Flybondi no despega

Voy en tren y no en avión

Los supersticiosos podrían adjudicar al martes 13 el retraso de casi 24 horas del vuelo FO5433 de Flybondi que debía partir el lunes 12 del aeropuerto de Puerto Iguazú al de Pajas Blancas, Córdoba, y desde la capital cordobesa a El Palomar en Buenos Aires. Sin embargo, la corta historia del servicio low cost de la empresa Flybondi ya tiene una larga lista de inconvenientes que van desde fallas técnicas, algunas graves, a conflictos por el uso de la pista de aterrizaje de El Palomar en Buenos Aires.

Para los observadores, “el derrotero de Flybondi empeora cada semana”. Lo que se visualiza como grave es la casi nula seguridad que puede ofrecer la empresa a los pasajeros, sea en la de garantizar horarios y frecuencias de los vuelos que comercializa como que al cabo alguno de esos vuelos no termine en una tragedia.

Por el retrasado el lunes último del vuelo FO5433 que debía partir desde Puerto Iguazú a Córdoba la empresa emitió un comunicado en el que expresa: “Queremos transmitir tranquilidad a nuestros pasajeros sobre las condiciones de seguridad bajo las que opera la empresa. Todas las personas que lo requirieron fueron trasladadas y hospedadas hasta la salida del nuevo vuelo, programado para este martes 13 por la tarde” y concluye: “Lamentamos las molestias ocasionadas”.

Por el retraso en Puerto Iguazú, que a su vez retrasó el de Pajas Blancas, las crónicas cuentan que cuando los empleados de la aerolínea low cost informaron a los pasajeros en Córdoba que iban a sufrir una demora. Enseguida llegó el trascendido: se habría caído un pedazo del motor del avión que estaban por tomar.

Desde Infonews se informó que la situación generó un nerviosismo tal entre los presentes en el aeropuerto que las quejas derivaron en insultos y de ahí el paso siguiente fue una gresca que terminó en golpes de puño y patadas de algunos pasajeros contra los empleados de la empresa.

Según los testimonios de quienes estaban allí, “hasta el lugar se acercaron tres policías que intentaron calmar la situación. Recién pudo bajarse la tensión cuando los empleados que estaban tras el mostrador fueron aislados para evitar nuevas agresiones”

Recién pasada la medianoche llegó hasta el lugar una furgoneta que trasladó a los afectados hasta un hotel. Les comunicaron que recién iban a viajar a las 10 de la mañana de este martes.

Reprogramaron 72 vuelos

El otorgamiento de rutas aéreas y la habilitación de los vuelos low cost en la Argentina fueron medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri casi de urgencia y sin que mediaran demasiadas explicaciones y mucho menos garantías de que las empresas que operarían esos servicios de vuelos económicos estaban en condiciones de ofrecerlos.

De hecho, los pasajeros de Flybondi ya pasaron por varias experiencias de frustración por retrasos o suspensiones de vuelos. A las complicaciones que originan esta nota el diario La Nación informó este lunes que, a la espera de que la Justicia le permita realizar más vuelos que los tres diarios que tiene actualmente autorizados en el aeropuerto de El Palomar, Flybondi tuvo que cancelar las rutas hacia y desde Corrientes y Jujuy al menos hasta el 28 de marzo próximo, cuando debería conocerse el dictamen sobre ese asunto.

Esas modificaciones traerán un problema importante para los usuarios, porque la empresa deberá reprogramar 72 vuelos que ya tenían pasajes vendidos, confirmó la compañía a La Nación.

Las personas afectadas tienen dos alternativas, según la empresa: optar por el reembolso del dinero o viajar luego de ese plazo. Esa última opción, sin embargo, puede complicarse, dado que la jueza Martina Forns, a cargo de la causa por la operación aerocomercial en esa terminal aérea, dio un paso al costado por “violencia moral”, según difundió  Iprofesional, por lo que la definición podría extenderse más allá del plazo original.

Vuelos sin equipajes

El 9 e febrero pasado un vuelo desde Bariloche a Córdoba arribó sin los equipajes de los pasajeros por problemas de sobrepeso en la aeronave. Las valijas fueron trasladas en un camión con todas las complicaciones que ello acarrea al viajero.

La compañía que conduce Richard Gluzman, ex socio del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, comenzó sus servicios con una sola aeronave, saturó su agenda de vuelos y no puede cumplir, las fallas técnicas retrasan partidas y arribos y hasta obligaron a un aterrizaje de emergencia en su vuelo inaugural.

Flybondi no despega y lo barato puede salir muy caro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *