Condenada sin pruebas

«Es un expediente que no tiene pruebas, sobre todo contra María. Quedó absolutamente acreditado que mientras las niñas estuvieron con María no tuvieron signo alguno de abuso sexual», aseguró Roxana Rivas, abogada defensora de María Ovando, además integrante del Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género.

Roxana Rivas en La 99.3

Rivas dijo en La 99.3 que «esto se acredita con las constancias de los trabajadores sociales y de los psicólogos, porque mientras María estuvo con las niñas, y para recuperarlas después de absuelta, fue sometida a cinco expedientes de Familia que la seguían a sol y a sombra».

Agregó que «cuando le sacaron la tenencia y se la dieron a la guardadora no hubo ningún seguimiento más, se retiró la Justicia de Familia, y entonces nadie sabe lo que pasó ahí. En el debate nos enteramos que las niñas habían sido abusadas por un yerno de la guardadora. Esto está acreditado en condena y es un dato que aparece espontáneamente, porque se le escapa a la guardadora en su declaración. Esto era un dato fundamental para la defensa: veníamos poniendo en duda el momento en el que sucedieron los abusos.»

María Ovando fue condenada el miércoles a 20 años de prisión por el tribunal Penal de Eldorado que la juzgó por la propiciación y el presunto encubrimiento de los abusos sexuales sufridos por una de sus hijas y una de sus nietas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: