La ciencia huele y cata toda la información que oriente en el combate a la pandemia

Si se le quemaron las tostadas y apenas se enteró cuando la cocina quedó impregnada de humo, haga la consulta médica. Si vació el termo y el último mate le pareció tan rico como el primero, también: el Ministerio de Salud de la Nación ha incluido la pérdida del olfato y el gusto entre los síntomas sospechosos de infección con el nuevo coronavirus (SARS-CoV 2), y toda prevención vale en el control de la pandemia.

La ampliación de los criterios para considerar la sospecha de posibles infectados coincide con una iniciativa del Consorcio Global para la Investigación Quimiosensorial (GCCR, su sigla en inglés), que ante reportes de personas que dieron positivo en los testeos de Covid-19 sobre pérdida de esos dos sentidos reunió a unos 600 médicos, científicos y profesionales de distintas disciplinas de la salud de más de 40 países para estudiar cómo, cuándo y por qué sucede esto y qué información nueva puede arrojar sobre el SARS-CoV-2.

“Se sabe que los virus, como los que causan el resfrío y la gripe, son causantes de estos síntomas, y al comprobarse que también lo hace el causante de la Covid-19 surgió la necesidad de estudiar sus características: cuándo y cómo se produce, cuán frecuente es, cómo evoluciona”, le explicó a Contala como quieras Patricia Portillo Mazal, otorrinolaringóloga, integrante de los equipos del GCCR en la Argentina.

El Consorcio de profesionales elaboró una encuesta online, disponible en 20 idiomas, que se puede completar en el siguiente link: https://gcchemosensr.org/

Los datos allí volcados aportarán información clave para el conocimiento del nuevo coronavirus, cuyo comportamiento y características todavía son materia de estudio para la comunidad científica internacional.

Portillo recordó que el estudio comenzó al comprobarse que “en muchos países los pacientes reportaban pérdida repentina” del olfato y el gusto, y que “en muchos casos era el primer síntoma” en quienes serían confirmados portadores del SARS-CoV 2.

Patricia Portillo Mazal en La 99.3, el 27 de abril de 2020

“Hasta ahora la Organización Mundial de la Salud no había considerado estos síntomas entre los necesarios a tener en cuenta” para testear a posibles portadores del SARS-CoV 2, y por eso la recomendación del Ministerio de Salud argentino ahora “permite incluir a personas que estaban dentro del grupo de asintomáticos”, lo que aporta datos esenciales para conocer el desarrollo de la pandemia y, por ende, cómo combatirla.

Un dato fundamental a tener en cuenta “es que estas pérdidas de olfato y gusto no vengan acompañadas por moco, congestión y nariz tapada, lo que indicaría que esos síntomas responden a otras causas”, comentó Portillo, pero aclaró también que ante esos síntomas, “incluso sin ninguna dificultad respiratoria, la persona siga la indicación que adoptó el Ministerio de Salud: autoaislarse durante tres días, dar aviso a las autoridades sanitarias del distrito que corresponda y realizar el hisopado” para que se haga el testeo.

De cualquier manera, la médica señaló que “la encuesta está referida a todos los que han tenido recientemente algún problema respiratorio”, ya que el estudio del Consorcio internacional busca establecer “la relación de olfato y gusto con Covid-19 y con las otras infecciones respiratorias, para determinar diferencias y similitudes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *