Biósfera Yabotí

Las aguas bajan espesas

(El Paranaense) “La foto muestra lo mucho que resta hacer en gestión de cuencas”, advirtió Enrique Gandolla sobre la imagen del curso del arroyo Oveja Negra en el corazón de la Biósfera Yabotí capturada por el guardaparuqes Fabian Franco.

Gandolla, ingeniero en recursos hídricos e investigador e impulsor de la Red de Agua para el Desarrollo Rural, alertó sobre las consecuencia del desmonte y dijo que “lo que muestra esa foto es lo mucho que resta por hacer en materia de gestión ambiental de las cuencas: particularmente en las que abastecen de agua a muchas poblaciones;  y las que tienen áreas protegidas en su interior”.

El investigador, junto a un equipo de profesionales de la Universidad nacional de Misiones y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, trabaja para recuperar y conservar vertientes y arroyos de Misiones.

Los límites de la Reserva de Biósfera Yabotí, como los de casi todas las áreas protegidas de Misiones, no responden a un diseño en base a ecosistemas a proteger sino al catastro; se protegieron los lotes que concentraban la mayor superficie de selvas que mostraban una buena cobertura”, manifestó Gandolla al explicar por qué las aguas bajan rojas, cargadas de partículas sueltas del suelo (en áreas desmontadas) que se depositan en el fondo de una masa de agua. “No se tuvo en cuenta que esa área es drenada por una serie de arroyos que nacen aguas arriba del área protegida y que, por lo tanto, lo que sucediera en las tierras aguas arriba -drenadas por las nacientes de esos arroyos- afectaría al área protegida”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *