral que viven porterxs y cocinerxs de las escuelas de nuestra provincia. 

Con respecto al reclamo docente, exigen que sus salarios tengan un aumento al básico de 18.600 que aún no tuvo respuesta favorable. “Nosotros pedimos aumentos y recibimos descuentos, porque nos han amenazado con los descuentos, hemos logrado ver algunos recibos y sabemos que van a haber descuentos”, expresó Sanchez.

Leandro Sanchez en Despertar y Sacar La Voz (28/4/21)
Lidia Pereyra en los reclamos del 2017 (Fuente LVM)

Además, dialogamos con Lidia Pereyra cocinera de una escuela de frontera en Montecarlos, una de las cocineras contratadas gracias a la lucha y organización de ese sector históricamente invisibilizado. Lidia cocina hace 10 años para mas de 400 chicos y chicas que asisten a la escuela, no paró de trabajar durante la pandemia ya que se entregaban bolsones de mercadería para las familias durante los días de aislamiento.

Lidia tuvo diversas formas de pago de sueldo, nunca registrado, nunca reconocido, hoy es una de las contratadas pero reconoce que hay es largo el camino de lucha para lograr la estabilidad laboral. 

Lidia Pereyra en Despertar y Sacar la voz

Colaborá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *