jueves, junio 20, 2024
EntrevistasPrincipales

Caminando bajo la lluvia

«En una noche histórica, la docencia vuelve a dar el ejemplo, dignidad y de valentía. Bajo la lluvia caminamos, sobre la avenida libertad de la ciudad de Jardín América, docentes de Santo Pipó, Colonia Polana, Puerto Leoni, Jardín América, Gisela y Urquiza para pedir un salario digno, para que el señor gobernador de la Provincia de Misiones escuche nuestros reclamos, nuestro clamor. Hemos tocado fondo». Así se expresaban los educadores de esa zona de Misiones tras una movilización que se realizó el viernes 3 de mayo en reclamo de recomposición salarial.

Los docentes de Jardín América ya se habían autoconvocado el martes 30 de abril, encabezados por los directores de las escuelas de esa ciudad y colonias vecinas, como relató en el programa Contala como quieras, en La 99.3, el maestro de escuela primaria y artista plástico Alfredo Rodas.

Alfredo Rodas en La 99.3 el 2 de mayo de 2024

«El día martes fue una convocatoria importante, nos unió el reclamo de un salario digno y con esa consigna un grupo de directores de Jardín América y de colonias de zonas aledañas fueron los encargados de motivar y liderar esta marcha que se realizó a partir de las 18», relató Rodas.

Alfredo Rodas

El mismo Rodas subrayó que la dirigencia de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM) «se llamó a silencio y por eso nos autoconvocamos para solicitar se abra nuevamente una mesa de negociación salarial porque últimamente tuvimos un incremento en el básico del 5% que es una verdadera vergüenza. Pedimos que el gobernador nuevamente llame a mesa salarial y convoque a los sindicatos respectivos para poder negociar un incremento que impacte realmente en nuestro bolsillo, porque el docente con un solo turno está viviendo una vida de miseria. Caímos en la línea de pobreza, no podemos cubrir ni siquiera los gastos de los costos fijos de nuestro mes a mes, de la luz, el agua, la alimentación, el traslado, o sea, si tenemos que sumar todas esas boletas juntas nosotros terminamos debiendo más de lo que cobramos».

Tras la movilización del viernes 3 de mayo, los docentes remarcaron que «hemos demostrado que con unidad somos invencibles, que nada nos detendrá hasta lograr cobrar lo que nuestro trabajo amerita. Hicimos docencia en las calles, de manera pacífica, de forma ejemplar, con altura, no daremos clase hasta que nos paguen lo que se nos deben y nos aumenten el 100%».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *