Pymes de Misiones, dispuestas a poner los ladrillos

“Hace dos semanas terminé de pagar un camión con un crédito que se dio a tasa muy baja en 2014 o 2015, y a esta altura se hace imposible moverlo por la falta de obras y por el alto costo del combustible”, lamentó Gustavo Gileno, pequeño empresario de la construcción de El Soberbio, esperanzado sin embargo en que la moratoria para las pymes del sector que arrastran deudas impositivas o previsionales y los programas oficiales de reactivación con apoyo crediticio empujen nuevamente la actividad.

“Para los que desde 2017 venimos golpeándonos la cabeza contra el piso se hace muy complicado retomar una actividad plena, ya que la mayoría de las pymes constructoras estamos con embargos o inhibiciones por cheques rechazados”, le dijo Gileno al programa Contala como quieras en una entrevista que repasó la situación de esa rama industrial en la provincia.

Los datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC) son contundentes: “En noviembre de 2015 en Misiones había 520 empresas, contra 446 en noviembre de 2019: se perdieron 74 empresas. En el mismo lapso, los puestos de trabajo directo generados por la industria pasaron de 12.800 a 7.400, y hoy tenemos 6.600: más de seis mil puestos de trabajo perdidos en poco más de cuatro años”, reseñó.

Y comentó que en su caso particular, “una empresa relativamente chica, con poca influencia, porque siempre en el interior tenemos menos acceso a la obra pública, llegamos a tener 70 empleados en forma directa y pasamos a no tener absolutamente nada”.

“La tragedia en la construcción refleja la tragedia en el país”, definió, y “las obras viales en Misiones dan muestra clara: esas obras no sólo mueven máquinas sino mucho empleo, mucho movimiento en los comercios… Las nóminas de las empresas no bajan de cien empleados, más los subcontratados y toda la actividad que se genera alrededor, que influye sobre las economías regionales”.

Gileno hizo hincapié en el reclamo a las autoridades nacionales para que las pymes constructoras de la provincia sean tenidas en cuenta en la anunciada reanudación de las obras de infraestructura: “Las grandes empresas que se encargan de esas obras, que mueven grandes montos, en general subcontratan las obras menores. Nosotros pedimos que se desdoblen esas obras menores y las pymes constructoras de Misiones tengamos la posibilidad de licitarlas en forma directa”, dijo.

Gustavo Gileno en La 99.3, el 20 de mayo de 2020

En ese sentido expresó sus expectativas de que la implementación del programa Argentina Construye, que cuenta entre sus principales apoyos con el relanzamiento de los créditos hipotecarios Procrear, empiece a abrir canales para la reactivación de la actividad.

Y destacó la extensión hasta fin de año de los planes de pago para empresas constructoras que hayan incurrido en infracciones o arrastren deudas, que a través de la resolución 33/2020 del IERIC publicada en el Boletín Oficial determinó otorgar esas facilidades “teniendo en consideración la situación económica por la que transcurre el país y la industria de la construcción en particular”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *