En Posadas

Trabajadores del plástico resisten flexibilización laboral

Los trabajadores de Industrias Plásticas Posadas (IPP) se declararon en estado de asamblea tras una presentación de la empresa del proceso preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo en la que propone una reducción horaria del 50 por ciento con la disminución en igual porcentaje de los salarios.

La presentación de IPP se realizó el 25 de julio último e inmediatamente los trabajadores, fundamentalmente los de la Unión de Obreros y Empleados del Plástico, iniciaron acciones para evitar lo que entienden “busca avanzar con despidos”, según explicó en el programa Contala como quieras el secretario general de ese gremio Diego Guerrero.

“La asamblea, que fundamentalmente fue convocada por el sindicato del Plástico, fue buena y próspera porque la empresa aceptó flexibilizar su postura para no afectar el salario”, contó Guerrero al finalizar la convocatoria de la que “también participaron los representantes de Comercio y Gráficos, que por primera vez estuvieron para defender a sus afiliados”, aunque “nunca llegó el veedor del Ministerio lo que muestra que no les interesa lo que pasa a los trabajadores”. La asamblea estuvo acordada con la presencia de los trabajadores,

Este viernes se realizará otra asamblea para terminar de cerrar un acuerdo, comento el secretario general del Plástico, quien en diálogo con La 99.3 había adelantado que se oponían a las medidas de las empresa “porque, aunque el país está en crisis, en la empresa hay trabajo”, a pesar de que “presentaron un balance que dice que tienen pérdidas, pero nosotros sabemos que hay trabajo y creemos que estas decisiones no son buenas porque hay deslealtad hacia los trabajadores”.

Los 120 trabajadores de IPP están encuadrados en los sindicatos del Plástico, de Comercio y Gráficos. Los Plásticos, que en principio serían los más perjudicados con la preventiva de crisis, “no avalamos ninguna de las situaciones que propone la empresa y no vamos a dejar que se siga adelante”, explicó Guerrero quien también aseguró que “desde el Gobierno tampoco se ofrece una salida para evitar las reducciones horarias y de salarios y los posibles despidos”.

“Yo opino que hay que consesuar con los trabajadores a ver qué se hace, pero hay que mantener la fuente de trabajo y conservar el salario. Estamos dispuestos a acompañar a la empresa, pero no en estas condiciones”, subrayó el sindicalista, al tiempo que lamentó que èl Centro de Empleados de Comercio y la Unión Gráfica Misionera no hayan asumido la defensa de sus afiliados mucho antes”, aunque “fue muy bueno que hayan participado de la asamblea”.

Sobre las respuestas del Ministerio de Trabajo, Guerrero contó que “dejó mucho que desear porque hizo un relevamiento en general de la empresa pero a puertas cerradas y sin presencia de los gremios”.

Tras destacar el acompañamiento de la Multisectorial 21F Misiones, Guerrero aclaró que IPP es el nombre de fantasía de la empresa IPPflex, donde unos 35 trabajadores responden al gremio plástico, la mayoría a Gráficos y los otros a Comercio. Los salarios promedio de los plásticos es de entre 18 y 20 mil pesos, según la antiguedad.

Diálogo con Diego Guerrero, secretario general del Sindicato del Plástico:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *