Rafecas paga caro desestimar a Nisman

Por | 16 de febrero de 2018

El juez que sostuvo que no hubo delito por parte de CFK en la firma del memorándum con Irán fue denunciado por Elisa Carrió y ahora avanza su juicio político, con dictamen acusatorio del radical Angel Rozas. La vía política de Macri para controlar la Justicia.

El Gobierno mueve las fichas para una nueva intromisión en el Poder Judicial y ya tiene un dictamen acusatorio contra el juez federal Daniel Rafecas. El caso es grave, ya que se busca separar a un juez por haber desestimado la denuncia del fallecido fiscal Natalio Alberto Nisman, decisión que no es del agrado del Gobierno ni del grupo Clarín.

La fecha para este movimiento es el 22 de febrero, cuando se reunirá la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura. El punto 5 del orden del día es el dictamen del radical Angel Rozas, que pide la suspensión y remoción de Rafecas.

La denuncia contra Rafecas la radicó Elisa Carrió. El motivo, la desestimación de la incoherente denuncia del fiscal Natalio Alberto Nisman contra CFK, Héctor Timerman y otros por un supuesto encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA con la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán en 2013.

Al desestimar la acusación de Nisman, el juez Rafecas sostuvo que no había ningún delito que investigar, que la Comisión por la Verdad que planteaba el Memorandum con Irán nunca se conformó, que tampoco se alteraron las alertas rojas, que el propio ex jefe de Interpol Ronald Noble desmentía la acusación y que, a su vez, Nisman tenía en su despacho un dictamen que decía todo lo contrario al que presentó judicialmente e hizo público en TN.

La decisión de Rafecas fue ratificada por la Cámara Federal y el fiscal de Casación Javier De Luca tampoco encontró delito alguno en los plumazos de Nisman. Ante el pedido de reapertura de la causa Rafecas repitió que no había delito, lo volvió a ratificar la Cámara e incluso el fiscal De Luca manifestó lo mismo. El fallo de Rafecas recibió además el apoyo de los juristas más prestigiosos del país.

Rafecas ya compareció ante el Consejo de la Magistratura el pasado 7 de diciembre. “Haría lo mismo porque no había delito”, afirmó ante las preguntas de los consejeros. Les recordó, además, que tomó decisiones similares en causas contra Macri, Gabriela Michetti y Carrió. Algunos consejeros cercanos al Gobierno lo escucharon y comenzaron a dudar de quedar pegados a esta operación. Rafecas es un juez que el Gobierno no controla y lo quieren fuera de Comodoro Py.

Cuentan con un aliado poderoso: Héctor Magnetto, comandante del Grupo Clarin, no le perdona que planteara que el despojo de Papel Prensa era un crimen de lesa humanidad. Con todos estos ingredientes arriba de la mesa, el caso Rafecas también genera divisiones dentro del propio oficialismo. Tras su defensa, algunos consejeros que responden a la Casa Rosada circularon el rumor de que había un dictamen que, como ahora, proponía su remoción, pero nunca lo incluyeron en el temario de la Comisión de Acusación y Disciplina. Ahora sí.

Leer más:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *