Educación Técnico Profesional

Todo lo que se pierde si cierran las técnicas

Ante el anuncio de cierres o “reconversiones” de escuelas técnicas en todo el país, y Misiones no es la excepción, una mirada sobre el crecimiento exponencial que tuvieron las técnicas en distintas modalidades tras implementarse el mecanismo central previsto en la Ley 26.058 que es el Fondo Nacional para la Educación Técnica Profesional.

Los números y los resultados
La sanción de la Ley de Educación Técnico Profesional (ETP, N.° 26.058) en 2005 le dio el marco legal a la decisión llevada adelante como política de Estado de que “que en toda la República Argentina se agregue valor, se produzca maquinaria, tengamos que importar menos, podamos exportar más, y para eso necesitamos ingenieros y recursos del Estado y compromiso del Estado Nacional con la educación pública, porque ha habido un cambio en este país”, en palabras de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner aún en funciones.
El mecanismo central previsto en la Ley 26.058 es el Fondo Nacional para la Educación Técnico Profesional, constituido anualmente por el 0,2% del total de ingresos corrientes previstos en el Presupuesto Consolidado del Sector Público Nacional.
Dichos recursos, que la Ley determina se apliquen a equipamiento, mantenimiento de equipos, insumos de operación, desarrollo de proyectos institucionales y mejora de las condiciones edilicias, han sido aplicados de este modo:
A través del Fondo Nacional para la ETP, entre 2005 y 2014 la inversión en la modalidad ascendió a $ 5.841.545.107,
mientras que para el año 2015 la previsión de recursos fue de $ 2.300 millones. En 2003 se destinaban $ 6,7 millones.
565.949.094 de pesos se destinaron al campo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). El 100% de las escuelas secundarias técnicas cuentan con administradores de red. Se entregaron 570.000 netbooks a alumnos a través del programa Conectar Igualdad.
2.496.190.562 de pesos al equipamiento e insumos para sus entornos formativos de 3.234 instituciones de la modalidad.
461.553.649 de pesosa la formación inicial, continua y capacitación específica de docentes. Se extendieron 186.532 certificaciones.
1.350.325.912 de pesos a la ampliación y refacción integral y a la mejora de las condiciones de seguridad e higiene en 849 instituciones de la modalidad.
734.638.180 de pesos a la asistencia, a través de diferentes programas, de acciones que brindan a los estudiantes de la modalidad la igualdad de oportunidades que el derecho a la educación les garantiza. 1.459.065 alumnos beneficiados por acciones de Igualdad de Oportunidades: mochilas técnicas, acompañamiento pedagógico, traslados, equipamiento para albergues.
Inversión entre 2006 y 2014
Entre 2006 y 2014 la inversión del Fondo para la Educación Técnica Profesional fue de 5.841.545.107 pesos.
Equipamento: 2.496.190.562 pesos. 3234 instituciones de ETP recibieron equipamiento e insumos para sus entornos formativos.
Infraestructura:1.350.325.912 pesos. 849 instituciones de ETP recibieron nuevos edificios, ampliaciones y refacciones integrales, y mejoras de las condiciones de seguridad e higiene.
Construcción a nuevo: 1.000 millones de pesos en 30 nuevos edificios integrales de ETP a construirse.
Aulas Talleres Móviles: 382 millones de pesos en 121 aulas talleres móviles destinadas a las provincias.
Insumos: En 2015, 2485 instituciones recibieron regularmente aportes para las prácticas y actividades de taller.
 Reparaciones menores: 2457 instituciones recibieron regularmente aportes para las reparaciones menores, equipamiento y mobiliario escolar.
Desde 2012, además, la Resolución 175/12 del CFE, que aprobó el documento “Mejora continua de la calidad de los entornos formativos y las condiciones institucionales de la Educación Técnico Profesional”, otorga al INET la facultad de desarrollar estrategias y programas federales en acuerdo con la Comisión Federal de Educación Técnico Profesional, estamento también creado por la Ley de ETP.
Creación y gestión del Registro Federal de Instituciones de ETP
En 2003 la Argentina carecía de una base de datos que diera cuenta de cuántas y cuáles eran las instituciones educativas del país que brindaban algún tipo de formación vinculada al mundo del trabajo en los términos que define la Ley 26.058. El Ministerio de Educación, a través del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), elaboró entonces el Registro Federal de Instituciones de ETP previsto en la ley.
en 2015 se hallaban incorporadas a dicho registro 3.190 instituciones propias de la modalidad ETP y 1.306 instituciones de otras modalidades y niveles que tienen en su propuesta educativa alguna oferta de ETP.
Entre 2006 y 2015 el número de instituciones propias de ETP y con ofertas de la modalidad en sus propuestas registró un incremento de 86%.
Los alumnos matriculados en Educación Técnico-Profesional según ciclo lectivo en todo el país entre 2003 y 2013 fue del 25,2 por ciento. Se paso de una matrícula de la educación técnica en 2003 de 881.688 alumnos a 1.108.649 alumnos en 2013.
Solo en 2013, el porcentaje de mujeres matriculadas en las ETP fue del 32,3 por ciento, lo que representó un crecimiento del 11,2 por ciento respecto de 2003.
Programas que completan la propuesta de las ETP
Programa Federal de construcción de nuevos edifcios para instituciones integrales de ETP: A través de esta línea de acción se han asignado $1.000 millones a la construcción de 30 edificios nuevos en todo el país para albergar a instituciones que integren los dos niveles educativos (secundario técnico y técnico superior) y el ámbito de la Formación Profesional.
Programa Federal de reparaciones menores: Desde 2014, 2.457 instituciones de ETP reciben semestralmente fondos de manera directa desde el Estado Nacional para realizar reparaciones menores y para la adquisición de mobiliario escolar.
Programa Federal de insumos para prácticas formativas: También implementado desde 2014, 2.485 instituciones de la modalidad reciben semestralmente, de manera directa, un aporte económico básico para la adquisición de los insumos necesarios para que los estudiantes realicen las prácticas formativas y las actividades de taller.
Programa Educación para el Trabajo y la Inclusión Social (PrETIS): Impulsa acciones para la inclusión de las poblaciones más postergadas a espacios de educación para el trabajo que se desarrollan en las instituciones de Educación Técnico Profesional. Algunas de sus líneas de acción son:Proyecto Productivo, Tecnológico y Social, mediante el que se construyen, en convenio con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas Discapacitadas (CONADIS) y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), dispositivos tecnológicos como sillas de ruedas, bastones, muletas y aros magnéticos. • Educación para el trabajo en instituciones carcelarias: juntamente con la modalidad Educación en Contextos de Privación de Libertad, se impulsa la incorporación de las ofertas de ETP para personas privadas temporalmente de libertad.
Finalización de Estudios Secundarios Técnicos(FinEsTec): Se trata de un programa que complementa al Plan FinEs, destinado a estudiantes que, habiendo concluido la cursada de sus estudios secundarios técnicos, no habían obtenido el título por tener pendientes algunas materias. Hasta principios del año 2015 el programa ha permitido que dos mil jóvenes logren su titulación. Se prevé duplicar el número de egresados al finalizar el ciclo lectivo 2015.
Autoevaluación Institucional: Estrategia de evaluación participativa en la que directivos, docentes y estudiantes contribuyen al proceso de mejora continua de la calidad de la escuela técnica. 62.610 estudiantes y 34.298 docentes de 531 escuelas ya han participado de este programa.
Capacitación Laboral en la educación secundaria Orientada: En articulación con la Dirección de Educación Secundaria, el INET brinda desde 2014 una oferta de 500 cursos por año para estudiantes de la Secundaria Orientada.
Mejora de los aprendizajes: avances y objetivos
Las acciones descriptas en el apartado anterior dan cuenta de la revalorización de la escuela técnica en el sistema educativo que se encaró desde 2003, a través del crecimiento de las inversiones para infraestructura y equipamiento,  el reordenamiento institucional y pedagógico y con estrategias que contemplan una mejor cobertura en todo el territorio del país.
Esas políticas, enfocadas a la formación de más y mejores técnicos, a su futura profesionalización a la par de su preparación para las actividades productivas y el trabajo en general, reflejan sus efectos en una serie de indicadores que dan cuenta de la mejora de los aprendizajes en las pruebas evaluativas y de la mayor continuidad de estudios superiores entre el estudiantado de ETP.
La comparación entre los Operativos Nacionales de Evaluación (ONE) de 2010 y 2013 arroja mejoras en los niveles de desempeño medio de los alumnos que cursaban el penúltimo año de la escuela técnica tanto en Matemática como en Lengua; en ambas áreas de conocimiento disminuyó el porcentaje de alumnos con desempeño bajo.
Fuente: LA POLÍTICA EDUCATIVA NACIONAL 2003-2015 – Inclusión y mejores aprendizajes para la igualdad educativa. Ministerio de Educación. Presidencia de la Nación. Noviembre de 2015.
http://www.la99punto3.com.ar/vienen-por-las-escuelas-tecnicas/

Un comentario sobre “Todo lo que se pierde si cierran las técnicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *