Del 20 al 25 de febrero

Que Cristina, que Moyano, que pocos pero que muchos…

Semana a semana el periodista y escritor Hugo Muleiro repasa con detenimiento las columnas de opinión y análisis de los principales medios gráficos de mayor alcance nacional en tanto hegemónicos.

Muleiro es columnista del programa Contala como quieras de La 99.3, donde cada lunes, a las 8, contextualiza y analiza esas opiniones hegemónicas y pone de relieve de qué no se habla en ellas.

La 99.3 comparte con sus audiencias las intervenciones de Muleiro en las redes sociales y su síntesis en la columna que prestigia este medio.

¡NO ME IMPORTA CUÁNTOS SON!…
LA LÍNEA DEL MACRISMO ANTE LA PROTESTA DEL 21.2 (21/2/18)

Roa, Clarín, 20.2: “Aunque el número sea grande, el número no cambiará nada”.
M. Solá, La Nación, 18.2: El acto será multitudinario, pero lo que importa es que Moyano estará en “conmovedora soledad”.
Laborda, La Nación, 16.2: Se sabe que la marcha será multitudinaria, pero “eso no es lo importante”.
Y así…

Y después de decir que si es una multitud “no cambiará nada”, Roa repite la línea de La Nación del domingo y de su colega de banco Van der Kooy el mismo día para avisar: “Lo que puede cambiar todo es que haya violencia”.

Se entiende, ¿no?

 ¿QUIÉN ES MOYANO? (22/2/18)

“Moyano es el obstáculo más importante para modificar los criterios sindicales que encarecen el costo argentino”. Macri quiere acuerdos como los de Vaca Muerta y SMATA, porque la economía argentina “necesita establecer otras bases de producción”.
Una vez más, lo tipea Morales Solá en La Nación. Palabras que pueden ser tomadas en cuenta para una interpretación posible de lo que está en juego, más allá de lo que cada quien piense de Moyano. Simplificando: si cae el convenio de Camioneros, todos los demás caerán como moscas.
Sacando esto, al atildado columnista se le volaron las chapas casi al final de su nota de hoy, con una confesión arrasadora, que pinta de cuerpo entero lo que es nuestra derecha “republicana”.
Escribió: “El final pacífico de la marcha dejó un resultado sin valor para nadie”.
Incontinencia, incapacidad para ocultar los colmillos y el deseo permanente de sangre que caracteriza a los garcas.
Si esto te parece mucho, es posible que la porquería mayor de nuestro periodismo este día no sea esa, ni ninguna de las muletillas de Clarín contra el acto opositor. Esta vez, está en un título de tapa de Ámbito Financiero:
“Acto de Moyano costó 4.500 millones”.
¿Cuánto le habrá costado al macrismo este título?

OOOOOOTRO TEMA… (24/2/18)

La formidable concentración de protesta del 21 de febrero pasó a mejor vida.

-Lanata escribe hoy en Clarín para relatar la fascinante historia de su pensamiento sobre la despenalización del aborto.
-Roa escribe hoy en Clarín sobre el fascinante tema del cumpleaños del ricachón Alejandro Roemmers en algún lugar remoto.
-En La Nación, no hay firmas rutilantes. Uno que se llama Olivera habla de la interna sindical, Moyano, Triaca, Macri, los arbitrajes, la mafia Angelici-Tapia, etc., y menciona apenas al paso el acto opositor, como anécdota menor.
-La nota editorial de La Nación se dedica a “Cristina precoz” y la tristeza que esto le causa.

Comentarios y notas sobre la iniciativa macrista en torno de la despenalización del aborto hay en abundancia.

Se ve que el acto de protesta no les molestó nada, pero nada.

PEÑA 3 – MAURICIO 1 (25/2/18)

En el amor incondicional de los columnistas independientes por la camarilla gobernante, este fin de semana Peña le ganó a Macri 3 a 1.
Van der Kooy en Clarín insiste con la soledad de Moyano y hace una gran concesión: “La protesta pudo haber tenido legítimo sentido social” ¡Que lo parió! diría Mendieta. Pareciera que se está por pasar a la oposición “radicalizada”.
Pero no, el amor es más fuerte y teclea para Marcos Peña: La gran ausente fue Cristina. Luego cuenta que Macri está enojado por los cánticos contra él y aprovecha para decir que el régimen trabaja en convertir a los clubes en sociedades anónimas, viejo anhelo mafioso para hacer todavía más negociados. Al final, deja caer que la idea de plantear el aborto legal fue de Durán Barba.
Blanck, en el mismo diario: “El Papa y Cristina, en el palco de Moyano”. Explica que la frase de Peña fue para “estampar en la foto del gran acto de Hugo Moyano” a “toda la oposición”. Es decir, sería como una foto que no es, porque la foto no existe. Y cita otra vez a Peña (de quien podríamos pensar que problemas de recursos no tiene): dijo que Cristina “lidera intelectualmente ese grupo”, el del acto. De inmediato advierte que eso “sonó un poco exagerado”, pero luego, amoroso al fin, le da la razón al dadivoso jefe de gabinete: “No estaba Cristina, pero es como si hubiese estado”. En cambio, nos ilustra, el régimen se cuidó de emparentar la marcha con el Papa, aunque estuvieron Grabois y Gustavo Vera. O sea, sería como la segunda foto que no existe. ¡Es clarísimo!
Bonelli, en el mismo diario, el viernes, había anotado el primer puntito para il capo de gabinete: escribió que los funcionarios están divididos entre los optimistas y los críticos o preocupados por el desastre económico, a los que llama “área social”. Y en esas, dice que “en Jefatura de Gabinete” hay quejas hacia la santa Vidal, no porque cierra escuelas sino porque no estaría siendo del todo fiel a la línea dura: “¿Quién se cree que es, Evita?” es la frase que dice salió del área a cargo de Peña.
Así que en soledad quedó este domingo Morales Solá, en La Nación: lo suyo es Mau, Mau y Mau. Que no es el ajustador serial que se dijo en el acto, sino que aplica el gradualismo que molesta a los ultraliberales, que es pragmático, que le molesta lo de izquierdas y derechas. Y es él y sólo él y nadie más que él quien resolvió plantear el tema del aborto, porque “se cansó de la hipocresía” sobre el tema. Un estadista, un gigante, una figura llena de atractividades.
Pero bueno, al menos se dedicaron a la marcha del 21, porque varios de los columnistas de ambos diarios ni mencionaban el tema, como si quisieran que ya fuera historia.
Claro que no se olvidan de Moyano, por las dudas no se rinda del todo. La Nación le dio el título principal en la versión en línea a Elisa Carrió y su frase “los Moyano son una familia de criminales”. Y, en espacio separado, una “noticia”: “Avanza la causa contra Pablo Moyano”.

La columna de Hugo en Contala como quieras (26/2/18):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *