Pérez Esquivel no descarta ir a la Justicia en defensa del pueblo mbyá

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel le reclamó al gobernador Oscar Herrera Ahuad “que se mueva, que vaya al lugar y que tenga una visita ocular” en el valle del Cuñá Pirú, y advirtió que “si tenemos que hacer una acción judicial la vamos a hacer” para preservar los derechos territoriales del pueblo mbyá guaraní y el cuidado de los bosques nativos.

Después de haber hecho pública una carta al mandatario misionero, en la que le reclamó su intervención ante “la intrusión de personas extrañas al territorio de la comunidad Caagüí Poty de la ruta provincial 7, en Aristóbulo del Valle”, el titular del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) le ratificó al programa Contala como quieras que, de acuerdo con las denuncias que él recibió, los autores de esa intrusión y la tala indiscriminada de especies nativas tuvieron la venia del intendente de Aristóbulo del Valle.

“Es la información que nosotros tenemos: alguien tiene que permitirle a la gente meterse en los montes, y si el intendente no ve eso y no pone límites es peligroso”, dijo Pérez Esquivel.

Particularmente sensibilizado por todo lo relativo a Misiones, el Nobel de la Paz 1980 evocó durante la charla su vínculo desde pequeño con la provincia: “Mi abuela era una guaraní. Mi tío la llevó a Puerto Iguazú, y de chico yo viajaba muy seguido”, recordó durante la charla el Nobel de la Paz 1980. “Nosotros éramos pibes, y estábamos metidos ahí, en los montes, en los obrajes”, memorizó sobre su infancia en la tierra colorada.

Adolfo Pérez Esquivel en La 99.3, el 31 de julio de 2020

Pero “aparte de estas cosas, que a uno le quedan para toda la vida”, Pérez Esquivel se enfocó en la cuestión central de la charla, y en primer lugar destacó que “esas tierras en las que están haciendo desmontes fueron recuperadas por las comunidades guaraníes”, y en el caso particular de la gente de Caagüí Poty lo lograron “después de muchas idas y vueltas” que finalmente posibilitaron que la Universidad de La Plata se las restituyera.

Tal como le señaló al gobernador misionero, el titular del Serpaj recordó que los derechos del pueblo mbyá y de todas las naciones originarias están amparados por convenios internacionales y leyes argentinas, y que sin embargo están permanentemente acechados por distintos factores: “Es un atropello permanente que se hace a la vida, a las culturas y a las identidades de los pueblos originarios en el país”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *