Los «aprietes» ya no frenan la protesta docente

“Vamos a respetar los protocolos por el coronavirus, pero si no tenemos respuesta vamos a seguir protestando”, porque en las asambleas y cortes de rutas realizados en toda la provincia los reclamos de los docentes misioneros que ahora se volcaron en un petitorio entregado al Gobierno provincial “fueron acompañados con lágrimas”, resumió Leandro Sánchez, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación de Misiones (UTEM), tras la reunión de este martes con el Consejo General de Educación (CGE).

La de los docentes de la provincia “es una situación difícil de transmitir, porque decir que no llegan al ingreso de la canasta básica no refleja la amargura” que viven cotidianamente por los bajos salarios y una realidad que resulta “desesperante”, le dijo el dirigente al programa Contala como quieras.  

También secretario adjunto de la CTA Autónoma Misiones, Sánchez destacó: “Que se hayan juntado cientos de docentes a lo largo de toda la provincia en días de fin de semana, en febrero, a discutir el salario, es un síntoma de que algo está pasando y no es, como a veces se dice, una posición política de los dirigentes. Lo que saca a la gente a la calle es la situación económica.”

“Celebramos que haya diálogo”, comentó, en reconocimiento a que a través del CGE el Gobierno provincial convocó a los trabajadores de la educación que, en forma independiente o agrupados en sindicatos que no formaron parte del acuerdo de actualización de haberes que cerró con un 20 por ciento en dos cuotas, estuvieron de paro durante toda la primera semana de reanudación del ciclo lectivo, antes de que se decidiera la suspensión de clases por la Emergencia Sanitaria y Epidemiológica.

Comentó al respecto que durante la reunión en el CGE el diputado nacional Ricardo Welbach admitió la justicia del reclamo docente, ya que él conocía la situación de trabajadores en ahogo extremo por el alto endeudamiento en que quedaron.

“Un docente que recién se inicia debería cobrar 23.000 pesos. ¿Cuántos días va a poder ir a la escuela después de pagar la comida para su familia, la luz, el agua, los servicios? Los docentes de la enseñanza secundaria, que muchas veces son profesores-taxi que tienen que ir dos horas a una escuela, otras dos a otra, y a la tarde lo mismo… Es un gasto importante y terminamos financiando lo que no alcanzamos a pagar con las tarjetas de crédito, con intereses mortales, y al paso de los meses quedamos endeudados en una forma tremenda”, dijo Sánchez.

«Aprietes» y descuentos por los paros

En la exposición, “aprovechamos para quejarnos por los aprietes que sufren los docentes por todos lados: pareciera que estamos en el Proceso, donde se elaboran las listas de los compañeros que protestan y se llega a que un compañero docente tiene que denunciar a los demás. Es denigrante”, consideró.

“Planteamos el problema de esos aprietes y algunos otros que se hacen de una manera mucho más brutal”, que consideró inadecuado hacer públicos a través de una radio, y “desde el Gobierno nos dijeron que nunca se bajó esa orden” de elaborar listas.

Sin embargo, lamentó que en el último Congreso de la Unión Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM, sindicato mayoritario en la tierra colorada), el gobernador haya advertido que se descontarían los días de paro: “Yo nunca vi que un sindicato preste su congreso para que un funcionario amenace a la gente del mismo gremio”, lamentó.

“Nos dijeron que los salarios se van a liquidar normalmente –agregó-, pero hasta que no haya un acuerdo firmado pueden ejecutar esa orden en cualquier momento, el mes que viene, en julio…

El reclamo principal de los docentes agrupados en UTEM, la Unión Docentes Nueva Argentina Misiones (UDNAM) y el Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL) es llevar el básico a 12.800 pesos. Es “un monto que supondría alterar las reglas que hasta ahora establecen el aporte de fondos del Ministerio nacional, pero nosotros necesitamos ir blanqueando la parte de nuestro salario que está en negro, porque eso afecta directamente los haberes de los jubilados, que en la provincia están atravesando una situación muy mala”, dijo Sánchez.

En ese sentido destacó la presencia en la delegación sindical de Alberto Holz, dirigente histórico de la agrupación de docentes jubilados misioneros Marea Blanca, quien «hizo un pedido para entrevistarse con el gobernador, porque los jubilados han ido al IPS (Instituto de Previsión Social) y allí les dijeron que las liquidaciones de sus haberes se elaboran de la manera que se hace por pedido del gobernador. Nosotros sabemos que eso no es cierto”, afirmó.

Las tratativas continuarán el próximo lunes (23), tal como se comprometieron las autoridades: “Nosotros vamos a buscar respuesta. Si no está, la nuestra va a ser contundente”, aseguró. El archivo de audio que acompaña esta nota reproduce la entrevista con Leandro Sánchez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *