Posadas en cuarentena

Una ciudad, como todas las ciudades de la Argentina, llamada a cambiar sus hábitos casi de un día para el otro. La pandemia del COVID-19 exige responsabilidad gubernamental y ciudadana. Los ojos y la lente de Fefo Gross dan testimonio del momento que ya es histórico para la humanidad.

La semana del 16 al 20 de Marzo comenzaron a implementarse en Posadas, como en todo el país, las primeras medidas para prevenir la propagación del COVID-19. Además de la suspensión de las clases para todos los niveles, iniciadas en Misiones una semana antes y en todo el territorio nacional el lunes 16, se determinó el cierre total de las fronteras para el ingreso de extranjeros. Igual medida se tomó del lado paraguayo. Nadie más pudo entrar o salir de Posadas (Argentina) ni de Encarnación (Paraguay).

Una única portada para todos los diarios

El jueves 19 de marzo, la gran mayoría de los diarios de todo el país tuvieron la misma tapa: Al virus lo frenamos entre todos. Viralicemos la responsabilidad. #SomosResponsables

La cuarentena ya es obligatoria

El jueves 19, a las 21,15, el presidente argentino Alberto Fernández dirigió un mensaje a todo el país: A partir de la 0 hora del viernes 20 y hasta las 24 del 31 de marzo rige para todo el territorio nacional el aislamiento social y obligatorio. Dos horas y 45 minutos después, en Posadas -que ese mismo jueves había vivido el feriado administrativo por el día de San José, patrono de la ciudad- la cuarentena comenzó a sentirse con toda rigurosidad: dejaron de circular los ómnibus de media y larga distancia y las calles, la costanera y la misma terminal de ómnibus quedaron desiertas, o casi, apenas algunos desprevenidos esperaban a medianoche la llegada del micro que ya no iba a arribar.

Primera mañana de cuarentena obligatoria

Este viernes 20 de marzo Posadas ya es otra. La cuarentena obligatoria, el aislamiento social, va dejando progresivamente la ciudad desierta. En muchos locales comerciales, gimnasios y paseos los carteles improvisados anuncian que «está cerrado hasta el 31/3».

Igual, la mañana tuvo su movimiento en el centro de la ciudad. Frente a los supermercados más importantes se aglomeraban clientes a la espera que los dejen entrar a hacer la provista no prevista.

La entrada a los centros comerciales para alimentación, farmacias, ferreterías y otros permitidos es restringida y empleados con barbijos controlan que esa restricción se cumpla.

Por la tarde, una larga recorrida de La 99.3 por calles, avenidas, centro y costanera de Posadas dio cuenta que el aislamiento se cumplió en alrededor del 95%. Los móviles policiales continúan la tarea iniciada días antes de prevención para el cumplimiento de la cuarentena, esta vez con la firme advertencia para quienes no la cumplan de aplicación de sanciones previstas en el Código Penal, como lo anunció el Presidente.

Barbijos, la vedette de la cuarentena

Los barbijos se convirtieron en horas en la medida de prevención más requerida por los argentinos, como ocurre en todo el mundo. El Ministerio de Defensa de la Nación ordenó a las Fuerzas Armadas que sus sastres y modistas posterguen la fabricación de cualquier otra prenda que no sean barbijos, camisolines y sábanas para los hospitales de todo el país.

Centenares de modistas y sastres, desde La Quiaca a Ushuaia, como cuentapropistas o en cooperativas, imitan a los del Ejército por decisión propia o a pedido de organismos públicos y privados. Es el caso de Clementina Sánchez y sus hijas Melanie y Diana quienes dejaron de lado la costura de prendas de vestir y desde esta semana están dedicadas a la de barbijos: una necesidad y una oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *