lunes, julio 22, 2024
Misiones 2

Diputados repudió agresiones de la policía provincial

Por unanimidad la Cámara de Representantes de Misiones aprobó un repudio a las agresiones de efectivos de la policía provincial contra vecinos del barrio Horacio Quiroga de Garupá y contra el diputados del Partido Agrario y Social Martin Sereno.
El proyecto fue presentado por el diputado Carlos «Cali» Goring, del PAyS, con el propósito de que la Legislatura se pronuncia frente a la violencia institucional ejercida por la policía en un proceso de desalojo que se intentó en abril, violencia que también sufrió el presidente del bloque de diputados del PAyS, quien en su función de legislador y secretario político de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y el Movimiento Evita, acudió al barrio, junto a otros militantes de organizaciones populares, intentando evitar que avanzaran sobre las precarias casillas, y fueron agredidos por personal policial.
Finalmente, el desalojo fue suspendido, se constituyó una mesa de diálogo en el Ministerio de Derechos Humanos, con los vecinos y legisladores de todos los bloques, quienes enviaron un documento al Juez de Instrucción N°1, Marcelo Cardozo, solicitando que desestime la denuncia por usurpación contra más de 20 familias asentadas en los terrenos, y se están discutiendo posibles soluciones.
«Nos preocupa el accionar policial no sólo contra las familias vulnerables de ese barrio y algunos militantes, sino también contra un representante del pueblo. Creemos que si dejamos pasar por alto este accionar vergonzoso que ocurrió con el diputado Sereno; mañana cualquiera de nosotros puede ser víctima; es nuestra obligación estar donde hay un problema porque para eso fuimos elegidos por el pueblo», manifestó en el recinto el diputado Goring, a quien acompañaron en el proyecto sus pares Isaac Lenguaza y Gianina Perini.
Goring cuestionó que además «se violó la inmunidad parlamentaria establecida por la Constitución Provincial», y pidió que se tomen las medidas correspondientes, a fin de sancionar y corregir esas acciones en el ámbito de la Policía de la Provincia.
Inmunidad  que le otorga el pueblo
Desde el mismo bloque, el diputado Lenguaza también se refirió al tema. Agradeció la solidaridad de los legisladores que no pertenecen a la bancada del PAyS, «pero que acompañaron con sus firmas el Proyecto de Declaración», y a otros y otras que se preocuparon por «la salud del presidente de nuestro bloque. Hubo una agresión primero verbal y después física por parte de la policía, que actuó con una violencia desmedida en ese procedimiento. Esta violencia institucional no debe sufrirla nadie; pero menos un legislador que se presentó como tal al lugar, y que estaba cumpliendo una función que le compete como representante del pueblo», indicó.
Lenguaza habló de la inmunidad que posee un diputado, haciendo la salvedad de que no es una cuestión de prerrogativa personal, «es la inmunidad del pueblo que nos votó para que podamos cumplir cabalmente nuestra función. Esto lo establece el artículo 88 de la Constitución Provincial, y reitero que no es cuestión de una persona determinada; sino de la preservación de sus funciones».
En muchas ocasiones, el pueblo «nos demanda que estemos en los lugares y ante determinadas circunstancias, como fue el caso del violento desalojo que se estaba produciendo en Garupá, y al margen de la legitimidad o no de la cuestión judicial, lo que reprochamos y rechazamos es la violencia con que se ejerció ese procedimiento», manifestó.
En coincidencia con lo que expresado por  Goring, «la gravedad de esta violencia institucional de parte de la policía de la provincia hacia el diputado Sereno, mañana le puede suceder a cualquiera de los 40 legisladores que estamos haciendo nuestra labor, por eso repudiamos la violencia y no la debemos permitir, enfatizó Lenguaza.
Desalojo suspendido
El hecho sucedió el 26 de abril de este año, cuando fuerzas policiales irrumpieron en el barrio Horacio Quiroga de Garupá con la intención de desalojar a un grupo de más de 20 familias humildes que se encuentran asentadas precariamente en una de las manzanas del barrio, en el marco de una problemática habitacional extrema.
Acudió al lugar el diputado provincial, Martín Sereno, quien en su función de legislador y secretario político de la CTEP y el Movimiento Evita, junto a otros militantes de organizaciones populares, intentaron evitar que avanzaran sobre las precarias casillas y fueron agredidos por personal policial.
Finalmente, el desalojo fue suspendido, el Ministerio de Derechos Humanos, con los vecinos y legisladores remitió una nota al juez de Instrucción, y se debaten alternativas, teniendo en cuenta que no hubo usurpación porque las familias relevadas están comprendidas en un proceso de regularización dominial, y cuentan con el Certificado de Vivienda Familiar, expedida por la ANSES, y reconocido por el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (RENABAP), según lo dispuesto por el Decreto Nacional 358/2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *