Urgencias con «el teatro (cerrado) a cuestas»

“Para los que vivimos de lo que hacemos en el escenario se cortó a cero la posibilidad de generar ingresos con nuestro trabajo”, sintetizó Federico Ugalde, el “Basko titiritero”, y le puso nombre propio a un reclamo que desde la Asociación Argentina de Actores (AAA) se promueve a través de las redes virtuales y otros medios de comunicación para que desde los organismos del Estado se contemplen mecanismos de apoyo en esta situación extrema a la que los somete el cumplimiento de la cuarentena en reguardo de la pandemia de Covid-19.

“Esto es común para el teatro en general, pero para nosotros, que vamos con nuestro teatro a cuestas a escuelas, a casas particulares, a plazas, a teatros, donde ahora la gente no se puede reunir, se hace doblemente difícil. Un par de meses uno aguanta, pero esto pinta para largo”, le dijo el Basko de Posadas (tal su identificación en Facebook, por ejemplo) a Contala como quieras.

Integrante de las compañías de títeres Kossa Nostra y Sakados del tacho, repasó la situación de los trabajadores de las artes escénicas: “Compañeras y compañeros aislados sin poder ejercer su trabajo, sin claro horizonte de continuidad, que viven y sostienen a sus familias con los ingresos que generan, en muchos casos, con trabajos autogestionados e independientes”, según se reportó en la nota que la AAA puso en circulación para que cada integrante de ese amplio colectivo adhiera con su firma.

En ese texto también se señala que muchas y muchos de esos trabajadores están “dedicados a la docencia” y que “miles en todo el país ejercen su profesión en calles, paseos públicos, escuelas, centros culturales, lugares a los que hoy está vedado concurrir”, y se reclama la elaboración de “un padrón nacional, confeccionado por las delegaciones y/o asociaciones y organizaciones afines del sector, que avalen la tarea de los artistas que representan, sean o no afiliados” a Actores.

El Basko enfatizó que la comunidad artística incluye a “mucha gente que trabaja en la total informalidad”, y que a pesar de las dificultades que implica institucionalizar los reclamos “hay mucha actividad de los trabajadores de las artes escénicas, organizándonos para conseguir esas ayudas, para identificar a quienes las necesitan más”.

Contó que él mismo participa de dos organizaciones, “la Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA), de la que formo parte en la comisión directiva de la Argentina”, y el colectivo Escena Federal de la República Argentina (Esfera), que reúne a gente de las artes escénicas en general pero con mayoría de integrantes titiriteros”.

Y que desde esta última organización “estamos preparando un proyecto que llamamos ‘Plazas felices’, con el que intentaremos la organización de espectáculos al aire libre, con las debidas precauciones de distanciamiento social y cuidado personal”, al estilo de los procedimientos que se armaron en torno a los bancos cuando se reabrió la atención a los jubilados.

El Basko mencionó también una serie de auxilios de contingencia que se están instrumentando a través de la Secretaría de Cultura provincial que conduce Joselo Schuap a través del programa “La cultura nos conecta”, y con acciones coordinadas con el Instituto Nacional del Teatro que incluyen la distribución de bolsones con alimentos no perecederos entre miembros de la colectividad artística.

El reclamo que se está institucionalizando a través de la AAA incluye una intervención ante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) para que sus firmantes sean automáticamente incluidos entre los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) “hasta que se pueda retornar a nuestros trabajos sin restricciones de ningún tipo”, y ante el Ministerio de Desarrollo Social para quienes necesiten gestionar y obtener la tarjeta alimentaria del Programa Alimentar.

El Basko titiritero en La 99.3, el 28 de abril de 2020

“Hay ayudas desde el Estado, pero es muy complicado lo que está pasando”, resumió el Basko. “Seguimos tratando de aprender a disfrutar la incertidumbre, pero no nos sale”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *