Se argumenta la construcción de una base de Defensa Civil

Neuquén le abre las puertas al Comando Sur de EE.UU.

El diputado ante la Legislatura neuquina Guillermo Carnaghi admitió que hay “preocupación y sospechas” en torno a la anunciada construcción de una base para Defensa Civil en la capital provincial con dinero donado por el Comando Sur del Ejército norteamericano, “cuya misión es apoyar los objetivos de seguridad y la estabilidad regional desde los intereses de Estados Unidos”.

“Pedimos al Gobierno provincial que informe sobre cuáles son los objetivos y alcances no explicitados de esta inversión, porque es confuso entender cómo se relacionan los intereses geoestratégicos de Estados Unidos con esta donación para un centro de Defensa Civil de la provincia, presentado como una ayuda ante situaciones de catástrofe”, le dijo Carnaghi al programa “Contala como quieras”.

La anunciada construcción de la base se torna doblemente preocupante porque “desde que asumió el actual Gobierno nacional se ha vuelto a lo que en algún momento se llamaron ‘relaciones carnales’ con Estados Unidos, dándole la espalda a la Unasur y adoptando una política que dejó de lado la prioridad de la unidad latinoamericana para volver a un alineamiento total con Washington”, sostuvo el integrante del bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura de Neuquén.

La obra, cuyas bases ya se han establecido en terrenos linderos a la Autovía Norte, que une la capital neuquina con Cipolletti (Río Negro), se ha reanudado después de haberse suspendido, hace cinco años, cuando el entonces gobernador Jorge Sapag se vio forzado a abortarla por la fuerte reacción adversa de amplios sectores políticos y sociales.

Presentada como una sede de Defensa Civil provincial que actúe como comité de emergencias, consistiría en una construcción de unos 600 metros cuadrados con dormitorios, baños, cocina, una sala de cuidados médicos, salón de conferencias y un helipuerto.

Carnaghi recordó que el año pasado el encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU. en la Argentina, Tom Cooney, por entonces a cargo interinamente de la sede diplomática, visitó Neuquén y confirmó que estaba allí por la futura construcción de la base.

En esa ocasión Cooney habló sobre las inversiones de empresas norteamericanas en el yacimiento de Vaca Muerta, y el gobernador Omar Gutiérrez le agradeció la donación y entregó diplomas entre personal de Defensa Civil, de Bomberos y de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) que había recibido capacitación en situaciones de emergencia.

En el archivo de audio que acompaña esta nota, la entrevista con el diputado Carnaghi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *