Para Salvareza, «nada puede estar peor en ciencia y tecnología»

«En los años del gobierno de (Mauricio) Macri hemos visto una continúa desinversión en ciencia y tecnología. Entre 2015 y 2018 estamos con 800 millones de pesos menos para el sector que impactó enormemente en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, la Comisión de Energía atómica y las universidades», subrayó el doctor en Biología Roberto Salvarezza, ex presidente del CONICET y actual diputado nacional de Unidad Ciudadana.

Roberto Salvarezza en La 99.3

En diálogo con el programa Contala como quieras de La 99.3, Salvarezza analizó la crisis de los sectores relacionados con la ciencia y la tecnología que habían alcanzado un importante desarrollo entre 2007 y 2015. «El panorama no puede ser peor», apunto el investigador, para quien, en este año electoral, con la posibilidad de un triunfo de la oposición «la mirada empieza a cambiar», más aún si llega al gobierno la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner «porque ya se han comprometido públicamente en invertir más en ciencia y tecnología».

Consultado sobre el reciente anuncio del presidente Mauricio Macri de que se otorgará una partida de mil millones de pesos al sector, el legislador respondió que «no son mil millones nuevos porque 500 millones ya formaban parte del presupuesto y de los 500 millones adicionales, 300 no son para el CONICET son para la Agencia Científica y Tecnológicat para pagar proyectos atrasados y los otros 200 millones restantes son para actualizar proyectos que se deben».

En ese sentido, indicó que «con esa cifra no arreglamos problemas sustantivos, como el retraso salarial de un 35 por ciento, las becas doctorales que están debajo de la línea de pobreza y tampoco resolvemos los problemas de los institutos de investigación».

«Hoy disponemos de 4 mil millones menos de recursos que en 2015, lo que significa que esos 500 millones adicionales de los que hablábamos no tienen relevancia para el funcionamiento del CONICET», detalló Salvarezza mientras que «en 2018 se subejecutó el presupuesto del organismo un 30 por ciento», que «es una práctica que el PRO tuvo en la Ciudad de Buenos Aires en Educación y Salud».

Tras ese análisis, el legislador recordó que semanas atrás el ministro del Interior Rogelio Frigerio «se pregunto si la ciencia y la tecnología son una prioridad para el país», lo que «define lo que piensa el gobierno sobre estos temas». Así es como remarcó que «esta dirigencia política en realidad no está pensando en el desarrollo, está pensando en una argentina que solo produzca materia prima, que es lo que le interesa a los países desarrollados», a los que «no les interesa que Argentina produzca satélites, ni reactores nucleares, ni que produzca su propias semillas porque eso tiene que estar en manos de las multinacionales», porque «esta clase política que nos gobierna está ligada a esos intereses y pretende que seamos solo proveedores de materia prima y condenados al subdesarrollo».

De cara a un futuro económico comprometido por el endeudamiento externo y las prioridades que deberá establecer el próximo gobierno en ciencia y tecnología, Salvarezza apuntó que «habrá que priorizar aquellas investigaciones que van a tener impacto en lo social y el desarrollo económico. Vamos a necesitar una utilización inteligente de los recursos científicos y apostar a desarrollar tecnología que aporten alto valor a nuestras exportaciones».

Más adelante, el científico subrayó que en materia alimentaria habrá necesidad de recuperar la agricultura familiar. «Tenemos alrededor de 250 mil familias, un millón de trabajadores familiares que son los que proveen entre el 60 y el 70 por ciento de los alimentos que consume todo el país», que «con este gobierno han sido desamparados, están sin asistencias técnicas, les han sacado el monotributo social agropecuario, el INTA ha cerrado tres institutos de agricultura familiar», mientras que si esas familias tuvieran asistencia, si se las dinamizara y tuvieran apoyo para desarrollar una cadena de comercialización esos productos saldrían mucho más baratos que los que se venden en las grandes cadenas de supermercados».

Finalmente, el diputado Salvarezza aseguró «tener esperanzas en que el pueblo elija un modelo de país que esté pensado en la producción y no en la especulación financiera».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *