El modelo es la concentración

“El modelo de comunicación del Gobierno nacional es lo que llaman ‘modelo alemán’, que en lugar de promover de diversidad de medios más bien propone grandes medios concentrados públicos y fundamentalmente privados”, explicó el coordinador de UnaM Transmedia, Hernán Cazzaniga, al reflexionar sobre los ajustes y despidos en los medios públicos nacionales como Radio Nacional, la Televisión Pública y canales como Paka Paka, Encuentro o DeporTV y en la Televisión Digital abierta (TDA).

Hernán Cazzaniga

En ese contexto y a la luz de las políticas que el Gobierno nacional promueve en materia de comunicación, Cazzaniga admitió en el programa “Contala como quieras” que también las radios y canales de televisión de las universidades públicas están afectadas por la quita presupuestaria.

“Lo que ocurrió a nivel nacional es que se borró el renglón del presupuesto para desarrollar los medios de comunicación y entonces la universidades son las que deben afrontar el desafió de mantener sus medios”, contó el también secretario de Extensión de la UNaM.

Los medios de comunicación universitarios vivieron un importante desarrollo a partir de la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que, como indicó Cazzaniga, “se desarrollaron como nunca antes al calor de políticas públicas que apuntaron a pensar la comunicación como un derecho, en ampliar la diversidad de medios en todo el país y de políticas públicas impulsadas por la Secretaría de Políticas Universitarias y a través del Consejo Interuniversitario Nacional. Eso dio lugar a un fuerte apoyo a las radios universitarias y a la creación de muchas radios en las viejas y nuevas universitarias”.

En el mismo sentido “se impuso el plan de fomento de los canales de telivisón universitaria”, que bien supo desarrollar la UNAM, ubicada entre las diez universidades que pusieron en marcha sus propia televisión. En el caso de la Televisión Universitaria de Misiones (TUM) “por suerte nos encuentra este momento bien pertrechados, hicimos las inversiones necesarias, tenemos el personal de base para seguir adelante. Estamos bien fruto de ese proceso, tenemos equipos de producción que nos permiten disponer de producciones propias de calidad y trabajamos, entre otros, con la Red Audiovisual Universitaria”, aunque el desafío en adelante “es sotenerlo con recursos propios”.

En línea con los recortes presupuestarios para los medios universitarios, Cazzaniga advirtió que “si bien el presupouesto de la universidad todavía es más o menos alto también sufre los vaivenes de la inflación”, mientras que aquellos programas que no dependen del presupuesto universatario pero que son financiados por programas del Minissterio de Educación de la Nación “estan sufriendo notables recortes sobre todo en investigación y proyectos de vinculación territorial de las universidades con la comunidad”.

Meritocracia y eficientismo

Consultado sobre el concepto de meritocracia aplicado al rendimiento académico del estudiantado universtario, Cazzaniga, que además es antropólogo social egresado de la UnaM, subrayó en primer lugar que “en los últimos años las estadísticas universitarias sobre inscriptos y certificados que se otorgan mostraron un resultado positivo”, y entonces reflexionó acerca de los contextos en los que se desenvuelven las unidades académicas y los resultados que se obtienen en consecuencia.

“Son procesos complejos y hay que tener en cuenta los contextos. Universidades como la de Misiones o del conourbano bonaerense o de provincias del norte argentino reciben a jóvenes que vienen de familias sin tradición universitaria e incluso familias con padres sin secundario completo, lo que plantea una desigualdad respecto de universidades como las de Buenos aires o Córdoba, donde los alumnos son segunda o tercera generación de universitarios. No es lo mismo un hogar lleno de libros y donde circulan ciertos saberes que donde no ocurre esto. La meroticracia es buena si el punto de paertida es el mismo, pero cuando el punto de partida es distinto la carrera es distinta y el rendimiento es distinto. Es entonces cuando la meritocracia reproduce desigualdades”, analizó.

Temporada 2018

Al cabo del diálogo en La 99.3, Cazzaniga contó que la FM UnaM y la TUM inicias la temporada 2018 en el mes de marzo. “Como desde que se creó la radio, hace 26 años, nuestro objetivo es reproducir información general y, sobretodo, valores cientificos, culturales y con una mirada sobre lo social. Con ese pérfil pensamos a nuestros medios como algo trasmedial y en esta convergencia trabajando en red con otras universidades y otras instituciones y siendo una pantalla de reproducción de producciones locales”.

La FM UnaM transmite en la frecuencia 98.7 en Posadas y Eldorado, mientras que la TUM transmite algunos de sus programas en canales de cable y canal 12 y cuenta con su propia señal en Gigared en Posadas y en la web transmedia.unam.edu.ar.

La entrevista completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *