Puerto Iguazú bloquea la entrada de emergencia

Desde primera hora de este miércoles una resolución del municipio de Puerto Iguazú dejó prohibido el ingreso a la ciudad de personas de cualquier nacionalidad provenientes de Foz do Iguazu, y un camión de gran porte atravesado sobre la Ruta 12, cerca de la cabecera argentina del puente internacional Tancredo Neves, les impidió a los repatriados procedentes de Brasil traspasar esa barrera.

Ese cuadro de extrema tensión, con argentinos de todo el país que intentan regresar a sus hogares y quedan retenidos en una situación de incertidumbre y ansiedad agravada por la precariedad de las condiciones en que deben sobrellevarla, reflejó durante todo el día un choque de criterios entre las disposiciones del municipio para prevenirse de los riesgos de la pandemia de coronavirus y los derechos constitucionales que el Estado nacional debe garantizar a todos sus ciudadanos.

Desde la mañana temprano de este miércoles un vallado de Gendarmería Nacional le impedía a la prensa acercarse al corte implementado por vecinos iguazuenses que respaldan la decisión del municipio, le contó a Contala como quieras el periodista Sergio Martins.

El conflicto empezó a revelarse la semana pasada: desde entonces miles de argentinos que vacacionaban en Brasil o que regresaban al país desde Europa vía Río de Janeiro o San Pablo (con vuelos improvisados para el retorno por haberse cancelado los arribos a Ezeiza) y que por carretera llegaron a Foz do Iguazu empezaron a concentrarse en el paso fronterizo.

Así se aplicó un plan de contingencia con campamentos que primero se montaron en el Polideportivo Municipal y después en la cabecera del puente, con asistencia de agentes de salud que controlaban la temperatura corporal de los viajeros, bajo vigilancia policial.

Hasta el martes de esta semana, mediante la contratación privada de combis o micros, a través de otros ómnibus provistos por el Gobierno misionero (en este caso, gratuitos para los pasajeros) o mediante vuelos especialmente dispuestos para esa situación por Aerolíneas Argentinas, esos grupos lograron reencaminarse hacia sus destinos.

“El martes tres aviones de Aerolíneas partieron desde el aeropuerto local en esos vuelos de retorno”, le confirmo Martins al programa de La 99.3.

Aunque en todos los casos los repatriados fueron sometidos al control sanitario y firmaron la declaración jurada en la que se comprometen a someterse al aislamiento obligatorio una vez regresados a sus destinos, vecinos de Iguazú argumentan que muchos de ellos circularon por la ciudad antes de embarcarse y así sometieron a la población local a un riesgo mayúsculo.

Incluso, señalan los iguazuenses, muchos de esos viajeros regresaban de lugares de Europa, Asia o Norteamérica considerados de alto riesgo. En respuesta a esos reclamos, el intendente Claudio Filippa firmó la resolución, que lleva el número 291/2020 y tuvo el respaldo de los siete integrantes del Concejo Deliberante local y de todos los miembros del Ejecutivo municipal, según aseguró el jefe comunal en un video que circuló entre la población local.

Hasta la tarde de este miércoles seguía el arribo de viajeros procedentes de Foz y la situación seguía sin resolverse, con el consecuente aumento de la tensión.El archivo de audio que acompaña esta nota reproduce el relato de Sergio Martins sobre la situación fronteriza en la mañana del miércoles.

Sergio Martins en La 99.3 el 25 de marzo de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *