«El montecito» de Villa Cabello no quiere intrusos

“Nosotros no estamos intrusando. Sabemos dónde estamos parados. Los que están intrusando son ustedes”, les dice genéricamente Laura Rodrigues a los autoproclamados dueños del “montecito de Villa Cabello”, una franja costera que hasta hace poco era de libre acceso al río y ahora está cercada y hasta custodiada por policías que no permiten a nadie el paso.

Artesana y editora de libros, vecina de la populosa zona oeste de Posadas, comprometida con la defensa ambiental, Laura le dijo a Contala como quieras que responsables del club náutico Pira Pyta han realizado quemas con el argumento de la limpieza del lugar, pero que en el sector  se ven “cada vez menos árboles. Están destruyendo uno de los pocos lugares que tenemos para poder disfrutar de la naturaleza, del río, el último que conserva sus características de costa natural en Posadas”, contó.

Laura Rodrigues en La 99.3, el 19 de noviembre de 2020

«El río también tiene alrededor su fauna, su flora, que se están perdiendo», lamentó la entrevistada.

“Éste es nuestro lugar, históricamente. No tenemos ningún fin de apropiación: simplemente lo queremos seguir disfrutando como la vinimos haciendo todos estos años. Necesitamos no sólo que no lo cerquen, como ya han hecho, sino que dejen de destruirlo”, reclamó.

 “El montecito” está ubicado en la franja costera delimitada transversalmente por las avenidas Kolping y Piró, correspondiente a las chacras 201 y 202 de Villa Cabello.

Los policías que en esta última semana impidieron el ingreso a quienes llegaban al lugar dicen cumplir órdenes de un juez (ver ¿Al Río? No…), y a la vez personas que reconocen trabajar para el club náutico (las mismas que admitieron las quemas de troncos y ramas) han tendido un cerco que llega hasta el río, en algunos sectores “incluso con alambre de púas”, detalló Laura.

Los vecinos, residentes de muchos otros barrios posadeños que en su lucha crearon en la red social Facebook el muro “Nuestro montecito de Villa Cabello” para sumar apoyos a la defensa de esa franja costera natural, también ponen en duda que el club náutico sea propietario de esas tierras.

De acuerdo con la información catastral a la que accedieron “hay dos parcelas, numeradas como 007 y 008. La primera es la que está sobre la costa, mientras que la otra, en la que hay una cancha de fútbol y donde la gente suele andar a caballo, sí pertenece al club. Ellos quieren quedarse también con la costa”, denunció Laura.

Esos mismos registros les indicaron que la franja costera es propiedad de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), pero hasta el momento nadie del organismo ha hecho pública ninguna definición sobre el tema. “Si la EBY no va a hacer en esa zona tratamiento costero o algún muro de contención, eso debería pasar al municipio y podría destinarse a parque público, por ejemplo. Lo que queremos es que se mantenga en estado natural”, aclaró.

A las movilizaciones en defensa del “montecito”, en las que “nos sorprendimos por la gran cantidad de gente de toda Posadas que se sumó, con apoyo de abogados ambientalistas y mensajes llegados desde todo el país”, los vecinos les han sumado presentaciones ante la Defensoría del Pueblo capitalina, ante la Municipalidad y ante el Ministerio de Ecología, contó Laura.

Este sábado la Feria Franca, por la mañana, y el parque Sarmiento, por la tarde, serán los lugares donde los defensores del “montecito” continuarán la campaña de adhesiones a su lucha, con junta de firmas en apoyo a un petitorio formal que será presentado ante las autoridades con competencia en la materia.

Laura Rodrigues lo dice claro: “No queremos dejar un lugar sin golpear las puertas, y que no sea así nomás que los privados lleguen y se apropien de la costa. Esto va más allá de este lugar. Estamos haciendo foco en esta situación, pero sabemos que toda la costa está privatizada: ya no tenemos acceso a ella. Y como gente de Posadas, de Misiones, que nos criamos sobre el río… ¿qué pasa que ya no nos podemos relacionar con el río?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *